Lunes 18 de Febrero de 2019

Wanda Nara se quebró al hablar el conflicto entre el Inter y Mauro Icardi

Este domingo por la noche intentó explicar su situación pero se quebró en vivo durante la emisión italiana en la que trabaja como panelista.

Wanda Nara y Mauro Icardi vienen teniendo semanas complicadas. Luego de que Icardi perdiera la capitanía de su club y que comenzaran a circular rumores sobre una separación de él y su esposa, el joven también debió superar una pelea con su propia hermana Ivana Icardi, quien nunca logró tener una buena relación con Wanda.




Durante la emisión del programa de Canal 5 italiano, "Tiki Taka", Wanda eligió tomarse unos minutos para hablar sobre la situación de Icardi, excapitán del Inter, y entre lágrimas, comentó todo lo ocurrido en esta larga semana, aunque evitó hablar sobre los problemas que habrían surgido al interior de la pareja y que hablan sobre su supuesta infidelidad.




En cuanto al coche apedreado, Wanda aseguró: "Eran las ocho de la mañana, estaba acompañando a uno de mis hijos a uno de sus partidos, y pasó lo que saben. No tenía interés en que se filtrara, pero interpuse una denuncia y ya se supo todo. Cuando ocurrió estaba en shock, ni podía conducir, Mauro dormía, llamé a la directiva del Inter y me ayudaron mucho".



"A Mauro, con el brazalete, le han sacado una pierna", indicó Wanda, quien siempre vela por los intereses de su marido. "Él siente la camiseta del Inter con orgullo, nunca pensó en el dinero, todo el mundo sabe lo que gana y si le interesaba eso habría podido tomar decisiones distintas. Ser capitán era su orgullo, no era fácil tras Zanetti e hizo todo lo posible para honrar ese papel. Nunca me habría esperado que eso pudiera ocurrir, estoy siempre en contacto con la directiva del club. Fue una sorpresa: lo supe a través de Twitter", indicó Nara, quien también se encarga de representar a Icardi.


Embed


Tras el llanto de Wanda, el consejero delegado del club nerazzurro, Beppe Marotta, sorprendió saliendo al aire en el programa, donde aseguró: "Nosotros queremos apagar esta polémica, devolverle serenidad a todos, en primer lugar, a Wanda y Mauro. Sacarle un brazalete no fue un castigo, si somos una familia a veces los padres tienen que tomar decisiones duras para que los hijos crezcan. Le explicamos la decisión personalmente a Mauro, he visto a Wanda llorando y eso lo siento. Lo que hicimos fue por el bien de Mauro, del club y de los hinchas. Os invito a aceptar nuestra decisión con serenidad, era justo tomarla por unos motivos que nosotros conocemos y que no es justo comentar públicamente. Con Wanda tengo un compromiso: presentarle una propuesta de renovación y lo haremos muy pronto, sin duda, luego tranquilamente podrán decidir si aceptarla o no".




Comentarios