Secciones
México

Enfrentamientos entre narcos y policías dejaron 21 muertos

Los fallecidos en el tiroteo sucedido en la localidad de Villa Unión son 17 pistoleros del Cartel del Noroeste y cuatro agentes.

Domingo 01 de Diciembre de 2019

Ciudad de México.- Presuntos pistoleros murieron ayer en un nuevo enfrentamiento con las fuerzas de seguridad de México muy cerca de la frontera con Estados Unidos, con lo que se elevó a 21 el número de víctimas el fin de semana.

El sábado, al menos 14 personas murieron –10 hombres armados y cuatro policías– en otro enfrentamiento a balazos entre fuerzas policiales y presuntos narcotraficantes en la comunidad mexicana de Nueva Unión. El tiroteo se desató poco antes del mediodía, cuando un grupo local de policías detectó varios vehículos con civiles fuertemente armados que recorrían la comunidad y solicitó la intervención de militares.

El gobierno del Estado de Coahuila identificó entre los muertos a cuatro policías locales y a siete presuntos delincuentes. La Fiscalía localizó por la noche otros tres cuerpos en un camino rural, y se presume serían de civiles. Así lo confirmó a la prensa el gobernador, Miguel Ángel Riquelme. El gobierno reportó además la desaparición de un adulto y un niño.

En el operativo fueron decomisadas 12 camionetas y varias armas y municiones de alto calibre. Además, seis policías sufrieron heridos pero, según Riquelme, no son de gravedad y la mayoría ya fueron dados de alta. El gobernante llegó a Nueva Unión al caer la noche y en un video subido en su Facebook mostró la alcaldía de la comunidad con numerosos disparos y vidrios rotos.

Narcos “terroristas”

Días atrás, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció que planea designar a las bandas del crimen como organizaciones terroristas y reabrió el debate sobre los cárteles mexicanos.

López Obrador dijo el viernes que no aceptaría ninguna intervención extranjera en México para hacer frente a los cárteles de la droga, en respuesta a los comentarios de

Trump.

Ataque del narcotráfico

Riquelme atribuyó el ataque al cartel del Noreste, que surgió en el vecino Estado de Tamaulipas luego de que se dividió el violento grupo criminal de los Zetas.

Los enfrentamientos se registraron en distintos puntos de Nueva Unión, localidad de unos 5.400 habitantes que está ubicada a unos 60 kilómetros de la frontera con Estados Unidos y que, de acuerdo con autoridades, era “muy tranquila” y estaba ajena a la violencia ligada al narcotráfico.

“De manera sorpresiva se presentaron (los hombres armados). Por lo que se ve querían causar ‘ruido’ en la entidad, caos y miedo”, dijo Riquelme.

Este enfrentamiento se da cuando se está cumpliendo un año de gobierno del presidente izquierdista Andrés Manuel López Obrador, quien reconoce que uno de sus mayores desafíos es la lucha contra la criminalidad.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario