Secciones
Coronavirus

Entrerrianos en Tierra del Fuego cuentan la experiencia de estar en cuarentena

Es la primera provincia que se aisló para frenar el avance del coronavirus. En Ushuaia hay dos casos confirmados y tres que están en estudio.

Martes 17 de Marzo de 2020

Tierra del Fuego es la primera provincia argentina que declaró la cuarentena en todo su territorio ante el avance del coronavirus: en Ushuaia hay dos casos confirmados, que corresponden a una mujer que viajó a España y a su hijo, los cuales se encuentran aislados y asistidos en su domicilio; pero además hay tres casos en estudio a la espera de los resultados del instituto Malbrán, en Buenos Aires; y hay uno sospechoso en Río Grande.

Embed

La medida rige desde el lunes, tanto para los habitantes de la isla como para los turistas que están de paso, tal como lo dispuso a través del Decreto Nº 468/20 el gobernador, Gustavo Melella, obligando a suspender “la realización de toda actividad industrial, comercial, recreativa y deportiva tanto pública como privada”, así como también “toda actividad turística”, entre otros puntos.

En la que hasta hace poco fue la ciudad más austral del mundo –título que le fue disputado por la localidad de Puerto Williams, en Chile–, vive un puñado de entrerrianos, quienes en la actualidad deben cumplir con la disposición gubernamental y quedarse en sus casas en lo posible. No es el caso de Verónica Escobar, oriunda de Diamante, quien tras vivir varios años en Paraná decidió mudarse a Ushuaia hace tres años y medio, ya que trabaja en una compañía de medicina laboral que debe garantizar la prestación a sus usuarios aún en tiempos de cuarentena. “La empresa donde estoy trabaja mucho con empresas privadas y del Estado y se están brindando capacitaciones, y se está garantizando la atención a personas que tienen tratamientos crónicos”, explicó a UNO.

Ayer por la mañana, con 10° de temperatura, fue a su trabajo y destacó el cumplimiento de la norma por parte de la gente. Sobre este punto, señaló: “La cuarentena no solo es para grupos de riesgo, sino para todos los que vivimos acá y para los turistas, que tienen que quedarse en el hotel.

“No hay nadie en la calle. Está todo cerrado, lo único que está abierto son los supermercados y la farmacia; y hay algunos almacenes abiertos, pero puede ingresar una persona a la vez. Hay horarios para el supermercado y puede salir solamente una persona del grupo familiar. Eso está en el decreto y la gente está cumpliendo”, dijo, en referencia a la disposición que determina que “las familias deberán designar un responsable para realizar las salidas de compra de alimentos, medicamentos y cuestiones de primera necesidad”.

Si bien todavía operan vuelos de cabotaje en el aeropuerto internacional Malvinas Argentinas con rigurosos controles de temperatura de los pasajeros y demás, el único cruce terrestre es por Chile y permanece restringido, al igual que el puerto marítimo. “El 90% de los turistas son extranjeros y la provincia vive prácticamente de eso, entonces fue un golpe muy fuerte y hay mucha incertidumbre, porque hay servicios que están vendidos para la temporada de invierno. Pero están siendo implacables con la medida, sobre todo teniendo en cuenta que estamos en una isla y que no tenemos muchos recursos en el caso de que esto se propague más. Estar aislados del continente también es un tema, porque no hay una estructura que pueda sostener eso, así que la mayoría está de acuerdo con la cuarentena total”, señaló Verónica.

Facundo Gabás, licenciado en Ciencias Políticas y Relaciones Internacionales, es de Paraná y hace dos años se fue a vivir a Ushuaia. Trabaja en la Municipalidad y en estos días realiza sus tareas desde su casa: “Después de que habló el presidente Alberto Fernández el domingo ya se sabía que no iba a haber clases, y además del decreto del gobernador de Tierra del Fuego, el intendente de Ushuaia (Walter Vuoto) también dio una conferencia en la que pidió la colaboración de la población y se reunió con distintos actores importantes, como son las cámaras hotelera y gastronómica, porque a Ushuaia particularmente este tema la golpea de una manera particular”, contó a UNO, y reflexionó: “Por el gran flujo de turistas que suele tener Ushuaia esto genera una gran incertidumbre económica, sobre todo a futuro, con lo que va a pasar cuando termine la cuarentena. Esperemos que culmine de la mejor manera posible, que todos cumplan su parte y que entre todos nos cuidemos”.

A su vez, comentó: “No hay excursiones, el parque nacional Tierra del Fuego está cerrado, todas las actividades recreativas vinculadas al turismo están suspendidas desde que rige el decreto provincial, pero anteriormente los municipios ya habían emitido decretos y ordenanzas prohibiendo toda actividad que genere aglomeraciones de personas, priorizando la salud pública”.

Asimismo, mencionó: “En esta época ya afloja la temporada de cruceros, el grueso es en enero, durante el verano, porque muchos van a la Antártida principalmente, pero está cerrada la frontera y es muy complejo todo”. No obstante, aclaró: “La única frontera terrestre es con Chile y el tránsito de camiones para el abastecimiento de alimentos está garantizado, al igual que la cadena de suministros para que no escasee nada. La cuarentena es una medida abrupta, pero la población ha tomado nota de lo que representa y cómo hay que comportarse con las medidas de distanciamiento social. Lo fundamental es responder a las autoridades”.

Gabás aseguró que las guardias mínimas están garantizadas, tanto de los servicios administrativos como de salud. “Hay actividades que se pueden hacer desde el hogar y otras que no. Lo principal es que los adultos mayores y los niños puedan quedarse en su casa. No se pueden usar las plazas, los locales de comida solo están abiertos con modalidad delivery o reparto a domicilio, a los turistas se les pide que no salgan de los hoteles y pidan el servicio de comida del lugar en su habitación. La idea es que sea mínima e indispensable la circulación por la calle y evitar las aglomeraciones. Las farmacias están abiertas, los servicios sanitarios también, pero la idea es evitar que las personas se expongan en estos días, que parece que van a ser más complicados”, manifestó.

Por último, señaló que patrulleros policiales circulaban ayer por las calles de Ushuaia y Río Grande recordando la medida, e informó que el municipio tiene un Departamento de Bromatología que está elaborando alcohol desinfectante de manera propia para sus unidades para el transporte público, y para instituciones locales.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario