Secciones
sexo

Alessandra Rampolla sobre el sexo en pandemia: "El orgasmo se puede lograr solo o en pareja"

La sexóloga habló sobre sexo en cuarentena, el aumento de consumo de pornografía, el impacto del feminismo en la rutina sexual y el boom de vibradores

Jueves 11 de Febrero de 2021

Frente al aislamiento, el sexo se reformuló: el consumo de pornografía aumentó un 30% según PornHub, el sitio porno más visitado por los argentinos, a la vez que las plataformas de citas virtuales crecieron exponencialmente, hay un auge del porno feminista y los vibradores treparon en ventas.

Alessandra Rampolla, la famosa sexóloga charló con La Capital desde Australia para reflexionar sobre el sexo en pandemia: el manejo gubernamental, el "mal porno", el sexting y el impacto del auge feminista en el sexo de las parejas. También mostró los juguetes sexuales que marcan tendencia para descubrir en tiempos de distanciamiento y se animó a un divertido "mitos y verdades del sexo".

La sexóloga se encuentra en Sydney desde agosto grabando el programa "Married at first sight" ("Casado a primera vista") que saldrá el próximo año. "La diferencia horaria con mi Puerto Rico es de 14 horas, por eso comunicarme con mi familia es todo un reto. Acá está muy controlado el Covid, así que vivimos vida casi normal, sin mascarillas ni muchos protocolos. De todos modos, mi cabeza y mi corazón están en América, en Puerto Rico y Argentina. Tengo una sensación rara viviendo esta libertad sabiendo que mi gente no lo está viviendo de la misma manera", explica Rampolla vía Zoom.

rampolla.jpg
Alessandra Rampolla sobre el sexo en pandemia: "El orgasmo se puede lograr solo o en pareja" 

Alessandra Rampolla sobre el sexo en pandemia: "El orgasmo se puede lograr solo o en pareja"

-Hay contextos, como este de pandemia mundial, en los que el sexo se reformula. ¿Cómo impactó la cuarentena en la vida sexual de los argentinos?

-Impactó completamente. Nos vimos limitados en tener contacto físico con la gente durante muchos meses. En Argentina se dio a principio de otoño por eso las precauciones tuvieron que ser extremas ya que era el momento más complicado. Me llamó la atención de manera positiva lo proactivo que fue el gobierno argentino en hablar de sexualidad y en dirigir a la gente en términos de lo que podía hacer, eso no hizo en muchas partes del mundo. Argentina fue precursora una vez más. El ministerio de Salud dio la sugerencia oficial sobre sexo virtual y fue tremendo ya que hizo que la gente empezara a hablar de algo que era necesario. Tinder aumentó pero el manejo cambió. Muchas personas empezaron a buscar vínculos con más peso emocional, para tener acompañamiento y apapacho, más que una cita fugaz que no se podía concretar. Por eso, lo positivo de esta pandemia es que nos reencontramos con la palabra y conectamos con otros personas desde otros costados. Amplió las posibilidades a muchas personas de tener sexo virtual. Incluso al principio de la pandemia, hice campaña sobre el sexo a distancia dentro de una misma casa con tu pareja, ya que quizás alguno se exponía al exterior y podía contagiar al otro. Por eso sugerí masturbación mutua a distancia, cada uno en una punta de la habitación, sin besos. Ha sido muy interesante el replanteo que hicimos sobre el sexo, expandimos nuestra definición de sexo y entendimos que tener un orgasmo es beneficioso para el sistema inmune. Es uno de los grandes beneficios del orgasmo. El orgasmo se puede lograr solo o en pareja.

-Estuvimos hurgando en las páginas porno más populares y las categorías más buscadas son porno con zombies y sexo con barbijos.

-¡Sí! Si existen esas categorías es porque las fantasías existen. En la fantasía todo lo vale. No me extraña porque las categorías siempre han estado ahí pero con la pandemia la gente las está redescubriendo. Sobre el comienzo de la cuarentena, algunas páginas porno abrieron sus servicios premium como ayuda para aquellas personas que se quedaban solas en casa, para que pudieran canalizar y entretenerse. Algunos tenían a la mano solo dispositivos electrónicos para entretenerse así que me pareció una propuesta muy interesante.

-¿Cuáles son los peligros de la pornografía tradicional en la se exageran el tamaño de los miembros masculinos y los tiempos de duración del acto sexual, entre otras características que no tienen un correlato en la realidad?

-La mayoría es "mal porno" , que es ese porno tradicional que se hace en California, con mujeres estereotipadas con los senos operados, cavado perfecto, extensiones de cabello, maquillaje y labios gigantes, que son personas que no representan a la mayoría de los casos. En las películas tradicionales están en acción en tres minutos. Por eso, es bueno saber que cuando uno ve ese tipo de porno es fantasía, no es lo que pasa en la realidad. Yo prefiero el cine erótico como el de Erika Lust. El trabajo de Lust es muy actual, tiene una mirada sobre seducción, con sexo duro y explícito y es más representativo de lo que sucede en la realidad. Incluso hizo una serie sobre personas que mandaban videos de su sexo en cuarentena, mucho más realista que ver sexo con barbijos, que es más comercial. Estos tiempos nos dan una oportunidad para descubrir mejor porno, de calidad. Hay mucho más que las páginas tradicionales.

-Hay un auge del feminismo y cada vez son más las mujeres que disfrutan de su sexualidad. La liberación femenina permite romper con los estereotipos y a la vez, el confinamiento invita a explorar nuevos terrenos. ¿Cómo repercute el feminismo en la vida sexual de las parejas?

-Impactó muchísimo ya que permite la equidad en las relaciones. En 2008 escribí el libro "La diosa erótica", donde hablo del tema. Siempre he tenido la misión de vida de invitar a la mujer a que desarrolle su placer. El problema con el tema sexual es que a la mujer no se le permite el disfrute, el goce es mal visto y nos condena. La mirada feminista del sexo, lo único que implica es igualdad. Si no hay igualdad, es difícil que puedas pasarla bien ya que no estás pudiendo ser libre. Por eso, el feminismo cambia la expectativa, la perspectiva. Todos deberíamos abrazar el feminismo ya que nos conviene a todos. En términos de la pornografía, la representación del placer no incluye el placer femenino. Entonces con otro tipo de porno, la mujer se siente más identificada.

-¿Cuáles son los tips para mantener la llama en una relación de pareja? Sobre todo en esta coyuntura en la que la vida social se redujo muchísimo y las parejas pasan más tiempo juntas.

-Hay cosas básicas pero esenciales como la comunicación. Tenemos que negociar continuamente, los deseos, los altibajos, todo nos afecta, por eso no es lo mismo la pareja al principio, que después de años. Hay muchos ritmos sexuales, a veces uno está deprimido, o pensando en problemas económicos, y el otro tiene ganas, o al revés. Para algunos, la cuarentena intensificó las ganas de tener contacto. Hace algunos años, venimos hablando del mindfullnes, de estar presentes en el momento, es una herramienta muy potente. Para el sexo es clave saber quiénes somos. Para negociar algo con tu pareja tenes que saber qué necesitás y no te enteras lo que necesitás hasta no estar presente en tu cuerpo hoy. Es muy importante combinar el autoconocimiento con la conversación en pareja. Otro componente importante es poder reírnos. La risa permite relajarnos y crear un ambiente de juego.

-Otro de los efectos de la cuarentena fue el boom de los juguetes sexuales. Se dispararon las ventas de vibradores, disfraces, de todo.

-El 2020 trajo variedad: la venta de juguetes explotó, incluso había delivery de vibradores en plena cuarentena. Hay succionadores de clítoris, masturbadores de pene, vibradores, plumas, látigos, ¡busquen porque van a encontrar!

*Por Luciana Boglioli/La Capital

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario