Secciones
Tensión en Chile

Más de 1.000.000 de personas desafían a Piñera en las calles

Una multitud avanza con el estallido social reclamando reformas al sistema económico del país.

Viernes 25 de Octubre de 2019

Cientos de miles de personas se movilizan desde varios puntos de Santiago hacia una céntrica plaza de la capital, para exigir reformas de un sistema económico que consideran desigual y coreando lemas contra el gobierno de Sebastián Piñera en el peor estallido social en Chile en tres décadas.

Entonando canciones populares durante la dictadura de Augusto Pinochet (1973-90), saltando y con banderas chilenas y mapuches, los manifestantes se congregaban en avenidas de la capital para atender el llamado de la "Marcha más grande de Chile", una semana después de que uno de los países más estables de América Latina quedara sumido en su peor crisis social.

Los Carabineros estimaron que la concentración ya reunió un 1.000.000 de personas solo en Santiago, y que está en aumento, en la mayor demostración en las calles desde el regreso de la democracia a Chile, en 1990.

Más temprano, las autopistas de la región Metropolitana de Chile se transformaron hoy en escenario de las protestas que hace una semana afectan al país, con filas de camiones, taxis y autos particulares que tomaron las rutas en rechazo a los altos precios del cobro electrónico de peajes (tag). En tanto, las autoridades ordenaron desocupar el edificio del Congreso en Valparaíso, debido a incidentes en sus alrededores; hay dos carabineros heridos.

Con banderas chilenas y carteles, los conductores se movilizaron a baja velocidad por las distintas vías rápidas que unen Santiago con el resto del país, generando alta congestión en una de las horas de más transito del día.

"A esta hora se desarrollan manifestaciones en distintas autopistas de la ciudad. [Carabineros de Chile] conversó con los manifestantes y resguarda movilización", tuiteó la intendenta de Santiago, Karla Rubilar, en referencia a los carabineros.

La consigna #NoMasTag tomó las redes sociales transformándose en tendencia, en rechazo a un sistema de pago de peajes de carreteras, concesionadas mayoritariamente a privados a partir de la década de 1990, que afecta a todos los automovilistas que utilizan las autopistas, en especial transportistas que suman abultadas facturas cada mes.

El vocero del movimiento, Andrés Alarcón, calificó este cobro como "el robo del siglo" y advirtió que "no se podrá transitar por Santiago".

"El abuso de los cobros es demasiado [...] si no solucionan esto ahora con medidas concretas, el pueblo que se levantó va a seguir manifestando", dijo a la agencia AFP Luis Leiton, un taxista que se sumó a las protestas en rutas.

Manifestaciones similares se convocaron en otras ciudades de Chile, que está casi en su totalidad bajo custodia militar desde que el presidente Sebastián Piñera decretó estado de emergencia la madrugada del sábado pasado en Santiago y luego en muchas otras regiones del país.

"Yo tomaba un solo bus y ahora tengo que tomar como cuatro. Esto tiene que terminar, cómo vamos a estar todos iguales que unos mendigos terminando en cualquier vehículo", reclamó Julio Herrera, de 71 años.

Una semana de protestas

El transporte metropolitano fue el detonante del estallido. Un aumento de 3,45% de la tarifa del Metro inició las protestas, protagonizadas por jóvenes, que se generalizaron apuntando a varios ejes del modelo económico neoliberal y en especial contra un sistema privado de pensiones heredado de la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990) que genera bajas rentas.

Una semana de manifestaciones, enfrentamientos y saqueos en Santiago y otras ciudades han dejado 19 muertos y denuncias de abusos a los derechos humanos por parte de las fuerzas de seguridad: policías y militares que salieron a patrullar las calles por primera vez desde la dictadura en medio del "estado de emergencia".

Cinco de las 19 muertes registradas fueron a manos de las fuerzas estatales, generando cuestionamientos del Instituto Nacional de Derechos Humanos y provocando que la Alta Comisionada de Derechos Humanos de la ONU, la expresidenta chilena Michelle Bachelet, anunciara el envío de una misión al país.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario