Sábado 03 de Noviembre de 2018

Visitantes sí, visitantes no: esa es la cuestión para el superclásico

El presidente Macri quiere jugar la final de la Copa con ambas parcialidades, pero luego les tiró la pelota a los clubes.

El presidente de River, Rodolfo D'Onofrio, se mostró ayer sorprendido por las declaraciones del presidente, Mauricio Macri, quien pidió la presencia del público visitante para las finales de la Copa Libertadores entre Boca y River.

   "Es un tema con el que estamos sorprendidos, el jueves vimos a Central y Newell's jugando sin público en la cancha de Arsenal y que ahora se pueda jugar con público River-Boca nos sorprende", dijo D'Onofrio.

   Y agregó que en la semifinal del año pasado frente a Lanús "no pudimos jugar con público porque no estaban dadas las condiciones de seguridad. Si eso mejoró en un año, nos alegra". Luego, aseveró: "Si lo confirman es que convencieron a quien tiene la seguridad de la Ciudad, que había dicho que ese riesgo no lo asumía. La tranquilidad me la dará la gente de seguridad, confío en ellos".

   Boca y River van a jugar las finales de la Libertadores el 10 y el 24 de noviembre, primero en la Bombonera y luego en el Monumental. En un principio se hablaba de 4 mil hinchas visitantes en cada uno de los partidos, pero anoche la historia comenzó a cambiar y hasta el propio Macri, quien fue el impulsor de la idea la descartó, aunque prefirió pasarle la pelota a los clubes para no quedar mal parado: "La decisión de jugar con hinchas visitantes ahora de los clubes", explicó Macri, bajándole un poco el tono a las declaraciones de ayer a la mañana en radio La Red.

   El culebrón involucró al secretario de Seguridad de la Nación, Eugenio Burzaco, quien aseguró que habría "fuerzas federales" a cargo del operativo de los clásicos.

   "Habrá fuerzas federales en el operativo", afirmó el dirigente sobre lo que aparecía como un sorpresivo regreso de los visitantes para uno de los partidos más trascendentales del fútbol argentino.

   "Creemos que es una oportunidad para dar un paso adelante. Es una buena chance para los dirigentes deportivos, hinchas y a todo el mundo deportivo. Este partido será un hecho histórico", apuntó. Además, Burzaco, hermano de Alejandro —empresario preso por el FIFA Gate—, adelantó que desde esta medida comenzarán con "la normalización en el fútbol" y que las entradas visitantes serán "nominadas" para evitar el ingreso de "delincuentes" a la cancha: "Las cuestiones operativas las solucionaremos en esta semana en conjunto con la Conmebol y la seguridad de la Nación y de la ciudad de Buenos Aires", apuntó.

Comentarios