Secciones
El Mundo

Un tiburón de 500 años de edad es el animal más longevo del planeta

Lo descubrieron científicos noruegos en el Ártico. La especie es un verdadero "archivo viviente" de lo ocurrido en los últimos 500 años.

Domingo 22 de Diciembre de 2019

Un tiburón de hasta 512 años de edad es el vertebrado vivo más antiguo del planeta, según investigadores científicos. El animal, según el cálculo hecho por los investigadores que lo capturaron momentáneamente en aguas de Groenlandia, debe haber nacido en 1505. Esta especie de tiburón de Groenlandia es conocida por vivir siglos, y los científicos buscaron especímenes para probar su edad. Los tiburones de Groenlandia crecen a una tasa de un centímetro anual toda su vida, lo que permite a los científicos determinar su edad de acuerdo a su longitud. Los investigadores midieron en este caso a 28 animales de diverso tamaño.

Se sabe que los tiburones de Groenlandia viven cientos de años y pasan la mayor parte de su vida nadando en busca de pareja. Como se dijo, estiman que crecen a un ritmo de un centímetro por año, lo que permite a los científicos determinar su edad midiendo su tamaño. Este tiburón en particular, uno de los 28 tiburones de Groenlandia que serán analizados por los científicos, fue medido y dio 18 pies de longitud (seis metros) y pesó más de una tonelada, lo que significa que podría tener entre 272 y 512 años de edad.

La edad potencial del tiburón fue revelada en un estudio en la revista Science. Si los científicos hubieran acertado con la edad del tiburón, este habría estado vivo durante los principales acontecimientos históricos de la Era Moderna, como la fundación de los Estados Unidos, la Revolución Industrial y ambas Guerras Mundiales. Los tiburones de Groenlandia se alimentan principalmente de peces, pero nunca han sido observados cazando. Incluso se ha descubierto que algunos tienen restos de renos y caballos en sus estómagos. El animal es un manjar en Noruega, pero su carne es venenosa si no se trata adecuadamente.

Debido a su longevidad, los académicos de Noruega creen que los huesos y tejidos de los tiburones de Groenlandia pueden dar una idea del impacto del cambio climático y la contaminación durante un largo período de la historia. Son, en otras palabras, un verdadero archivo viviente de datos paleoclimáticos y ambientales, tal como los anillos de los árboles. Pero estos nadan y devoran presas

Los investigadores de la Universidad del Artico de Noruega están actualmente cartografiando el ADN del animal, observando sus genes para aprender más sobre lo que determina la esperanza de vida en las diferentes especies, incluyendo a los humanos. Una investigación que por lo tanto va mucho más allá del interés por la fauna marina, de por sí muy valiosa.

Dado que muchos de los tiburones son anteriores a la Revolución Industrial y a la pesca comercial a gran escala, los tiburones han sido llamados “cápsulas del tiempo de vida” que podrían ayudar a arrojar luz sobre cómo el comportamiento humano impacta sobre los océanos.

“La especie de vertebrados más longeva del planeta ha formado varias poblaciones en el Océano Atlántico”, explicó el profesor Kim Praebel en un simposio organizado por la Sociedad de Pesca de las Islas Británicas. “Es importante saberlo para poder desarrollar acciones de conservación adecuadas para esta importante especie”. Una acción urgente, dada la enorme importancia que tiene la especie como “archivo viviente”.

Un “show” de gigantes tiburones blancos en las aguas de Hawai

Los mayores tiburones blancos han sido filmados recientemente, en las aguas frías de Sudáfrica y en las de Hawai.

En la revista National Geographic, se cuenta el encuentro de un grupo de buzos con una gigantesca hembra preñada de tiburón blanco en las afueras de Hawai a inicios de julio pasado. Kimberly Jeffries vio un cachalote muerto a media milla de distancia, una masa blanca del tamaño de un autobús que se balanceaba en las tranquilas aguas. Jeffries, una fotógrafa de naturaleza y vida silvestre con base en Hawai, había llegado a este lugar a un par de millas de Waikiki con la esperanza de dar un vistazo a los depredadores atraídos por los restos flotantes. Apenas unos momentos después de saltar al agua, algo le llamó la atención: un enorme tiburón blanco que se abría paso desde las profundidades. Con una longitud de unos 7 metros, era el famoso Deep Blue, uno de los grandes tiburones blancos más grandes jamás capturados en una película. La mayoría de las hembras de tiburón blanco miden un promedio de 5 metros. Durante tres días, Jeffries y sus colegas documentaron el extraordinario espectáculo –manteniendo una distancia respetuosa– cuando dos tiburones blancos hembra más maduras vinieron a masticar el cadáver del cachalote. “Fue una de esas raras semanas en las que no hay viento, no hay marejadas”, cuenta Jeffries. Y eso significó vistas submarinas asombrosas, incluyendo fotos y video, de Deep Blue y los otros grandes blancos alimentándose, ofreciendo un raro vistazo a las vidas de estos depredadores de primera clase. El avistamiento también es inusual, tanto por el número como por el sexo de los animales avistados. Las hembras de tiburón blanco parecen ser en su mayoría criaturas solitarias. Y aunque es probable que los grandes tiburones blancos hayan visitado Hawai durante siglos, los científicos creen que probablemente no haya una población residente. “¿Hay más hembras merodeando por las islas hawaianas de las que sabemos?” se pregunta Christopher Lowe, director del laboratorio de tiburones de la Universidad Estatal de California en Long Beach. “Tal vez no sabemos que están ahí y esto nos dio la rara oportunidad de verlas”. Deep Blue ha sido vista y fotografiada a miles de km de Hawai. Discovery Channel la filmó en la península de Baja California, México. Se cree que la hembra tiene unos 50 años de edad.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario