Secciones
Italia

"Devastación total": dos muertos y el 80% de Venecia bajo agua por la histórica marea alta

Fruto de una oleada de mal tiempo y fuertes ráfagas de viento, la inundación hizo estragos en hoteles, museos y edificios de la ciudad italiana.

Miércoles 13 de Noviembre de 2019

Imágenes apocalípticas, daños incalculables y una situación dramática vive hoy Venecia. La ciudad de las góndolas, una de las más fascinantes del mundo, se encuentra sumergida por un "acqua alta" (marea alta) excepcional, que superó anoche los 187 centímetros, invadió la Basílica de San Marcos y el resto del centro histórico.

Fruto de una oleada de mal tiempo y fuertes ráfagas de viento, la inundación hizo estragos en hoteles, museos y demás edificios de la ciudad de la laguna y causó dos muertos. Se trata de una inundación récord, la más alta desde 1966, cuando el agua alcanzó los 194 centímetros."Esto es un desastre, 187 centímetros quiere decir siete centímetros menos que en 1966, es decir, algo extraordinario", dijo el alcalde de Venecia, Lugi Brugnaro, que invitó a todos los ciudadanos a fotografiar los daños y enviar la documentación a la comuna.

vene 13.jpg

Al margen de decretar el cierre de todas las escuelas, Brugnaro reclamó ayuda al gobierno: "No podemos estar siempre solos y ahora tenemos que hacer funcionar este Mose", reclamó. Aludió, así, a la costosísima y faraónica obra de ingeniería con diques aún inconclusa -llamada Mose-, cuyo fin es proteger a Venecia, ciudad construida sobre diversas islas de una laguna, desde siempre bajo amenaza de las altas mareas. Visitada por millones de turistas y una de las joyas de Italia, las habituales pasarelas o las botas altas de goma ya no servían a turistas y vecinos para hacerle frente el recurrente fenómeno del "acqua alta".

El primer ministro, Giuseppe Conte, que manifestó su cercanía a los venecianos en estas horas dramáticas, anunció que visitará esta tarde la ciudad para evaluar los daños.

"Tenemos frente a nosotros una devastación apocalíptica y total y no exagero con las palabras: el 80% de la ciudad está debajo del agua con daños inimaginables, espantosos", advirtió el presidente de la región del Veneto, Luca Zaia.

vene 11.jpg

Si bien la marea había bajado un poco con respecto al pico de 187 centímetros de anoche, se mantenía por la mañana alta, a alrededor de 150 centímetros, según informó el Centro Mareas de la Comuna de Venecia, cuya central telefónica resultó, como muchas otras, dañada por el agua. Las imágenes que se veían en las redes sociales reflejaban la magnitud del desastre, con hoteles de renombre ubicados sobre el Canal Grande devastados, embarcaderos destruidos, lanchas arrojadas por el viento sobre el pavimento y góndolas destruidas por ráfagas de 100 kilómetros por hora. Los bomberos seguían recibiendo llamados de personas, muchas ancianas y discapacitadas, atrapadas en sus casas.

Basílica de San Marcos

" Venecia está de rodillas. La Basílica de San Marcos ha sufrido graves daños, como toda la ciudad y las islas", tuiteó el alcalde, Brugnaro, que junto al Patriarca (arzobispo) de Venecia, Francesco Moraglia, salió a contabilizar los daños y a darle apoyo a los vecinos "para superar jornadas que nos están poniendo a dura prueba".

vene 5.jpg

Salvo Nastasi, secretario general del ministerio de Bienes Culturales, que puso en marcha una unidad de crisis para enfrentar la emergencia, aseguró que, al momento, es "imposible" cuantificar los daños sufridos por el patrimonio artístico de Venecia y, en especial, por la Basílica de San Marcos.

"Estuvimos a un soplido del Apocalipsis, a un pelo del desastre", aseguró Pierpaolo Campostrini, procurador de la Basílica, que contó que la marea de anoche, luego de superar los 165 centímetros, inundó la cripta de la Iglesia, algo que pudo significar un derrumbe. "Lo peligroso es que el agua pudo haber dado problemas de estabilidad a las columnas que sostienen la basílica", explicó.

vene 9.jpg

Dos muertos

Aunque lo peor fue en sitios no tan conocidos por los turistas, como la isla de Pellestrina, que se encuentra frente al mar y que ya había sido devastada en 1966, que se encuentra totalmente inundada. Fue allí que un anciano de 78 años murió fulminado por un corto circuito y otra persona falleció por causas naturales.

Durante una noche de pesadilla, entre otros incidentes hubo un principio de incendio en el museo de arte moderno y oriental de Ca' Pesaro. Muchos hoteles se vieron inundados, incluso los de lujo, como el Hotel Gritti, que suele alojar a jefes de Estado, frente al Canal Grande, donde el agua entró como cascada, según testigos.

Fuente: La Nación.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario