El Mundo
Sábado 14 de Abril de 2018

Consejo de Seguridad de la ONU se reúne por Siria

El ataque militar lanzado por Estados Unidos, Francia y Gran Bretaña encendió las alarmas mundiales.

El Consejo de Seguridad de la ONU se reunirá este sábado a pedido de Rusia para tratar la operación militar lanzada por Estados Unidos, Francia y Gran Bretaña en Siria en respuesta a los supuestos ataques con armas químicas. La reunión comenzará a las 11:00 locales (15:00 GMT).

Objetivos seleccionados

Según la agencia estatal siria Sana, fue atacado un centro de investigación en la localidad de Barsah, al norte de la capital, Damasco. Los misiles también alcanzaron un depósito del Ejército en la región de Homs. Tras el inicio del ataque en la capital siria, se oyeron fuertes explosiones, informaron algunos de sus habitantes. La televisión estatal mostró imágenes de ciudadanos saliendo a las calles de Damasco para apoyar al Gobierno.

Al Assad se mostró desafiante en su primera reacción y aseguró que "la agresión sólo aumentará la determinación de Siria y del pueblo sirio para seguir luchando y pulverizando al terrorismo en cada rincón del país". "Una vez más, Estados Unidos y el eje de apoyo al terrorismo demuestran que violan el derecho internacional del que hablan vanagloriándose en Naciones Unidas", afirmó la agencia Sana.


Acusaciones de Rusia

Rusia amenazó con consecuencias y su presidente, Vladimir Putin, condenó "con dureza el ataque contra Siria, donde soldados rusos ayudan al Gobierno legítimo en la guerra contra el terrorismo". "Con sus acciones, Estados Unidos está exacerbando la catástrofe humanitaria en Siria y llevando el sufrimiento a los civiles", dijo el mandatario, que advirtió que esa actuación provocará "una nueva ola de refugiados de ese país y de toda la región".

Putin acusó además a Washington, París y Londres de utilizar un ataque químico falso para justificar su agresión, en referencia al supuesto ataque de la semana pasada contra Duma, del que Trump y sus aliados responsabilizan al Gobierno sirio.

También el líder supremo iraní, el ayatolá Ali Jamenei, condenó el ataque y llamó "criminales" a los líderes de los países que los llevaron a cabo. Teherán considera que la acción viola la legalidad internacional y condena que se usaran acusaciones no probadas del uso de armas químicas como excusa.

Ataque "proporcionado y selectivo"

La primera ministra británica, Theresa May, afirmó, sin embargo, que los ataques fueron "correctos y legales" y calificó de "absurdas" las acusaciones de Rusia de que su país intervino en un montaje sobre el ataque químico a Duma. El presidente francés, Emmanuel Macron, advirtió que no se puede tolerar el uso de armas químicas. Suponen un peligro para la población siria y "nuestra seguridad común", aseguró. Su ministro de Exteriores, Jean-Yves Le Drian, aseguró que fue un ataque "proporcionado y selectivo" y pidio un "plan para salir de la crisis" en Siria. "Estamos dispuestos a partir de ahora a trabajar con todos los países que quieran contribuir a ello", dijo.