Secciones
Tendencias

Cursos de bordado y decoración para no aburrirse en casa

Si bien es normal que el contexto actual ayude a cansarse de la rutina y buscar cosas nuevas para hacer, también es una oportunidad para explorar los beneficios de las manualidades.

Jueves 10 de Junio de 2021

La casa se transformó en un lugar de actividades variadas y con eso también llegaron los momentos de aburrimiento. Si bien es normal que el contexto actual ayude a cansarse de la rutina y buscar cosas nuevas para hacer, también es una oportunidad para explorar los beneficios de las manualidades.

Los cursos de bordado, de corte y confección, de pintura y de decoración fueron los más demandados este último tiempo ya que sirvieron de ayuda a las personas, sobre todo para desconectarse de los problemas y generar espacios de distracción donde la imaginación fuera protagonista.

Mirar series o películas, leer libros y jugar videojuegos fueron los protagonistas del inicio de la pandemia pero esta etapa tuvo su fin cuando comenzaron los dolores de cabeza, la ansiedad y el insomnio que generaba la conexión constante.

Hay que tener en cuenta que muchas personas comenzaron a trabajar desde su casa y además de estar frente de la computadora todo el día, el modo de distracción era el teléfono o la televisión, lo que generaba una constante exposición a pantallas.

En este contexto, los especialistas recomiendan prestar atención a los estados de ánimo y no perder contacto con el mundo exterior y con los propios objetivos y deseos. Una de las opciones principales es trabajar con las manos, hacer creaciones para la casa, ter momentos artísticos para descansar la mente.

997_-_FOTO2.jpg

¿Qué beneficios aportan las manualidades?

Aumentan la concentración

Enfocarse en una actividad para que salga bien desarrolla una capacidad de concentración que relaja la mente y el sistema nervioso. Centrarse en que una idea se materialice de forma adecuada, pintar sin que quede desprolijo, trazar una línea en el lugar preciso, realizar un bordado sin salirse de la trama son algunos de los ejemplos para demostrarlo.

Disminuye el estrés

Lo inmediato, el envío y recepción de mensajes, las actualizaciones de las redes sociales, usar el teléfono celular mientras se mira una película, todas estas actividades disparan en el cerebro ansiedad y aceleración a la que una persona no está acostumbrada.

El trabajo manual pausa la contaminación visual y enfoca la atención en una sola cosa: el aquí y ahora. Incluso sin tener la experiencia necesaria, como empezar por primera vez algo desconocido, experimentar los errores se vuelve placentero cuando se disfruta el presente.

Contribuyen al medioambiente

Las manualidades pueden hacerse con materiales reutilizados, como por ejemplo botellas de plástico o de vidrio, retazos de tela, ropa vieja o incluso con cartones como los rollos de cocina. Parte de esta iniciativa surge como medio para cuidar el medioambiente a través de la decoración sustentable.

La moda se sumó a esta idea y en internet hay cursos y videos de moda sustentable que proponen intervenir prendas como jeans y camperas para modernizarlas. Por ejemplo, ponerles tachas, hacerles pequeños tajos a la moda, pintarlos y bordarles los bolsillos con algún diseño excéntrico.

¿Qué se aprende en un curso de bordado?

Los cursos de bordado, en principio, se dividen en niveles. Si eres una persona que no sabe cómo usar una aguja o nunca ha visto un bastidor lo mejor es que comiences por un curso básico donde puedas practicar las reglas iniciales para bordar.

Hay cursos donde se enseñan desde las nociones principales del bordado hasta algunas técnicas avanzadas, por lo general duran algunos meses más que los cursos de bordado regulares pero son completos y permiten aprender varios niveles de una sola vez.

Hay varios tipos de bordado, pero el que más se ha puesto de moda es el botánico. Decorar las paredes con bastidores con plantas bordadas le da vida y alegría a los ambientes y es una opción extra para quien sea amante de la vegetación y viva en departamento sin espacios verdes.

Las técnicas que se aprenden en los cursos de bordado botánico explican cómo perfeccionar pétalos y flores, cómo combinar distintos tonos de verde para las hojas, cómo hacer más realista una planta y a jugar con las texturas sobre el bastidor.

Si no eres amante de bordado puedes utilizar los bastidores y colocarles cualquier tela que te guste de esa forma y pueden colgarse a la pared como cuadros decorativos y tienen la misma función que uno bordado: alegrar el ambiente.

997_-_FOTO3.jpg

¿Qué otros cursos de manualidades existen?

Durante la pandemia surgieron cientos de cursos de manualidades para principiantes, intermedios y profesionales donde muchos buscaron refugio en las diferentes modalidades que estos enseñaban, desde costura hasta diseño de centros de mesa.

Si te interesa más la temática de la moda sustentable, hay muchos cursos que enseñan cómo intervenir prendas y modificarlas para volver a usarlas o regalarlas o venderlas. Muchos jeans anchos pueden convertirse en shorts y es original pintar las camperas en la espalda para darle una identidad a la prenda.

Otro curso en auge es el del diseño de interiores. A raíz de que el hogar se convirtió en un lugar muy habitado la necesidad de remodelación no logró ocultarse por mucho tiempo y varias personas decidieron instruirse para hacer los cambios ellas mismas.

En relación con el curso anterior, también se puso de moda decorar las habitaciones y el exterior del hogar con plantas y las macetas, los floreros reciclados o con materiales reutilizables fueron los más pedidos. Botellas, latas y envases viejos y se transformaron en objetos decorativos que renovaron cada rincón.

Los cursos de encuadernación artesanal son una buena opción si te interesa trabajar con tus manos en un objeto que luego puede utilizarse y no necesariamente tiene que ser decorativo. Hay personas que comenzaron a escribir diarios para sobrellevar la pandemia y hacer tu propio cuaderno es una opción válida.

La cerámica ha ganado su lugar en el podio aunque es popular hacer años, sin embargo se ha puesto de moda usar tazas y platos de ese material, combinarlos con colores tierra o pasteles para darle al hogar un perfil más cálido y natural.

Además de los cursos de bordado, de encuadernación, de cerámica, de moda sustentable y de decoración hay infinidad de opciones disponibles en internet de cursos que puedes hacer en remoto, es decir sin moverte de tu casa.

Estos cursos tienen un modo de enseñar dinámico y en sus descripciones, antes de anotarte, mencionan qué materiales utilizarán, cuántos meses duran y la carga horaria del mismo. Además, muchos de ellos cuentan con certificados que se entregan a terminarlos.

Un dato no menor es que, si estás pensando en emprender, las manualidades son una buena forma de capitalizar lo aprendido. Además de distenderte y trabajar con las manos podrás sacarle fruto al tiempo invertido y a las prácticas aprendidas en ese tiempo.

Si estás pensando en hacer un curso de manualidades, es importante que sepas que sólo tienes que tener buena conexión a internet y un dispositivo como teléfono o computadora para que puedas observar a profesor y también se genere un lazo con tus compañeros.

Otro de los beneficios que tienen los cursos es hacer amistades a pesar de la distancia y socializar cada uno desde su lugar. Puede que debamos estar adentro cuidándonos pero es importante mantener un contacto aunque sea virtual con personas y qué mejor que este sea a través de experiencias educativas. Además enriquecer el cerebro puede también servir de compañía.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario