Educación
Viernes 02 de Marzo de 2018

Salud y educación para todos

Hace poco días leí un posteo muy interesante en las redes sociales que se refería a la atención de extranjeros en los hospitales públicos argentinos. "Si un extranjero se atiende en un hospital público la derecha se espanta por el costo fiscal. Pero si compran Lebacs, se pasan a dólares y los giran a sus países de origen nadie dice nada". Otro también que me pareció muy atinado decía: "Los extranjeros que le roban a los argentinos son los banqueros de la JP Morgan, no los bolivianos que se atienden en el Hospital Fernández". Esto último lo escribió el diputado por Unidad Ciudadana en CABA, Leandro Santoro.
El sito web Chequeado.com publicó en su página que "en Jujuy y el resto del país, los extranjeros que utilizan el sistema público de salud representan un porcentaje bajo". De esta forma se echa por tierra toda una catarata de mentiras que lo único que busca es la privatización de un sistema de salud pública que, bueno o malo, es gratuito.
Según cifras oficiales analizadas por Chequeado del anuario estadístico hospitalario de Jujuy de 2016 (último dato disponible), "ese año hubo 47.000 egresos hospitalarios, es decir personas que se internaron en los hospitales públicos de la provincia norteña, de los cuales solo 132 fueron personas que tenían residencia en otro país. Esto es el 0,3% del total, y se asemeja al porcentaje de extranjeros que se internaron en 2015 (0,4%)". El mismo sitio sostiene que "en 2011, de acuerdo con una investigación de la Universidad ISalud y el Ministerio de Salud de Jujuy, se demostró que sobre una muestra de 1.830 planillas diarias donde se constató nacionalidad en los hospitales de Palpalá, San Pedro, Tilcara y El Carmen, solo el 1,7% corresponde a ciudadanos extranjeros, en su mayoría de origen boliviano con residencia estable".
Otro debate distorsivo que se dio esta semana fue sobre los estudiantes extranjeros que llegan a la Argentina a usufructuar la educación pública. El exministro de Educación Alberto Sileoni negó que la cantidad de estudiantes extranjeros en las universidades públicas pueda afectar el presupuesto educativo y sostuvo que la iniciativa del Gobierno para limitarles el ingreso a esas casas de estudio es "un falso debate" y "una discusión distractiva" para tapar la crisis económica que atraviesa el país. Para sostener su postura, el exfuncionario precisó que "de los casi 2 millones de estudiantes de todas las universidades públicas del país, 38.000 son extranjeros", es decir menos del 2%.
Queda claro que el problema no está en los hermanos latinoamericanos que vienen a estudiar o atenderse, sino en otro lado. Se podría pensar que los que sangran al país son muchas veces los que más tienen. Un botón muchas veces sirve de muestra: en 2017 Argentina pagó intereses por Lebacs que equivalen a 110 hospitales públicos o para ser más gráfico por el valor de más de 528 escuelas públicas, 4.547 jardines de infantes y 24 veces el presupuesto anual del Conicet, según datos de diarios especializados en economía.

Comentarios