Secciones
Fútbol - Informe

Cuando ganar en el fútbol es lo único que importa

Se sabe que en el fútbol argentino solo sirve ganar. Una muestra de ello es lo que padeció Lionel Messi en la Selección Argentina.

Viernes 17 de Septiembre de 2021

Si ganas, sos el mejor. Ser segundo nos sirve. Así se vive el fútbol en Argentina, con un tremendo exitismo que lleva a muchos futbolistas a cargarse de una mochila llena de presión que luego los hace explotar emocionalmente. Y le pasó al mejor de todos días pasados en el Estadio Monumental cuando la Selección Argentina celebró la obtención de la Copa América alcanzada en Brasil hace poco más de dos meses. Lionel Messi, luego del 3-0 frente a Bolivia por las Eliminatorias Sudamericanas, confesó en diálogo con la televisación oficial del partido: “Viví con mucha ansiedad toda la previa, con ganas de poder disfrutar. Esperé mucho tiempo esto y ganamos el partido que era lo importante. Ahora hay que disfrutar de esto. Busqué hace mucho esto, lo soñé y gracias a Dios se me dio. Fue un momento único, después de tanto esperar. No había mejor manera de que sea. Poder estar festejando acá, es increíble. Con mi mamá y mis hermanos en la tribuna, que sufrieron mucho. Estoy muy feliz”, sostuvo tremendamente emocionado. Luego, no pudo seguir hablando. Así de simple.

Y ahí, recién ahí y con todo lo que ha ganado en su carrera y sin tener que darle explicación alguna a alguien, Messi se sacó esa mochila de encima con el elenco nacional. Una locura.

Para conocer más en profundidad que es la presión en el fútbol y lo que provoca en ciertos jugadores, UNO estuvo con el reconocido psicólogo deportivo Adriel Levy.

“Primero creo que Messi siempre se muestra como es y esa autenticidad se nota y la gente empatiza mucho y más después de lo que fue su renuncia en su momento y la vuelta. Creo que se entendió la mochila que él se cargaba encima en términos futbolísticos merecido porque es el mejor, pero injustamente llevado a veces, no en soledad, pero no compartiendo equitativamente el peso”, dijo en primer lugar y luego definió lo que es la presión y lo que provoca: “Y con respecto a la presión no quiero ponerme técnico, pero adhiero a muchas definiciones y demás. Yo creo que la presión tiene que ver con como interpreta uno una situación. De ahí nace, no de otro lugar. Ninguna situación es presionante por si misma porque uno a una situación que cualquiera puede suponer que es de presión si el deportista lo interpreta como un desafío pasa a ser una motivación. Hay una delgada línea entre motivación y presión. Son las dos caras de la misma moneda. ¿Cuando aparece la presión? Cuando el deportista interpreta que sus recursos son menores a la exigencia de su actividad. Cuando uno se ve con menos recursos de lo que tiene que hacer ahí es donde aparece esa presión, tensión, estrés o ansiedad que se puede manifestar tanto en lo mental, fisiológico y en lo motor también”.

informe presion futbol 1.jpg

La presión se manifiesta de distintas maneras en el cuerpo y la mente humana. Levy las repasó: “Lesiones, falta de precisión, torpeza a la hora de moverse, llegar a destiempo, eso a nivel motor. A nivel fisiológico tensión corporal, sudoración, tensión muscular que puede llevar a lesiones. Y en lo mental pérdida de concentración, frustración y pensamientos difuncionales y algunos inconvenientes desde lo emocional también. Las manifestaciones son muy variadas”.

Argentina es un país donde sólo sirve ganar y ese exitismo lleva a que muchas veces los jugadores de fútbol carguen con la mochila de la presión: “Acá vivimos todo así. El que gana sirve y el que pierde no sirve. Messi es Argentino y por eso también él la vive así. Si Messi hubiera nacido en otro país y se nacionalizaba tal vez no entendería lo que pasa. Messi, si bien se fue de joven, es tan argentino como cualquiera y por más que ha estado afuera la vive así o mucho más cuando se pone la camiseta de la selección”.

Antes, en otro fútbol, el de antes, el alcance de la psicología estaba lejano o era casi nulo, pero hoy muchos planteles o jugadores profesionales tienen la gran posibilidad de tratar ciertos temas con estos profesionales de la salud. “El tema de la regulación emocional, la cognitiva, los objetivos, ajustar la exigencia a lo que yo puedo dar y concentrarme en eso y no en lo que no puedo hacer, la tolerancia a la frustración, la concentración que creo que es tan importante como las vacunas para el Covid. La concentración para eliminar la presión. Si un deportista está centrado en lo que tiene que hacer dentro de la cancha no estará prensando en lo que pasa afuera o en las posibles consecuencias de sus actos. Entonces se entrena así como se entrena los físico y táctico, esto es totalmente entrenable”.

Levy tuvo la oportunidad de trabajar en Patronato. Pasó por planteles de Primera con distintos entrenadores y hoy lo hace con las divisiones formativas. “Actualmente trabajo con los Juveniles ya es el cuarto año. Y con Primera estuve con Gustavo Álvarez y antes con Osella y Lipi. Desde el primer día con Gustavo Álvarez se trabajó eso, qué estaba en juego y la propuesta futbolística. No puedo contar mucho más, pero en la primer charla se habló de cómo hacer que el equipo juegue o intente jugar a lo que yo quiero sin miedo a perder y se concentre en tener éxito y no en evitar el fracaso. Si yo pienso en tener éxito voy a actuar de una forma y si pienso en cómo evitar el fracaso voy a actuar de otra. Una partecita muy importante de cómo se puede laburar en lo grupal mediante el entrenador y en lo individual con los rendimientos uno interviene”.

Queda claro que el mensaje llega, pero eso depende de cada uno y su recepción. “En la comunicación hay que preparar muchas veces el terreno. Algo dicho en un mal contexto no llega. Hay que generar ese espacio para que el mensaje llegue”.

informe presion futbol 2.jpg

Finalmente Levy dejó un mensaje, en este caso destinado para el jugador de fútbol. “Hay mucha gente interviniendo en lo mental que no está preparada, que son seudos profesiones. Y nadie discute la importancia de lo mental. Tal vez por desconocimiento no saben que se entrena como un músculo. Acá tenemos un hermoso espacio (Gimnasio Oxígeno) y como dice el logo esto es un laboratorio. Acá ensayamos y manipulamos variantes psicológicas y las ponemos en función del deportista o del equipo que venga a entrenarse. Tratamos de simular situaciones de juego para que después lo puedan transferir al campo. Es entrenamiento psicológico/mental poniendo el cuerpo porque tenemos un espacio físico acorde como para que el deportista ejecute los movimientos que hace dentro del campo. Se puede trabajar la toma de decisiones y la ejecución y como con la ejercitación se corrigen las variables para ejecutar de manera correcta”, finalizó.

informe presion futbol 3.jpg

Sebastián Bértoli

“Momentos de presión en el fútbol se viven constantemente. Fundamentalmente cuando uno está muy comprometido con el proyecto. Yo creo que eso fue lo que le pasó a Messi. Fue objeto de mil situaciones que desde lo emocional lo fueron cargando de responsabilidad y de frustraciones. Siendo el mejor del mundo, supongo yo, que él se sentía en deuda. Creo que esas lágrimas nacieron genuinamente. Yo tuve varios momentos de presión y los intenté desactivar canalizándolos por distintos lugares. Fundamentalmente me enfocaba mucho en el entrenamiento y seguir entrenando y corrigiendo. Me enfocaba en eso. Después buscaba tranquilidad sin meterme a leer, ni escuchar nada, simplemente enfocarme en el trabajo. Si te vas llenando de esa negatividad cuando las cosas no salen llega un momento que es una bola de nieve que supera cualquier cuestión emotiva. Me enfocaba en eso, en lo momentos malos de máximo estres no leer ni escuchar nada y concentrarme en hacer las cosas bien adentro de la cancha. Me pasaba en situaciones definitorias y aislarme fue lo que encontré. Los momentos más importantes de resoluciones mías, fueron en los momentos de estres. En los partidos de máxima presión es cuándo mejor respondí”.

informe presion futbol 5.jpg

Leonardo Acosta

“A este nivel es como que todo el tiempo estás presionado, aunque no se si es presionado o autopresionado. La alta competencia implica mucho eso. Juega mucho la cabeza. Donde yo me sentí un poco presionado fue cuando me lesioné en Patronato que me agarró pubalgia y a raíz de eso uno intenta buscar una salida o una solución y en ese momento lo que hice fue consultar a un psicólogo deportivo que justamente fue Adriel. Con él hablé para que me diera herramientas de cómo manejarme y todo eso. Me venían saliendo las cosas muy bien y de golpe las cosas no se estaban dando y uno por ahí comienza a sentir esa prensión que te ejerce la profesión misma. Con lo que sí lidié mucho luego fue con los ataques de ansiedad. Tuve muchos ataques de ansiedad, no al punto del pánico, pero cerca. Sentía que los partidos eran muy largos, los sufría. Eso hizo un clic en mi vida porque todo lo que había soñado de vivir del fútbol, tener mi casa y todas esas cosas, lo había logrado, pero no lo estaba disfrutando y no era feliz. Yo encontré mi salida en la fe. Dios me hizo llenar ese vacío que me estaba faltando. Era inexplicable tener todo lo que había soñado y no poder disfrutarlo”.

informe presion futbol 4.jpg

Iván Furios

“La presión aparece en distintas etapas. Está en los inicios cuando estás por debutar y querés mostrar todo lo que venís haciendo, sea en la máxima categoría o Nacional B. Pero en ese caso también tenés el respaldo de los más grandes que te acompañan y esa presión se puede llevar. Después cuando jugas con presión cuando sos más grande y tenés una familia. Cuando uno sabe que tiene que jugar, andar bien y renovar contrato porque hay una familia atrás aparece otro tipo de presión. Cuando te lesionás es otra presión y a veces no sabés para donde disparar. Después está la presión cuando las cosas no andan bien en un equipo y sabes que tenés una hinchada atrás que es brava y que en cada partido que el equipo no gana en la semana pasan cosas raras. Luego está la presión por los objetivos que cuando no logras como en este caso Messi, un tipo tan exitoso y que es tan castigado en su propio país. Lo de Messi fue más un desahogo que lo tuvo él y nos emocionamos todos. Cuando se emociono ante Bolivia la verdad que fue increíble lo del tipo. Yo en mi caso la tuve por querer andar bien en los partidos, pero siempre logré canalizarlo con el grupo de ese momento porque esto es un deporte en conjunto”.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario