Martes 08 de Mayo de 2018

Trump retira a EE.UU. del histórico acuerdo nuclear con Irán

El presidente de Estados Unidos fractura a Occidente y abre una era de inestabilidad en la región más explosiva del planeta.

Washington.- El presidente Donald Trump anunció ayer que Estados Unidos se retirará del histórico acuerdo nuclear con Irán, al cual considera "defectuoso hasta la médula".
"Estados Unidos no hace amenazas en vano", agregó el mandatario al hacer el anuncio en un mensaje que fue televisado. Indicó que el pacto es un "horrible acuerdo unilateral" que "no trajo la paz y nunca lo hará".
Añadió que Estados Unidos "estará aplicando las más severas sanciones económicas" contra Irán.
La decisión de Trump implica que Irán ahora deberá decidir si se retira también del convenio o trata de salvar lo que queda. Hasta ahora Irán ha dejado señales contradictorias sobre lo que hará, y ello dependerá en gran medida de la manera en que Trump abandone el pacto.
Una fuente del gobierno estadounidense dijo que Trump reimpondrá todas las sanciones que pesan sobre Irán y que fueron derogadas con la firma del acuerdo en 2015, no solo las que estaban a punto de expirar.
Los partidarios de los intentos de modificar el pacto mantenían esperanzas de que Trump optaría por una estrategia más gradual, de tal manera de poder retractarse en caso de que se lograran las modificaciones que él deseaba.
Aun así, Estados Unidos deberá permitir un período de gracia de por lo menos tres meses, máximo seis, para que gobiernos y empresas puedan desvincularse de acuerdos con Irán que violen las sanciones estadounidenses, dijeron fuentes oficiales.
Funcionarios del gobierno estadounidense le participaron a legisladores sobre la decisión de Trump, y enfatizaron que así como ocurrió con el acuerdo climático de París y el acuerdo comercial de la cuenca del Pacífico –ambos abandonados por Trump– el presidente está dispuesto a volver a negociarlos para obtener mejores condiciones, dijo una de las fuentes.
Trump habló el martes con el presidente francés, Emmanuel Macron, y con el chino, Xi Jinping, para informarles de su decisión. El secretario de relaciones exteriores de Gran Bretaña estuvo esta semana en Washington en un intento de último minuto para salvar el acuerdo, dijo un diplomático británico. La fuente, que pidió permanecer anónima, dijo que Gran Bretaña se fijará como objetivo mantener y respetar el acuerdo.
Horas antes del anuncio, los países europeos realizaron un encuentro para manifestar su respaldo al acuerdo. Representantes de Gran Bretaña, Francia y Alemania se reunieron en Bruselas con el viceministro de relaciones exteriores de Irán, Abbas Araghchi.
Desde hace mucho, Trump ha criticado el acuerdo forjado en 2015 que estipula que las potencias mundiales levantarán las sanciones económicas impuestas a Irán, que a cambio reduciría sus actividades nucleares y permitiría más inspecciones.
Si el acuerdo colapsa, Teherán podrá reanudar el enriquecimiento de uranio y las empresas que han estado comenzando a hacer negocios con Irán tendrán que apresurarse para cancelar sus acuerdos a fin de no estar violando las leyes estadounidenses.
Antes del anuncio había expectativa en Irán, donde muchos están inquietos por la repercusión económica que tendrá la decisión de Trump. En Teherán, el presidente Hasán Ruhani trató de calmar los ánimos, sonriendo al asistir a una feria petrolera. No mencionó explícitamente a Trump, pero enfatizó que Irán seguirá buscando "buenas relaciones con todo el mundo".
"Es posible que tengamos algunas dificultades por dos o tres meses, pero superaremos esto", dijo Ruhani.
La decisión representa un fuerte golpe a algunos de los aliados más cercanos de Estados Unidos, entre ellos Gran Bretaña, Francia y Alemania, quienes se unieron a Washington hace solo tres años para firmar el acuerdo.

Comentarios