Contaminación
Viernes 02 de Noviembre de 2018

Francia investigará 25 casos de bebés nacidos sin brazos

En su mayoría se verificaron en una región. El Ministerio de Salud desechó inicialmente la alarma, pero ahora se hará un estudio.

Francia investiga una serie de casos de bebés nacidos sin brazos. Se han verificado al menos 25 nacimientos de estas características entre 2000 y 2014, lo que ha causado alarma en todo el país. Pese al tiempo transcurrido, sólo ahora se hará una investigación a nivel nacional.


En 2015 hubo un informe regional en la zona más afectada, donde se verificaron seis casos en un radio de 17 km. Se sospecha que algún agente químico se habría filtrado en los alimentos o el aire. Los nacimientos anómalos se han dado sobre todo en el este del país. Las autoridades sanitarias nacionales descartaron en aquel momento el llamado de alerta de las autoridades regionales. Ahora se revisará todo el asunto desde el inicio.


Ante la alarma pública, el gobierno nacional anunció una investigación exhaustiva. Pero desde hace al menos un mes la sociedad francesa debate sobre las causas de la patología y se ha puesto en duda el papel del servicio nacional de sanidad, que fue el que desechó las primeras alarmas de nivel local. Las malformaciones detectadas se denominan "agenesia de las extremidades superiores aisladas", es decir, ausencia de formación de una mano, un antebrazo o un brazo durante el desarrollo del embrión.


La aparición de esta anomalía varía entre 1,2 y 1,8 casos por cada 10.000 nacimientos, según los registros que posee Francia, cuyos servicios médicos son considerados de calidad. De acuerdo con los cálculos de la epidemióloga Catherine Hill, realizados para el periódico Le Figaro, eso es algo menos de 200 nacimientos por año. La rareza de estos casos va acompañada de un fenómeno bien conocido en estadística: cada vez que se observa un exceso de casos, surge la pregunta de si se debe al azar o a origen relacionado, por ejemplo, con el medio ambiente.


La mayoría de casos de bebés sin brazos se ha verificado en el departamento de Ain, fronterizo con Suiza y que forma parte de la región Ródano-Alpes, en el este del país. Solo en este departamento los casos ascienden a 18. Pero hay otros bebés con malformaciones que se han observado en el oeste, en el departamento de Loire-Atlantique, entre 2007 y 2008, donde hubo tres nacimientos de este tipo, y en Bretaña, también en el oeste, entre 2011 y 2013 con cuatro, por lo que la cifra global se sitúa en 25. Pero según la fuente periodística que se consulte estos números podrían ser mayores.


Según el diario Le Monde, la alerta fue emitida "hace varios años", a nivel regional, después de que un médico reportó dos nacimientos separados de niños con la anomalía. En 2015, el Registro de Malformaciones de la región Ródano-Alpes preparó un informe sobre seis casos sospechosos identificados entre 2009 y 2014 en el departamento de Ain, concentrados en un radio de 17 km. En el informe se consideraba que esta concentración "probablemente no se debe al azar" y recomendaba una investigación. El informe afirma que "la hipótesis más probable sería la exposición a un teratógeno (agente que puede causar deformidades fetales) común a estas seis madres, posiblemente una sustancia utilizada en la agricultura o la medicina veterinaria". Pero en ese momento, 2015, los expertos estaban divididos. El organismo nacional, la "Santé publique France (SPF)", la sanidad pública francesa, institución nacional del Ministerio de Salud, consideró que "no se podía establecer una causa común para estos diversos casos de agenesia".


Cada año se identifican unos 150 casos de esta patología en Francia. Las causas pueden ser genéticas, ligadas a limitaciones físicas o debidas a sustancias tóxicas (alimentos, medio ambiente). Se recuerda en Europa el medicamento talidomida, un antinauseante que provocó el nacimiento de miles de niños sin brazos entre 1957 y 1962.


Comentarios