Hoy por Hoy
Lunes 23 de Abril de 2018

Hijos y entenados

Muchas veces uno se ve pequeño e indefenso ante un poder que busca pisarlo como a una hormiga, y esta metáfora es la que siente mucha gente ante las intimaciones de la AFIP en Entre Ríos y a nivel nacional.

O más bien, se sienten unos estúpidos que son perseguidos por cuestiones fiscales, cuando a otras personas con respaldo político, se olvidan de cobrarles o les dan numerosos beneficios en el tiempo. Digo esto porque un comerciante de Gualeguay, al que conozco y sé de sus condiciones de buen contribuyente, por un error administrativo del Senasa (Servicio Nacional de Seguridad Animal), le llegó una multa de 300.000 pesos. ¿Qué error cometió? Quedó mal asentado un movimiento de hacienda en el inicio de su actividad como ganadero.

Los primeros animales que tuvo se los donó (se los regaló su hermano y padre) y desde ese momento logró reunir en algunos años unos 30 bovinos, entre vacas, novillos y terneros. Los vendió a todos para poder reunir más dinero y junto a un crédito, llegar a adquirir su casa propia.

¿Cuál fue el problema que tuvo con la AFIP? Que en las planillas el operador del Senasa –por un error, supuestamente involuntario– informó que las primeras vaquitas otorgadas en donación (regaladas), habían sido compradas.

Lo cierto es que la AFIP sumó desde el año del inicio de la operación ganadera, le agregó los intereses y además le incorporó otros puntos que llegaron a la friolera de casi 300.000 pesos. Intimación de por medio, se le otorgó el beneficio de pagar una deuda injusta desde todo punto de vista en 14 cuotas de 28.000 pesos.

Esta persona no se percató de cómo quedaron redactadas las actas, como tampoco la contadora. Eso sí, saltó el dato y la AFIP lo ajustició. Tal vez el comerciante tuvo el error administrativo, ¿pero era para "matarlo" con semejante multa? Prácticamente está analizando si seguir con la actividad, porque todos los meses debe aportar 28.000 pesos, además de vivir él y su familia, pagar a los trabajadores y que le quede el margen de ganancias para que el comercio siga abierto. Todo muy complicado.

Otro caso, con otro familiar que siempre tuvo muy prolija su contabilidad, y que de un año a otro, por las vueltas administrativas, no quedó al día con una parte de las declaraciones juradas. ¿Qué pasó? Intimación acompañada de una amenaza de sanción.

Es perfecto cómo el organismo recaudador trata de hacer cumplir las obligaciones fiscales a todos, o a casi todos.

Al comerciante de Gualeguay le saltó el error administrativo en noviembre del año pasado, y ya está cumpliendo con el programa de pagos de la multa. Porque no hubo ni tata ni mama. La pregunta que me hizo el sancionado de Gualeguay, al igual que mi otro familiar: "¿Cómo hay que hacer para ser parte del grupo de personas que por lazos políticos, económicos o financieros, siempre caen bien parados?".

Por ejemplo, me detalló una serie de empresarios de la construcción de Paraná, imputados y procesados por malversación y defraudación. Me recordó que las causas se iniciaron hace cinco años, pero hoy se los ve ocupando cargos dirigenciales y sus empresas trabajando a pleno con este gobierno, como con el anterior.

"Claro, cuentan con buenos abogados que saben cómo alargar las causas y buscar tal vez las prescripciones. En cambio, a mí no que quedó otra que agachar la cabeza y pagar", me dijo desconsolado el comerciante de Gualeguay.

También me refrescó la memoria con otros casos más resonantes en el país: "Claro, yo no soy ni Amado Boudou, ni Cristina Kirchner, ni Lázaro Báez, ni Cristobal López, ni el primo de Mauricio Macri. Todos ellos compraron propiedades en operaciones millonarias y nunca pudieron justificar las operaciones que ahora parecen ser estaban vinculadas con la corrupción", me resaltó el muchacho de 40 años. "Cristóbal López quedó debiendo 8.000 millones de pesos solo de impuestos, y no pasó nada, se lo cubrió durante 12 años, y el mismo titular de la AFIP era cómplice", recordó.

Finalmente inquirió: "¿Cómo hacen los grandes narcos de Entre Ríos y el país, para compran casas, autos, campos, con dinero en efectivo, sin ningún tipo de controles del fisco?"

Comentarios