Represión
Viernes 14 de Abril de 2017

Denunciaron la detención de dos estudiantes jujeños en la sede de la universidad

Estudiantes de la Facultad de Ciencias Agrarias de la Universidad de Jujuy denunciaron que en la madrugada del jueves la policía ingresó sin orden de allanamiento y detuvo a dos alumnos.

Estudiantes de la Facultad de Ciencias Agrarias de la Universidad de Jujuy (UNJu) denunciaron que en la noche del jueves la policía de la Provincia ingresó ilegalmente a una sede de esa casa de altos estudios sin orden de allanamiento, y arrestó a dos de ellos.

En tanto, los otros alumnos, que participaban de un asado con el que festejaban el bautismo de ingreso de los asistentes a primer año, tuvieron que esconderse en vehículos para impedir el arresto.

Ingresaron a la Universidad Nacional de Jujuy para llevarse al presidente del Centro de Estudiantes

La policía llegó al lugar con varios patrulleros, que según dijeron los estudiantes, ingresaron "de manera ilegal" al predio de la Facultad de Ciencias Agrarias de la UNJu, situado en el barrio Los Naranjos de la capital provincial.

Los detenidos fueron identificados como Joaquín Quispe, presidente del Centro de Estudiantes de la Facultad, e Ignacio García, quienes fueron alojados en la seccional Primera y más tarde liberados, con diferencia de horas, cuando llegó a la dependencia policial el decano de la Facultad, Mario Bonillo, en compañía de un abogado.

Ayer comenzó a circular un video por las redes sociales, donde quedó registrado el ingreso presuntamente ilegal de la policía a la dependencia universitaria nacional.

Bonillo calificó el operativo como "abuso de autoridad" y reveló que "la policía ingresó sin orden judicial", y que los estudiantes "fueron detenidos por una contravención provincial" que no tiene validez en un lugar de jurisdicción nacional.

La Asociación de Docentes e Investigadores de la Universidad Nacional de Jujuy (Adiunju) emitió un comunicado anoche repudiando el accionar policial y reclamando la renuncia de los funcionarios responsables de seguridad, además de exigir una investigación judicial de los hechos.


Comentarios