Secciones
Skateboarding

El mundo del skate quedó consternado por la muerte de Jake Phelps

El jefe de redacción de Thrasher Magazine durante 26 años ininterrumpidos, falleció la tarde del jueves

Viernes 15 de Marzo de 2019

Jake Phelps, una de las leyendas del skateboarding, el jefe de redacción de Thrasher Magazine durante 26 años ininterrumpidos, falleció la tarde del jueves 14 de marzo sin que se confirmen las causas de su deceso.

Clark Phleps, familiar del skater, aseguró que murió de manera repentina, pero en paz.

A través de redes sociales Tony Vitello, hijo del fundador de Thrasher Magazine, publicó un emotivo mensaje confirmando las noticias y elevando la figura de Phelps a un peldaño casi mitológico.

Embed


"Jake Phelps era 100% skater, pero esa etiqueta le queda demasiado corta, porque más allá de su enorme influencia en nuestro mundo, era verdaderamente un individuo fuera de este planeta.

Cuando los seres queridos fallecen, a veces mitificamos sus vidas llenas de amistades y experiencias. A veces tenemos que convencernos a nosotros mismos para creerlo todo. Nos hace sentir mejor y nos ayuda a enfrentar la pérdida. Bueno, en el caso de Jake, la tarea se convierte en concentrarte en cuántas vidas puede vivir una persona. Realmente lo vio todo, lo hizo todo, y ese increíble cerebro suyo podía deleitarse hasta con el último detalle.

Pero la mayoría de ustedes que leen esto ahora mismo se identifican principalmente con Jake Phelps, el patinador y editor de nuestra revista, por lo que les dejo esta verdad: nunca conocí a nadie que ame tanto algo como Jake amaba el skate. Justo como nosotros necesitamos comida y agua para sobrevivir, Jake necesitaba patinar para mantener su sangre bombeando. Era más que un pasatiempo, una forma de transporte o una forma de vida: era su oxígeno. Les digo otra cosa. Jake nunca nos abandonó. Jake se cerró de golpe. Y hay una gran diferencia. Solo conocía el compromiso. Cualquier cosa la hacía sin dudarlo, y solo había dos resultados. O verías su puño triunfante en el aire o sería una colisión estrepitosa contra el concreto.

Recuerdo que una vez me dijo que nunca caía hacia atrás, que siempre caía hacia delante. Inclinarse hacia atrás significaba que había vacilación, y Jake no vacilaba.
No hay mito. El hombre es el mito. Te amamos, Jake. -Tony Vitello".

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario