Tres vivencias en blanco y negro

Un libro de vocación y de Fe. Los sacerdotes Bonnin, Havy y Brusa escribieron sus experiencias, reflejaron el momento en que sintieron el llamado de Dios, su ordenación, su vocación, y se animaron a hablar del celibato
31 de agosto 2014 · 15:44hs

Dina Puntín / De la Redacción de UNO
dpuntin@ uno.com.ar

 

 

 

Sergio Hayy de la Parroquia Santa Anita de Viale, Germán Brusa de la capilla San Martín de Porres y Leandro Bonnin de la parroquia Nuestra Señora de la Piedad, ambos en Paraná, son los autores de una biografía personal titulada El sacerdocio en primera persona, con prólogo de monseñor Juan Alberto Puiggari. Allí rescatan sus experiencias divididas en 10 capítulos titulados El Llamado, el Seminario, el Diaconado, la Ordenación, el celibato, la Eucaristía, el ministerio sacerdotal, Sacerdotes en y para la Iglesia, la alegría del sacerdocio e Hijos predilectos de María.
“Nuestro tiempo y nuestra cultura necesitan, cada vez más, de lo testimonial. Al hombre de hoy le cuesta mucho vivir de verdades abstractas: necesita comprobar, con sus vivencias personales, la realidad de lo que se enseña y proclama”, escribe el arzobispo de Paraná en el libro.
Diario UNO reunió a dos de los autores, Sergio Hayy y Leandro Bonnin, para conocer porqué surgió esta necesidad de plasmar en un libro la elección de seguir a Dios.

 

 

 

Vida diaria

 

—¿Por qué decidieron escribir un libro y por qué tres sacerdotes?
Padre Bonnin:- En 2010 hubo un proyecto a nivel internacional de la Agencia Zenit que pidió a todos los sacerdotes del mundo testimonios sacerdotales. Se hizo una selección: 100 historias en blanco y negro. En un retiro el predicador nos leyó pedacitos de esas historias, pensé muchas de esas experiencias -tal vez más interesantes- se viven en Paraná. La idea en principio fue masiva, después el año pasado le envié siete correos a sacerdotes que pensé podían engancharse, y terminamos siendo tres por una cuestión de tiempo. Además, el padre Sergio y el padre Germán tienen una historia vocacional no convencional o poco frecuente que vale la pena compartir.

 

—¿Por qué es diferente el momento de su opción vocacional?
Padre Hayy:-Primero porque no tuve una formación religiosa ni en el hogar o el colegio; y segundo porque después de terminar la secundaria ingresé a la Escuela de Oficiales y trabajé como Oficial de la Policía de la provincia de Entre Ríos. Paralelamente estudié Comunicación Social porque me gustaba el entorno a la información, escribir. Y la vocación surgió de grande, a los 22 o 23 años, a partir de la visita a Paraná del papa Juan Pablo II, en 1987. Fui como agente de la Policía y estuve cerca. Pude estar cuando él subía la rampa hacia el techo del aeropuerto, y tuve un encuentro con su mirada.

 

—La mirada de un santo
Padre Hayy:— Sí, no sé si él se dio cuenta pero a mí me cambió la vida. A los poquitos meses hice un retiro y ahí me volqué a un camino de consagración, pero seguí trabajando en la Policía. Después estudié filosofía, hasta que en diciembre de 1993 sentí el llamado sacerdotal y en 1994 entré al Seminario. Me ordenaron en abril de 2001 y ya hace 13 años que soy sacerdote.

 

—¿Y su elección, cómo se definió?
Padre Bonnin:—Hay que comprar el libro (dice entre risas). Lo mío es más parecido al mayor número de las historias vocacionales. En la adolescencia, a los 14 años. Con una trama sencilla porque era un joven de parroquia que en un momento percibí muy claro en una misa que debía ser sacerdote. Pero para mí fue muy nítido desde el principio, tal vez porque viví en una familia cristiana y tuve una experiencia de iglesia hermosa. Igual nunca fui presionado para ser sacerdote, siempre el llamado es muy personal. Así que ingresé al Seminario Menor y allí hice dos años de secundaria.

 

—El libro tiene un capítulo dedicado al celibato. ¿Cómo lo aborda cada uno?
Padre Bonnin:— Una de las cosas que cuento es que el celibato siempre fue obvio por dos motivos. Primero porque desde chiquito los sacerdotes iban a comer a casa, teníamos una relación muy cercana y nunca me pareció llamativo que el sacerdote no tenga su propia su familia, porque nosotros éramos su familia. Y después, porque cuando el Señor te llama, está muy claro que la llamada significa dejar todo, que la atracción que ejerce Jesús y la vocación sacerdotal no hay una percepción de una renuncia. Después en algunos momentos, durante la vida del seminario o como sacerdote, uno ve con más claridad lo que significa la renuncia, pero antes no. Es algo normal
Padre Hayy:—Si bien son distintos los caminos, esta decisión es compartida. El celibato no desde la perspectiva de la renuncia, sino que desde un amor que lo resume todo. Para mí fue previo el celibato, a la opción sacerdotal. Porque el primer llamado fue ‘le pertenezco totalmente a Dios’ y empecé un camino de consagración de vida como célibe, independientemente de ser sacerdote. Por eso es llamada y vocación. Los tres tenemos esa mirada común, no es algo que tuvimos que incorporar, sino que es un don que nos fue dado.

 

—Desde que asumió el papa Francisco, el tema de celibato se transformó en una demanda de la gente. ¿Qué opinan ustedes desde adentro?
Padre Bonnin:—Francisco ha hablado hermosamente del celibato, de la virginidad consagrada con una belleza y una profundidad de tal manera que no es objetivo suponer o imaginar un cambio en relación a la disciplina. Podría darse, pero el Papa no ha dado los indicios, al contrario ha hablado del valor del celibato como signo, en la misma línea de los Papas precedentes. Entonces esa posibilidad está más en la imaginación de la gente, que en la realidad.
Padre Hayy:—A veces las personas, por no conocer, creen que el ser célibe para el sacerdote es un peso, como una carga que tienen que soportar por el ministerio que les tocó. Al contrario, otras cosas puede ser pesos, por el celibato experimentamos la libertad.

 

 

—¿Hay otra forma de verlos y de tratarlos a partir de la elección de Bergoglio como Papa?
Padre Hayy:—Sí (responde seguro). Claramente.
Padre Bonnin:— Hay como una simpatía espontánea. En la parroquia siempre tuvimos un trato cordial, pero caminando en el centro hay una diferencia. Desde el momento que los chicos del colegio te gritan ‘papa Francisco’ y antes te hacían una broma por andar de sotana.
Padre Hayy:— El Papa nos conduce, se ha puesto muy al frente. Es profético, se pone delante y nos interpela para que salgamos. El Papa pone acento en el estilo pastoral, en la cercanía, dice ‘es un hospital de campaña, hay que atender al herido’ y algo tan lindo como ‘reciban a la persona como viene’, pequeñas expresiones de llegada universal.

 

—¿Qué les pasa cuando se enteran de las acciones de sacerdotes como Ilarraz o Grassi?
Padre Hayy:—Al principio es un dolor, porque nos sentimos familia. Y a nivel universal. Lo que puede haber de oscuridad en un sacerdote nos duele. Sin embargo, son miembros de la iglesia, no toda la iglesia. Y eso no tiene que menoscabar la entrega diaria de todos nosotros. Pero bueno, lo ponemos en la mano de Dios y su misericordia.
Padre Bonnin:—Yo tengo dos experiencias de esos días. Cuando se supo lo de Ilarraz, tenía que ir a bendecir unas oficinas frente a Tribunales. Pensé ‘voy, no voy’, porque creía que me iban a tratar mal. Pero tuve una recepción, un trato cordial. Los empleados se reunieron a rezar, me dijeron ‘necesitamos la bendición’, eso me marcó porque creo que cuando acontecen estos escándalos, pecados que tienen al sacerdote como protagonista, nos ayuda a ubicarnos no en el centro sino como ministros. No somos los protagonistas en la iglesia, el actor principal es Cristo y nosotros somos portadores de algo que nos supera. A la persona no le interesó nada del padre Ilarraz, sino que quería una bendición y para eso necesitaban un sacerdote porque eran católicos. Al día siguiente era el día patronal en La Piedad. Entonces habíamos preparado una caravana con la imagen de la virgen arriba de los autos, los bomberos y otros vehículos, se notaba un clima difícil en la ciudad, un enojo, pero en el auto yo llevaba la imagen de la virgen y la gente interiormente tal vez pensaba ‘mirá ese cura’ y algún improperio, pero arriba estaba María, entonces mucha gente salía a la calle cuando escuchaba la sirena, saludaban la imagen, cantaban, se ponían a rezar. Y esa es la descripción: nosotros somos los que vamos adentro del auto y tenemos que llevar a Jesús y a María a todos lados. Como decía San Juan Bautista, ‘es necesario que él crezca y yo disminuya’. Y estos acontecimientos especialmente a mi me ayudaron a pensar en eso.

 

 

—¿Cuáles son las expectativas con este libro? ¿Qué creen que puede producir?
Leandro Bonnin:—A lo primero que le tengo temor (dice entre risas) es que hay mucha expectativa. Tal vez demasiada. Nosotros no somos escritores, somos sacerdotes y lo que hemos escrito es auténtico. Es lo que somos, eso es un gran valor del libro, tenga o no poder literario. Esa autenticidad es importante para la sociedad actual que vive pendiente de la imagen y fabricamos algo que no somos. Una de las cosas que decimos por ahí es que somos seres de carne y hueso. Porque frente al sacerdocio hay dos posturas opuestas que son negativa, el que lo denigra de modo masivo y el que lo idealiza. O somos superhéroes o la nada. En ese sentido aporta una cuota de realismo y comunión para las personas que no están tan cerca del sacerdote. Ni somos una lacra que vive de un sueldo que paga el Estado, ni lo contrario que es la idealización entonces cuando te descubren una falla se escandalizan.
Padre Hayy:— El libro transmite nuestro testimonio sacerdotal y algunas experiencias y anécdotas personales. Contamos una intimidad particular como es la vocación. Eso no es común y ver el hilo que Dios puso en esa persona. En este libro está nuestro corazón, hay elementos teológicos y filosóficos pero desde el testimonio. Y lo más importante es que somos tres sacerdotes que damos nuestra palabra, estamos en el mundo, en la sociedad y pedimos la voz.
Padre Bonnin:—Desde el principio quisimos que esto tuviera la finalidad concreta de ayudar al Seminario. El beneficio económico que pueda dejar la venta del libro será para ese lugar por el que tenemos una gran gratitud. En el capítulo dedicado al seminario queremos también dejar en claro que no es Auschwitz, no es un campo de concentración, sino que es un lugar donde hemos sido hermosamente felices y crecimos enormemente cada una con su experiencia distinta.

 

—Pasa que hay hechos dolorosos sin resolver y eso hace que la gente forme su opinión tal vez negativa sobre el Seminario. 
Padre Hayy:—Como sacerdotes estamos en la corriente de anunciar la vocación, entonces esperamos que el libro tenga una resonancia en jóvenes que quizás se sientan llamados y pueden dar ese paso.

 


Detalle

Sergio Hayy es oriundo de Paraná, tiene 49 años y 13 de sacerdote.
Germán Pablo Brusa es bioingeniero recibido en la facultad de Oro Verde, oriundo de San Martín de las Escobas (Santa Fe), tiene 42 años y 4 de sacerdote.
Leandro Bonnin es de 1º de Mayo, municipio del Departamento Uruguay, tiene 34 años y 8 de sacerdote.

 


Presentación

En Paraná: el miércoles, a las 20, en el Aula Magna de la UCA, se realizará la presentación del libro El Sacerdocio en primera persona de ediciones Logos.
El libro será presentado por el presbítero doctor Luis Anaya. Habrá testimonios de los autores y responderán preguntas.
La entrada es libre y gratuita. Podrán adquirir el libro al finalizar la presentación.
En San Martín de las Escobas (Santa Fe): el 24 de setiembre en el Teatro Municipal.
En Viale: el próximo 3 de octubre.
Quienes quieran adquirir el libro podrán hacerlo en la librería del Arzobispado o consultar en las secretarías de cada parroquia.

Ver comentarios

Lo último

La inflación de marzo fue 11% y acumula 51% en tres meses

La inflación de marzo fue 11% y acumula 51% en tres meses

Toyi Bouzada presenta su tercer libro: Líquido Cielo

Toyi Bouzada presenta su tercer libro: Líquido Cielo

Boca y Estudiantes juegan en La Plata lo que queda del partido suspendido

Boca y Estudiantes juegan en La Plata lo que queda del partido suspendido

Ultimo Momento
La inflación de marzo fue 11% y acumula 51% en tres meses

La inflación de marzo fue 11% y acumula 51% en tres meses

Toyi Bouzada presenta su tercer libro: Líquido Cielo

Toyi Bouzada presenta su tercer libro: Líquido Cielo

Boca y Estudiantes juegan en La Plata lo que queda del partido suspendido

Boca y Estudiantes juegan en La Plata lo que queda del partido suspendido

José Cáceres asumió la conducción del PJ

José Cáceres asumió la conducción del PJ

Cómo sacarle el jugo a las ofertas de los bancos para abrir una cuenta

Cómo sacarle el jugo a las ofertas de los bancos para abrir una cuenta

Policiales
Condenaron a alambrador que mató en la ruta y trasladó el cadáver

Condenaron a alambrador que mató en la ruta y trasladó el cadáver

Paraná: perra hurtada parió cachorros fuera de su hogar

Paraná: perra hurtada parió cachorros fuera de su hogar

La Paz: hirió de gravedad a su primo y quedó detenido

La Paz: hirió de gravedad a su primo y quedó detenido

Ruta 14: un hombre murió al ser atropellado por un camión

Ruta 14: un hombre murió al ser atropellado por un camión

Falleció la madre de la familia accidentada en Federación

Falleció la madre de la familia accidentada en Federación

Ovación
Boca y Estudiantes juegan en La Plata lo que queda del partido suspendido

Boca y Estudiantes juegan en La Plata lo que queda del partido suspendido

River Plate venció a Nacional y es líder del Grupo H de la Copa Libertadores

River Plate venció a Nacional y es líder del Grupo H de la Copa Libertadores

Argentina le ganó a Venezuela y es el único invicto en el Panamericano

Argentina le ganó a Venezuela y es el único invicto en el Panamericano

Lanús ganó gracias al aporte goleador de Walter Bou

Lanús ganó gracias al aporte goleador de Walter Bou

Alejandro Domínguez visitará el Cilindro de Avellaneda

Alejandro Domínguez visitará el Cilindro de Avellaneda

La provincia
José Cáceres asumió la conducción del PJ

José Cáceres asumió la conducción del PJ

Paraná: reparan caño de agua en Avenida De las Américas

Paraná: reparan caño de agua en Avenida De las Américas

Agmer presentó una demanda a la Secretaría de Trabajo

Agmer presentó una demanda a la Secretaría de Trabajo

Vacía y sin atención: afiliados a la obra social Ossacra exigen respuestas

Vacía y sin atención: afiliados a la obra social Ossacra exigen respuestas

Agua potable: concretan obras en la red de barrio Antonini

Agua potable: concretan obras en la red de barrio Antonini

Dejanos tu comentario