Escenario
Lunes 15 de Enero de 2018

Jorge Martí, el poeta cuya obra se hizo canción en boca del pueblo

Fue uno de los grandes poetas y escritores de la provincia. En 2006, Diario UNO lo había reconocido con el premio Escenario de Oro

El domingo murió en Colón, a los 92 años, uno de los más grandes poetas de Entre Ríos, Jorge Enrique Martí. Su fallecimiento causó hondo pesar en el ámbito de las letras, la cultura y el periodismo. En 2006 UNO lo había reconocido con el premio Escenario de Oro. Sus restos fueron inhumados ayer por la mañana, en Colón.
Había nacido en Rosario el 11 de septiembre de 1926 y, cuando tenía 2 años sus padres, se radicaron en Entre Ríos, primero en Colón y luego en Pueblo Liebig. Pero, pese a su origen, sentía la entrerrianía en la sangre, y continuó con la línea de grandes poetas entrerrianos como Carlos Mastronardi, Alfredo Veiravé, Juan L. Ortiz. Tuvo una extensa relación con el periodismo escrito y radial de Entre Ríos y fue colaborador en las páginas literarias de La Nación y La Prensa de Buenos Aires, La Capital de Rosario y El Diario de Paraná. También fundó y dirigió el periódico Tribuna y la revista del mismo nombre.
Estudió en el histórico Colegio del Uruguay "Justo José de Urquiza", siendo interno de "La Fraternidad". Fue director del Internado Secundario de Varones de la Asociación Educacionista "La Fraternidad" (1952-1954), luego de realizar sus estudios sobre filosofía y letras en la Universidad de Buenos Aires. También fue Secretario de Extensión Universitaria y Cultura y asesor del Rectorado de la UNER.
Entre su profusa obra se destacan Panambí. Versos entrerrianos, Al Colegio del Uruguay, Fraternilia, Antigua Luz (por el cual obtuvo la Faja de Honor de la SADE), Rapsodia entrerriana, Entrerriano por el canto, Retablo y Gurisada. Es autor, además de Cantata en unión y libertad, homenaje a J.J. de Urquiza, con música de Leopoldo Martí. La misma fue representada en Concepción del Uruguay y Paraná en el marco de las celebraciones por el Bicentenario.
En 2013 la Universidad de Concepción del Uruguay y la Asociación Educacionista La Fraternidad le otorgaron el Doctorado Honoris Causa por su ética, trayectoria y proceder, así como por sus contribuciones tanto en lo que atañe al saber universal, como en lo que respecta a acciones ejemplares y dignas. Su último libro Cancionero colonense del siglo y medio, se presentó en el marco de los festejos por el sesquicentenario de Colón. Entre numerosos reconocimientos, fue Premio Fray Mocho en Poesía.
Bordet recordó a Martí
"Nos dejó un poeta y periodista que le regaló a Entre Ríos versos memorables. A la familia de Jorge Enrique Martí mi más afectuoso abrazo. Me despido de un amigo", expresó, emocionado, el gobernador Gustavo Bordet ante el fallecimiento del poeta. El mandatario recordó el desempeño de Martí como secretario de Extensión Universitaria y Cultura de la UNER, en la década del 80, cuando él era consejero estudiantil. "En aquellos tiempos compartimos nuestro profundo respeto por la democracia recuperada y los valores de la libertad y la política para el bien común", afirmó el gobernador.
"También la poesía de Jorge Martí gravitó hondamente en el sentimiento de la entrerrianía", indicó Bordet en un extenso mensaje en sus redes sociales.
En ese marco, el mandatario recordó que "el gobierno de Entre Ríos le otorgó el Cimarrón Entrerriano, en reconocimiento a su enorme tarea docente a través de la literatura y por su auténtico y profundo compromiso con la cultura nacional".
Además, contó: "Hace unas semanas nuestro asesor cultural, Roberto Romani, se entrevistó con Jorge, realizando un trabajo audiovisual con una síntesis de los trabajos más destacados del reconocido autor", y sostuvo que "queda entonces en manos de todos los entrerrianos el compromiso de cuidar y difundir el legado de este gran creador provinciano".

Coplista de la entrerrianía

El escritor, coplista por excelencia y elección, Jorge Enrique Martí, obtuvo el premio Escenario de Oro 2006. Su poesía, cargada con la frescura límpida de los arroyos montaraces, habla de la entrerrianidad y las cosas simples. Con 80 años cumplidos en setiembre de 2006, Martí pretendía que Retablo –el libro que había publicado ese año– fuera "una de las últimas cosas que haga, acercándose el final de la partida". Sin embargo, en diálogo con Escenario se permitió decir: "Quién dice que la vida no haga alguna travesura y uno siga haciendo".
A la hora de hablar de terruño, Martí aseveró: "Yo he vivido entrañablemente ligado a esta tierra, hice toda mi vida en Entre Ríos. Quiere decir ello: aprendí a caminar, hice toda la escuela primaria, hice el secundario, después me fui a estudiar a Buenos Aires, pero todo está hecho acá. Me casé con mi mujer, para mejor Urquiza de apellido, tenemos cinco hijos nacidos en Entre Ríos, uno de ellos paranaense, los otros cuatro nacieron en Concepción del Uruguay. Desde mi primer libro Panambí de 1949, todo transcurrido ha sido en nuestra tierra, nuestra gente como motivo de inspiración", argumentó en aquella entrevista.
"He querido hacer algo que quepa dentro del propio virtuosismo del pueblo para conocer, interpretar, asumir el poema. Me ha ocurrido esta cosa hermosa de que a más de un poema mío, en vez de estar durmiendo la siesta en un anaquel, lo toma un músico y le pone esas alitas impolutas, transparentes, hermosas de la música y entra en vuelo. Ahí sucede el milagro: el poema llega al sitio más hermoso, la boca del pueblo"

Comentarios