Semana Santa
Jueves 29 de Marzo de 2018

La religión y el deporte se unen en un club de Paraná para formar al semillero

Sandra Romero, mamá de un jugador de Don Bosco, da catequesis en la institución. Seis chicos se confirmarán en mayo, en conmemoración con los 80 años del Salesiano.

Sandra Romero, mamá de un jugador de la categoría 2006 de Don Bosco, da catequesis en el club una vez a la semana y además forma parte de la coordinación de la Parroquía Nuestra Señora de Guadalupe de Paraná.

Este histórico club, ligado con la figura del sacerdote y educador italiano, predica la necesidad de afianzar entre el deporte y la religión el complemento educativo para sus integrantes.


"En el club era una materia pendiente, con la ayuda de Dios estoy a cargo de un grupo de chicos. Con mucho miedo tomé el camino de servir".

En una fecha especial para los creyentes, la Semana Santa. La institución ubicada en Avenida Don Bosco y ligada a la iglesia, trabaja desde el 2017 con los chicos que integran las categorías de fútbol. En este 2018 se han sumado chicos de otras disciplinas, como es el softbol.

25073168_1520822681286560_5291564852477578353_o.jpg


"La idea no es sacar chicos de las parroquias, si no permitirle aprender y servir a Dios. Muchos de ellos tienen los fin de semanas ocupados. Es por eso que buscamos antes de cada entrenamiento tener una clase solo para ellos. Los días de catequesis son los miércoles en el club, comentó Sandra a UNO.

Los jugadores que integran las categorías formativas de fútbol infantil del Club Don Bosco, habitualmente tienen ocupado los fin de semanas con actividades en la Liga Paranaense de Fútbol u otros torneos independiente. Muchos padres expresaron esa idea y Sandra fue la que tomó la posta para empezar a dar catequesis en el club.

dads.jpg


Sus servicios en la Parroquía Nuestra Señora de Guadalupe la llevaron a decir que sí. Planificó la semana y desde el año pasado se pudo saldar algo que era pendiente en el club. Este 2018, en el aniversario N° 80 de la institución, seis chicos tomarán la confirmación luego de cumplimentar las jornadas de educación, ayuda y reflexión de la palabra de Dios.

"La predisposición de los chicos es muy buena, además ayuda mucho el acompañamiento de los padres. El primer día pensé que iban a hablar más de fútbol que de Jesús. Ellos son lo que toman la iniciativa ahora, aveces me piden rezar un rosario y nos trasladamos a la virgen que se encuentra en el ingreso al club", se sinceró la mamá de la categoría 2006 de Don Bosco.


En los días previos a la Semana Santa los chicos hablaron de distintos puntos. "Comparé lo que ocurrió hace 2018 años con la realidad". En las clases los integrantes de la catequesis recordaron mucho a María, la madre de Jesús.

asdsad.jpg



"Le remarqué a los chicos el amor que le tenía María a Dios. Ella aceptó sin ningún pero el sufrimiento de su hijo. Ninguno de nosotros sería capaz de quedarnos callado cuando nuestro hijo va a morir".

Por otro lado habló de los tres puntos que tiene la cuaresma: el Ayuno, la Oración y el Sacrificio. "La idea es que no se mueran de hambre y que hagan un sacrificio con lo más habitual, algo de todos los días. Los chicos entendieron y muchos expresaron sus ideas en la última clase, en cuanto a prohibirse algunas cosas en modo de, ayuno. Ejemplo, no jugar a la play, o a la pelota, entre otras cosas".

22713141_1473539009348261_2575580168293621204_o.jpg


El grupo que comenzó en 2017 se confirmará el mes mayo en la institución, lo que será algo muy importante para todo el club. La ceremonia se hará en el playón principal de Don Bosco.








Comentarios