Tecnología
Martes 17 de Octubre de 2017

Dos robots gigantes se enfrentan en un megacombate que se seguirá por internet

Como si fuese una pelea de Transformers, el MegaBots Eagle Prime de Estados Unidos enfrentará al japonés Suidobashi Kuratas.

Este martes dos robots gigantes se medirán en un combate como no se ha visto nunca en la historia. la pelea se podrá ver en directo por Internet.
El MegaBots Eagle Prime de Estados Unidos se enfrentará contra el japonés Suidobashi Kuratas en una contienda que podrá ser seguido en streaming a través del canal de Twitch, el servicio de streaming de partidas de videojuegos de Amazon. El duelo se podrá ver esta noche a las 23 (hora de la Argentina).

MegaBots es una empresa de Estados Unidos que trabajó por muchos años en una tecnología revolucionaria: un robot al estilo de los Transformers capaz de afrontar desafíos de fuerza y destrucción. Fue en 2015 cuando sus responsables decidieron poner a prueba su poderío y que mejor que retar a la única empresa capaz de hacerles frente: Suidobashi.
robot1.jpg
Los japoneses respondieron con un video de YouTube y dieron una demostración de sus capacidades y aceptaron el reto. Lo visto solo en películas y videojuegos se concretó en un reto real donde solo podrá salir airoso un robot.

El MegaBots Eagle Prime es un titán de 5,5 toneladas y 4,5 metros de altura capaz de disparar bolas de pintura de 1,3 kilos a 200 kilómetros por hora. Mientras que Suidobashi Kuratas con sus 4 toneladas de metal y 4 metros de altura se mueve sobre pequeñas ruedas para disparar sus dos ametralladoras que lanzan 6 mil proyectiles de airsoft por minuto junto a un cañón de agua que percuta proyectiles blandos pero pesados.

Pese a la diferencia de peso y tamaño, Kuratas es avezado. Los encargados de Suidobashi adelantaron que quieren llevar la pelea a una prueba de fuerza cuerpo a cuerpo. De eso se encargarán los dos pilotos de cada uno de los robots que estarán a bordo controlando los movimientos.
robot2.jpg
En streaming

El sitio "Xataka" explicó que la pelea entre los robots se realizó a finales de setiembre en una fábrica abandonada de Japón. Solo estuvieron presentes los robots, sus pilotos y un par de comentaristas. El motivo de transmitir la pelea en diferido fue el formato de la lucha.

La pelea constará de varias rondas de combate. Cada equipo tuvo la oportunidad de reparar a su robot al término de cada ronda -trabajo que llegó a tardar varios días en cada caso. Se optó por ofrecer una transmisión grabada para que la misma tenga mayor dinamismo y ser visualmente más atractiva.

El ganador sería el robot que consiga el mayor número de knock-outs. En cada ronda, los robots tenían como objetivo debilitar a su oponente con sus armas hasta dejaron inoperativo. Al ser una fórmula de entretenimiento, las armas fueron modificadas para no cortar el metal ni dañar al piloto.

Comentarios