Miércoles 27 de Marzo de 2019

Carlos Delfino fue indagado por maniobras vinculadas al lavado de dinero

Es por haberle vendido una suntuosa propiedad ubicada en El Paso de la ciudad de Santa Fe al narcotraficante, hoy prófugo, Vicente Pignata.

Carlos Delfino, el exgeneración dorada de la Selección de básquet, fue indagado este miércoles en el marco de la causa que investiga el lavado de activos provenientes del narcotráfico y que tiene a otras tres personas imputadas, entre ellas el padre del básquet


La audiencia indagatoria se produjo cerca de las 10 en la sede del Juzgado Federal Nº 2 y fue ante el juez Francisco Miño y el fiscal que investiga el caso, Walter Rodríguez. Asimismo y tal como lo hizo con su padre, representó al basquetbolista, el penalista Néstor Oroño.


A lo largo de la audiencia Delfino prestó declaración y explicó cómo se dio la operación inmobiliaria con el hoy buscado por la Justicia federal, Vicente Pignata, narcotraficante con doble pedido de captura dictando por el Juzgado Federal de Miño y por el Tribunal Oral Federal de Santa Fe por una sentencia de cuatro años de prisión.


En tanto, el basquetbolista se puso a disposición de la Justicia por lo que suscribió una caución juratoria y fijó un domicilio legal.


Tras culminar la indagatoria, su abogado explicó que Delfino negó todos los cargos que le atribuyó el fiscal Rodríguez –de facilicitar un bien para el lavado de activos de Pignata. "Negó haber querido colaborar y aún menos haber tenido la intención de cometer un delito ajeno", indicó.


Oroño además aclaró que el inmueble en cuestión, la Unidad Funcional Nº 343 del country El Paso, era titularidad de una sociedad off shore "lícita" radicada en Uruguay. "Así lo adquirió Delfino de los anteriores propietarios", destacó.


El defensor contó que el basquetbolista le explicó al juez Miño: "Resulta casi descabellado pensar de que habiendo ganado en actividades lícitas en los países con más control del mundo, voy a venir a la Argentina para favorecer, y lo digo con todo respeto, a un narcotraficante barrial".


Ante la consulta de UNO Santa Fe sobre cómo conoció a Pignata, el letrado aclaró que durante la audiencia el jugador explicó al juez que se conocieron una sola vez y que terminó siendo "un hecho fortuito" y que "ante los problemas que tuvieron con hechos inseguridad, la casa se puso en venta y dicha operación fue manejada por Delfino padre. Y luego apareció este señor Pignata y la señora Campos, como otros interesados, pero por esas casualidades terminó cerrándose ese trato con él. No hay ninguna relación previa o posterior", precisó Oroño.


Por su parte, el letrado indicó que el vínculo comercial cerrado entre los Delfino y Pignata, en torno al inmueble, fue un contrato de alquiler con opción de compra. "Esa es la forma jurídica que tuvo el negocio desarrollado entre la sociedad uruguaya, representada por su apoderado que es Carlos Delfino padre con el señor Pignata", sostuvo. "Es un contrato de tracto sucesivo y que debe ejecutarse en el tiempo", acotó.


Cuestionamientos


"Hay una cosa que sí voy a decir y que me llama poderosamente la atención. Supuestamente este señor Pignata realizó un sinnúmero de operaciones entre automóviles e inmuebles y ¿usted conoce el nombre de las demás personas que operaron con Pignata vendiéndole inmuebles o automotores?", criticó Oroño.


"Es un dato objetivo. No acuso, no hago juicio de valor. Me pregunto si la fama bien ganada que tiene Delfino y el dinero bien ganado que posee lo hacen depositario de obligaciones legales que no tienen las otras personas que habrían contratado", agregó.


Te puede interesar

El patrimonio de Vicente Pignata, el prófugo más buscado de Santa Fe.


Consultado sobre por qué el fiscal no quiso dar a conocer otros nombres y solo la figura de Delfino. "Esa es una cuestión que deberá explicarla él. Por qué este escarnio contra Delfino. Pareciera que el único dinero mal habido, mal ganado, provenientes de actividades ilícitas que aplicó a distintas operaciones fue el referido a la casa de mi defendido", remarcó el letrado.


Vinculados


Con la indagatoria de Delfino la causa cierra un círculo de cinco personas investigadas de las cuales dos permanecen detenidas. Se trata de Elizabeth Yanina Campos (esposa de Pignata) y su padre, Ramón Campos, ambos privados de su libertad y a la espera de que el juez Miño resuelva su situación procesal. Ambos ya fueron indagados el 14 y 15 de marzo pasado.


En tanto resta la indagatoria de Vicente Pignata, condenado por comercialización de estupefacientes en una causa que quedó firme en 2018 y que en la actualidad se encuentra prófugo de la Justicia federal.



Comentarios