Secciones
Tecnología

Los autos eléctricos y un mercado que puede crecer

La oferta de vehículos con motores alternativos es el futuro, y en Argentina hay modelos nacionales. En Paraná se pueden comprar los autos eléctricos.

Viernes 28 de Mayo de 2021

La comercialización de autos eléctricos sigue creciendo en toda la Argentina, y en la ciudad de Paraná hay un mercado que apuesta a crecer en los próximos meses. Si bien hasta hace poco parecía una lejana realidad para el país, la oferta de vehículos con motores alternativos a la nafta y el diesel, ya sean híbridos o eléctricos, empezó a multiplicarse en los últimos meses.

En la actualidad existen diferentes compañías que comercializan no solo modelos importados sino también fabricados en el país, tanto para utilizar en predios cerrados como en la vía pública, utilitarios y de pasajeros.

El auto Voltu nació de la visión del ingeniero Guillermo Gebhart sobre el futuro de la movilidad cuando investigaba temas de robótica y BCI (brain computer interfaces). Comenzó con un proyecto privado de desarrollo de tecnología de Powertrains (tren motor) eléctricos, al que luego se sumó su hermano, Iván Gebhart. Este auto se compone de una batería modular escalable con tecnología patentada por Voltu, una unidad de potencia electrónica que permite controlar el motor y realizar cargas rápidas (patentado también), el motor eléctrico de Voltu y un sistema de información y comunicación digital conectado a la nube. Además, como producto asociado, Voltu produce baterías solares y de back up de energía plug and play, llamados Voltu Block.

Sus clientes son compañías que producen vehículos Powered by Voltu o de retrofit de vehículos convencionales, con foco en high performance y heavy duty. Algunos casos son el de ROD Motorcycles en Alemania, construido a partir de un desarrollo de motocicleta de Voltu, y el proyecto de retrofit de colectivos junto con BID Lab en la Ciudad de Buenos Aires.

Voltu está pensada como una compañía global y desde sus comienzos se planteó la internacionalización. La primera exportación surgió a partir del interés de una compañía de automatización industrial alemana en su tecnología. Después de un primer viaje para conocer la empresa alemana y posteriores negociaciones, llegaron a un acuerdo para producir bajo licencia de Voltu la Motu X, una súper bike desarrollada por la firma entrerriana. De esta manera, se exportó la primera unidad que se presentó en el Salón Internacional IMOT en Munich en febrero de 2020. La gran ventaja de estos rodados es que sus valores son más accesibles que los importados y el consumo eléctrico es mínimo si se compara con el consumo de nafta.

Un gran punto a favor es que prácticamente no tienen gastos de mantenimiento, ya que no requieren el service periódico que se realiza a los vehículos convencionales. Se trata de un ahorro extra cada 10.000 kilómetros y más teniendo en cuenta el precio de la nafta en la actualidad.

En cuanto a la compra de autos de este segmento también se destacan por contar, en algunos casos, con precios muy similares a los 0 Km más económicos del mercado local, ventaja que hace mucho más amplio su abanico de opciones para competir.

Sero Electric, una de la marca de fabricación nacional, ofrece tres modelos: sedán, cargo alto y cargo bajo que no posee puertas. Todos ofrecen una capacidad para dos personas, con una velocidad máxima de 50 kilómetros por hora y una autonomía de 100 kilómetros aproximadamente.

En dimensiones, los modelos son compactos. Tienen como máximo un largo de 2,70 metros, un alto de 1,56 y un ancho de 1,32 metros.

En cuanto al sistema eléctrico, son aptos para recargar su batería en un tomacorriente de 220 V. El tiempo es de cinco a siete horas si estaban totalmente descargadas. Además, cuenta saber el estado de las mismas y en el interior del vehículo hay un indicador de descarga.

Volt eléctrico es otro de los modelos de fabricación nacional, que se vende en tres versiones: el Z1, W1 y E1. El Z1 es uno de los modelos de entrada de gama y posee una autonomía de 80 km y demanda de unas seis horas para la recarga total. En cuanto a su equipamiento, tiene frenos regenerativos, cargador on-board y luces LED. El valor del vehículo es de 1 millón de pesos, posicionándose como el más barato del mercado considerando también los nafteros. El W1, por su parte, ofrece un espacio para carga, y se destaca por su autonomía: hasta 150 kilómetros con la posibilidad de sumar otra batería y duplicar esa distancia. Además, se puede recurrir a la carga rápida y tener reservas en tan solo tres horas. Ofrece una conexión 4G, acceso sin llaves, pantalla 7” con MirrorLink, jaula de contención y suelo antideslizante. Cuesta 1,9 millones de pesos.

En un primer vistazo, el Sero Electric está a mitad de camino entre un carrito de golf y un citycar. Mide 2,33 metros de largo. Es realmente diminuto. Para tener una idea, el primero y más pequeñito de los Smart ForTwo es más grande que este Sero, ya que mide 2,50 metros. El diseño toma algunos rasgos del Smart –como la carrocería bitono– y sus líneas nacieron en Italia. Sero contrató la licencia del Movitron Teener, un citycar eléctrico, que hace tiempo se comercializa en Europa.

Sus líneas son sencillas, casi rústicas. Sin adornos ni decoraciones. Las únicas curvas de su diseño están en la trompa, el parabrisas, las puertas y... las ruedas. El resto son líneas rectas y superficies planas. Llaman la atención varios componentes de origen del Grupo Fiat, como los picaportes y retrovisores.

Por último, la versión E1, un urbano eléctrico, el más completo de la gama. Se controla en su totalidad de manera digital a través de una pantalla de 16 pulgadas. Este modelo también tiene una autonomía de 150 kilómetros o de 300 kilómetros si le adiciona una batería extra. El valor es de 2,3 millones de pesos.

Todos los modelos se encuentran en la gama de precios de los vehículos nafteros de entrada de gama. En cuanto al costo de recarga de la batería, para recorrer 100 kilómetros se necesita una carga que saldrá entre 100 y 160 pesos. Es decir, son unos 1.250 pesos al mes.

EL MODELO TITO. Además del Sero Electric y Volt, que ya están homologados para la circulación en la vía pública, en la provincia de San Luis se trabaja en la fabricación del modelo Tito, un eléctrico que llegará en los próximos meses al mercado. El proyecto está en manos de la empresa Coradir y tiene como objetivo un precio de venta inferior al Volt, que ronde los 700.000 pesos. En cuanto a su equipamiento, cuenta con baterías desarrolladas por la empresa argentina Probattery, que le garantizan una autonomía de 100 kilómetros y una velocidad máxima de 65 kilómetros por hora. El tiempo de recarga de baterías es de ocho horas.

La diferencia principal de este modelo con sus rivales es que tiene capacidad para cuatro pasajeros y podrá ser personalizado al gusto del cliente, sin límite de colores o diseños.

IMPORTADOS. Además de los modelos de producción nacional, que tienen diseños más rudimentarios para diferenciarse por precio, las automotrices “tradicionales” ya trajeron sus alternativas eléctricas al país. La primera fue Renault, con el lanzamiento del Kangoo ZE: un utilitario de carga que se ofrece en dos versiones (cambia el tamaño) arranca en un valor de 3.437.000 pesos.

Después fue el turno de Nissan, con la presentación en toda la región del Leaf, el primer vehículo de pasajeros 100% eléctrico en el país y un modelo que desde su gestación se pensó con esa tecnología, es decir, que nació con batería. Su precio es 61.000 dólares y marcó un antes y un después para Nissan, que al mismo tiempo se convirtió en una terminal local que produce vehículos en Córdoba.

“Con el Leaf los usuarios realmente pueden empezar a ver algo que ya es una realidad en otras partes del mundo”, indican desde la marca. Con una carga, ofrece una autonomía de hasta 389 kilómetros en ciudad y 270 en el ciclo combinado.

Por último, hace pocos meses se anunció el lanzamiento de un eléctrico de la mano de una automotriz de alta gama. Se trata de del Audi e-tron, a un precio de 200.000 dólares. Desde la firma tuvieron en cuenta un escollo que presenta el país para la categoría: la escasez de estaciones de carga eléctrica.

También Porsche hizo lo suyo con Taycan, un vehículo deportivo 100% eléctrico que se vende en el país.

Estos modelos vinieron a abrir paso a una competencia premium en el mercado, ya que obliga a sus rivales, tanto Mercedes Benz como BMW, a sumarse a la categoría.

En el caso de Mercedes Benz, durante el verano 2020 presentó el EQC, un SUV para el segmento mediano que convivirá en la Argentina con la GLC 350e Plug-In Hybrid. La EQC tiene dos motores eléctricos alimentados por baterías de iones de litio de 80 kWh. Entregan una potencia de 408 CV y 760 Nm de torque, con tracción en las cuatro ruedas. Acelera de 0 a 100 kilómetros en 5,1 segundos, alcanza los 180 kilómetros por hora y tiene una autonomía promedio de 450 kilómetros.

AUTOS ELECTRICOS 1.jpg
Los autos y el poco espacio que ocupan.

Los autos y el poco espacio que ocupan.

Sero Electric, un vehículo urbano muy interesante

La empresa Sero Electric concretó, en septiembre de 2020, el lanzamiento comercial e industrial de los primeros vehículos eléctricos en serie de fabricación nacional, homologados para el patentamiento y la circulación en ámbitos urbanos. Los vehículos eléctricos de Sero Electric, llegaron a la ciudad de Paraná y se pueden adquirir con un margen de diferentes precios que van de 1,5 millones de pesos y casi 4 millones. Los costos puede variar según el tamaño y el tipo de batería con que cuente el vehículo.

Mariano Chiapino, representante Sero Electric en Paraná, dialogó con UNO y dijo en referencia al vehículo que apunta a la movilidad urbana y cuidar el medio ambiente.

“Nosotros manejamos la venta por pedido, ya contamos en la actualidad con un local más chico. Hemos vendido en la provincia y hay un crecimiento. Muchas consultas recibimos por los vehículos ya sea autos, como motos o monopatines, que son los que comercializamos en la capital entrerriana ”, dijo.

Luego comentó: “Hay que tener en cuenta que son autos urbanos pensados para la ciudad. Las claras ventajas son los costos, porque casi no tienen mantenimiento. Y los motores son simples y sin service. Solamente las baterías necesitan mantenimiento y cuidado. Los vehículos se enchufan a la red doméstica. Y una carga completa puede durar entre seis a ocho horas según el tipo de batería del vehículo. El costo es mínimo si se compara con los combustibles, que siguen en aumento”.

“El precio de un auto básico de la marca que comercializamos arranca en 1,5 millones de pesos. Un costo menor a todos los autos cero que se venden en la región. Hay otros modelos que son un poco más caros, pero depende de la comodidad y baterías”, completó el representante de Paraná.

Sero Electric está homologado para su uso en la vía pública en sus modelos sedán y cargo alto con puertas.

El auto a electricidad tiene tres ventajas muy grandes: 1°) Eliminación de contaminación del aire; 2°) Eliminación de contaminación sonora; y 3°) Simplificación de cargas (en el estacionamiento de la calle, en la cochera o también en algún punto de carga) o sea, se masifican los puntos de carga por su bajo coste respecto de una estación de servicio.

En Paraná también se pueden ver algunas motos eléctricas con un costo barato de mantenimiento.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario