Secciones
Miradas

El incierto camino de la oposición

"...Si bien el tema seguramente no es motivo de desvelo del grueso de la población, no deja de ser importante en la vida política del país pensar qué será de Cambiemos en la oposición..."

Miércoles 25 de Septiembre de 2019

Cuando el presidente Mauricio Macri sostiene que la elección “no sucedió” (más allá de que la frase completa sea “no sucedió porque todavía falta la general....”), se entiende como una negación de lo evidente, o casi, que es que resultan irremontables los 15 puntos de diferencia en las PASO a favor de Alberto Fernández (al comparar los caudales de votos en cada fuerza).

Posiblemente la estrategia del Presidente apunte no solo a sostener la idea de que Juntos por el Cambio puede imponerse en la presidencial para así lograr la mayor cantidad posible de diputados y senadores nacionales, sino también para extender un poco más su conducción real del espacio para darle a su mandato un final más decoroso.

Si bien el tema seguramente no es motivo de desvelo del grueso de la población, no deja de ser importante en la vida política del país pensar qué será de Cambiemos en la oposición.

La primera pregunta es si la alianza tendrá continuidad a nivel nacional, y luego, si ocurrirá lo mismo en Entre Ríos. Hoy por hoy las noticias sobre la intención del intendente porteño Horacio Rodríguez Larreta de reemplazar a Macri en la conducción del espacio (para lo cual es indispensable que sea reelecto en la Capital Federal) o las de la supuesta recorrida de Juliana Awada por inmobiliarias españolas buscando casa para después de diciembre, por lo menos parecen confirmar que el menú de las especulaciones está abierto.

Más allá de lo que suceda con Macri, y aún suponiendo un tránsito normal de Cambiemos a su rol de oposición a nivel nacional, en Entre Ríos las cosas no aparecen tan claras. Sin intención de agotar el listado, algunas de las consideraciones que podrían hacerse en la provincia apuntan a cómo será el desempeño de los legisladores provenientes del PRO, algunos de los cuales llegaron a la arena electoral en 2015 con el impulso de la victoria nacional de Macri (el entonces meritorio “soy nuevo en la política”), y tuvieron durante su gestión el valioso apoyo del Ministro del Interior, Rogelio Frigerio, además de canales abiertos en el gobierno nacional para “hacer política” en la provincia. ¿Cómo les irá desde el llano?

Tal vez juegue a su favor la personalidad conciliadora del gobernador Gustavo Bordet, quien seguramente no querrá tener una segunda gestión de leyes solo votadas por el oficialismo; aunque a nivel de los votos pueda decirse que necesitará pocas veces del acuerdo de los opositores.

Sin una conducción nacional clara, es probable también que afloren las diferencias en el plano local. Por caso, nada garantiza que los radicales acepten –como sí ha venido ocurriendo hasta ahora– la conducción política de Frigerio; aunque tampoco aparece claro a qué mandato responderían. O en qué tipo de construcción política podrán enrolarse, especialmente durante los primeros años de gestión.

Hoy no es claro quién o quiénes ejercen el comando real de la UCR (no el formal), y en la provincia sucede lo mismo. Sigue vacante el lugar que supo cómo ocupar el exgobernador Sergio Montiel y tras la contundente derrota de octubre, las referencias del centenario partido son un par de intendentes poco conocidos en la provincia, salvando su zona, tal vez su Departamento.

El rol del bloque de senadores de Cambiemos (con dos radicales, un PRO puro y un frigerista) no será definitorio a la hora de los votos, ese será un tema de peronistas. Tal vez la postura testimonial en algunos casos, y de denuncia en otros, sea el límite de su actuación de la oposición entrerriana en la Cámara alta.

Más potencialidad exhibe el bloque de diputados, compuesto por 14 legisladores, y único opositor si logra mantener la cohesión. Claro, la gran duda es si permanecerá unido, en la formalidad y en las votaciones (actualmente está fragmentado en dos partes y las diferencias se notan).

El futuro bloque opositor en la Cámara baja se compone de siete radicales, seis PRO puros, y un peronista en Cambiemos (Juan Zacarías del Movimiento Social Entrerriano, enrolado en el sector de Frigerio). Todo parece indicar que la definición de las autoridades de la bancada ya planteará el primer desafío de unidad, y luego –lógicamente– las posturas que se asuman frente a las iniciativas del gobernador Bordet.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario