Violencia de Género
Lunes 14 de Noviembre de 2016

La mujer asesinada en Tala contó su miedo el viernes en la escuela de sus hijos

El director de la escuela N° 57 confirmó que Ana Barbelli habló en el taller de sensibilización al que concurrieron muy pocos padres.

El viernes por la tarde, Ana Barbelli, la mujer asesinada por su marido hoy a la mañana, pidió la palabra en el taller de sensibilización sobre la Violencia de Género, que organizó la escuela N° 57 y contó su historia frente a unas 20 madres, dos padres, los profesores y profesoras, el juez de paz, la secretaria del juez y una psicóloga.

UNO confirmó que la mujer reclamó por los celos de su marido que se habían vuelto insoportables.

Luis Boggián, el Juez de Paz de Rosario del Tala y la psicóloga que participó en la charla, analizaron con el director de la escuela, Jorge Vittori y las maestras, que había que buscar una solución "urgente" a la violencia que sufría Ana.

El Juez de Paz confirmó hoy a UNO que las denuncias por Violencia de Género se tienen que realizar en la ficalía de turno.


"Era una mujer muy responsable", explicó a UNO el director de la escuela N°57 a donde concurren los dos hijos más chicos. La pareja tuvo siete hijos en total.


Ana tenía 39 años y desde los 13 que estaba en pareja con el que hoy se convirtió en su asesino.


Embed



El taller de sensibilización en Paraná

El domingo Alfredo Hoffman, periodista de Diario UNO de Entre Ríos, escribió su columna de opinión titulada "Abandonar la Cabecera" en donde describió uno de los talleres de sensibilización que se realizó en Paraná.


"Las familias llevaron a sus hijos e hijas a la escuela y una minoría se quedó a participar de la reunión, sin mayores datos sobre cuál sería su contenido. Quienes se quedaron eran casi todas madres. Más de 20 mujeres y un varón", redactó. "Las familias llevaron a sus hijos e hijas a la escuela y una minoría se quedó a participar de la reunión, sin mayores datos sobre cuál sería su contenido. Quienes se quedaron eran casi todas madres. Más de 20 mujeres y un varón", redactó.

En el mismo taller pero en en el égido Segundo Cuartel de Tala, Ana se encontraba entre las madres, y contó su historia que sorprendió a todos.

Por lo que se vio hoy el asombro no alcanzó para activar los resortes del estado que, una vez más, tardaron en funcionar.

Comentarios