Secciones
Revista Tuya

Cecilia Pérez Urquiza, pionera en las filas del movimiento obrero metalúrgico

La diamantina Cecilia Pérez Urquiza es una de las mujeres contratadas por Acindar para su planta de producción. Estudia Ingeniería Mecánica en Rosario.

Miércoles 30 de Septiembre de 2020

Acindar, la histórica fábrica siderúrgica que explota y administra la compañía ArcerolMittal, el año pasado dio un paso adelante hacia la igualdad de género en el ámbito laboral, en un rubro tradicionalmente masculino. Contrató mujeres para su planta de producción y dentro del grupo está Cecilia Pérez Urquiza, una joven entrerriana que estudia Ingeniería Mecánica en Rosario, donde vive.

En diálogo con UNO repasó su historia, la elección del trabajo y también sus sueños.

Cecilia se fue de Diamante en 2014 para trasladarse a la provincia de San Luis, donde terminó sus estudios secundarios en la escuela técnica y se recibió con el título en Equipos e Instalaciones Electromecánicas. Allí ayudó a un tío en el cuidado de su abuela que no se encontraba bien de salud. Posteriormente se instaló en Rosario.

—¿Cómo llegaste a Acindar?

—Llegué a Acindar a través de una oferta laboral publicada en Computrabajo; la verdad me sorprendió mucho porque en el aviso solo buscaban operarias y ¡no es algo habitual! Ingresamos el pasado 16 de octubre de 2019.

—¿Qué requisitos tuviste que cumplimentar para el ingreso?

—Ser mujer y tener ganas de trabajar.

—¿En qué consiste tu actividad?

—Actualmente realizo tareas de trefiladora, trabajo produciendo alambres (para el agro, la industria y la construcción). Consiste en un proceso que se realiza en frío, ingresa alambrón que nos provee el tren laminador SBQ, al cual lo hacemos pasar por una máquina trefiladora, las tareas son soldar, enhebrar, cambiar trefilas y sacar spy llenos de alambre. A mí me gusta y la verdad no lo veo complicado.

cecilia revista tuya.jpg
Cecilia Pérez Urquiza trabaja en Acindar y es pionera en las filas del movimiento obrero metalúrgico

Cecilia Pérez Urquiza trabaja en Acindar y es pionera en las filas del movimiento obrero metalúrgico

—¿Cómo es tu jornada laboral?

—Trabajo ocho horas en tres turnos: turno mañana de 6 a 14 de lunes a sábado inclusive, con descanso de media hora a las 10; el turno tarde de 14 a 22 horas de lunes a viernes inclusive y a las 18 descanso y el turno noche de 22 a 6 horas de lunes a viernes y a las 2 descanso de media hora.

—Junto a dos de tus compañeras fueron noticia por ser las primeras tres mujeres en entrar como operarias. ¿Cuántos hombres trabajan allí? ¿Cómo es el trato con ustedes?

—¡Sí, la verdad esto es muy importante para todas! Hay 1.700 operarios varones en la planta. Y si bien en la empresa ya hay mujeres en la parte administrativa, técnica y de ingeniería, en la parte productiva recién se está abriendo. Tenemos vestuarios y se siguen adaptando. La verdad hay mucha predisposición.

—¿Por qué te decidiste por el estudio de Ingeniería Mecánica?

—Me encanta la mecánica, ya que no es solo autos, mecánica es todo, está en lo cotidiano y es una rama de la Ingeniería muy amplia e interesante.

—¿Sentís que hay límites para las mujeres en ciertos trabajos?

—Siento que el límite está impuesto por la sociedad, y las mismas mujeres cuando decimos que no podemos o nos comenzamos a preguntar en cómo se verá de afuera que una mujer haga una u otra cosa, supongo que esto es por el sistema o cultura en la que estamos sumergidos. Todos tenemos la capacidad de lograr nuestros sueños y cada día se nos abren más puertas, tenemos que cruzarlas y avanzar. El trabajo no tiene género.

—¿Tuviste apoyo de la familia, de los amigos?

—¡Mi familia siempre me apoyó y mis amigos también! Todos súper felices me respaldan en todo, la verdad que es muy importante eso. ¡Siempre me impulsan! Son pocos los que alientan a las mujeres, amigas, hermanas a que vayan por sus sueños y estoy muy agradecida con mis afectos por siempre hacerlo, siempre apuntan a que seamos independientes y buenas personas.

—¿Qué le dirías a una joven para contagiar tu experiencia?

—Creo que lo nuestro es muy importante, es más, ya ingresaron dos chicas más en la planta de San Nicolás. Estoy muy contenta, creo que las empresas (empresarios) ya comenzaron a abrirse, ahora sigue que nosotras sigamos postulándonos y perseverando para entrar a estos puestos y dar lo mejor. Es momento para que todas nos animemos a ir por nuestros sueños. ¡El no siempre está y hay que ir por el sí!

trabajando 2

Una gran empresa

Acindar es una de las siderúrgicas más grandes e importantes del país. Fue fundada en 1942 y hoy está en manos de ArcerolMittal, la mayor compañía siderúrgica mundial, con una plantilla de casi 200.000 trabajadores en más de 60 países, y que emplea en la planta de Villa Constitución a más de 1.700 operarios afiliados a la Unión Obrera Metalúrgica. “Nuestro acero forma parte de la vida cotidiana y no podríamos vivir de la manera que lo hacemos sin él. Puentes, autopistas, edificios, automóviles, ferrocarriles, electrodomésticos, herramientas de mano y muchos objetos más no existirían sin el acero como componente”, señaló la empresa.

CeciliaxCecilia

Cecilia Pérez Urquiza tiene 24 años y vive en la zona del centro de Rosario. Su familia está integrada por sus padres y dos hermanos de 18 y 17 años, el más chico vive con ella.

—¿Cómo es un día tuyo?

—Depende del horario de trabajo, pensando un turno mañana, me levanto 3AM, preparo el desayuno y leo un poco. Miro qué tal el día en la agenda y alrededor de las 4 salgo de casa rumbo a la parada del cole de la empresa; entonces llego para las 4.15 más o menos y el transporte pasa 4.24; llegamos 5.25 ya que la fábrica está en Villa Constitución. Marcamos, entramos a los vestuarios, nos ponemos la ropa de trabajo e ingresamos al sector a hacer el relevo en las máquinas y diferentes puestos; así comienza mi jornada laboral. A las 10 tenemos un descanso de media hora en el cual tomo un té y como una fruta que me llevo de mi casa. Luego trabajo hasta las 13.40, la hora de salir, marco, voy al vestuario, me baño y ya emprendo la vuelta en el cole de la fábrica, llego alrededor de las 16 a casa, curso y voy al gym, a nadar. Luego ya me acuesto, a descansar.

—¿Qué te gusta hacer en tu tiempo libre?

—Nadar, remar, andar en bici, juntarme con mis amigas y amigos.

—¿Cuáles son tus sueños?

—Mis sueños son recibirme principalmente, terminar los papeles de una asociación civil que comencé con unas amigas para trabajar sobre problemáticas de niñez, y ayudar en eso, junto a la promoción de la educación y el trabajo. Sueño con tener mi casa y poder viajar por el mundo, haciendo lo que me gusta.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario