Secciones
Música

NTVG vuelve a Paraná celebrando sus 25 años con "Otras Canciones"

La banda uruguaya se presentará el 12 de octubre en el Teatro 3 de Febrero con un show acústico que repasa hits y lados B

Domingo 08 de Septiembre de 2019

No Te Va Gustar (NTVG) presenta Otras Canciones en Paraná, un show en el que repasan los 25 años de la banda. Será el sábado 12 de octubre, a las 21, en el Teatro Municipal Paraná 3 de Febrero. Las entradas están a la venta en la boletería del Teatro. Con motivo de sus 25 años como banda, la formación uruguaya realizó la grabación de una pieza audiovisual donde revisó una buena parte de su carrera. Sus canciones clásicas y aquellos temas que no suenan en los shows multitudinarios pero que son piezas fundamentales en sus discos, reinterpretados de manera íntima y tomando como base una instrumentación acústica. Filmado y grabado con equipos de última generación, con la producción artística de Héctor Castillo (quien trabajó con David Bowie, Lou Reed, Gustavo Cerati y Los Fabulosos Cadillacs entre otros) y con la participación de invitados muy especiales, el espectáculo está pensado como una buena síntesis de lo que es NTVG y a la vez como un punto de partida para la gira internacional que están encarando. Actualmente, la banda está integrada por Emiliano Brancciari (voz y guitarra líder),Guzmán Silveira (bajo), Martín Gil (trompeta), Pablo Coniberti (guitarra), Diego Bartaburu (batería), Gonzalo Castex (percusión), Mauricio Ortiz (saxo), Denis Ramos (trombón) y Francisco Nasser (teclados). Escenario dialogó con este último a propósito del espectáculo con el regresarán a la capital entrerriana.



—¿Qué me podés contar de estenuevo show?
—E
stá basado en nuestro último disco, que fue grabado en vivo y se llama Otras Canciones, en el que hacemos un repaso de los 25 años de la banda en versiones acústicas de algunos de los hits, y también pasamos por las canciones más raras de la banda, algunas inéditas, lados B que nos gusta mucho tocar pero que por ahí no tienen espacio en un formato eléctrico o en un show de los típicos. Y aprovechamos para darnos el gusto de tocarlas. De hecho, el disco tiene 14 canciones, también es un audiovisual que se puede ver en nuestro canal de YouTube, y hay un montón de invitados. Pero en el show tocamos cerca de 30 temas, lo cual le da un plus al ir a verlo en vivo.


—También es un plus verlos más de cerca, en un espectáculo más íntimo...
—Sí, para nosotros también significa llegar a ciudades a las cuales hemos ido muchas veces a festivales o presentar shows propios, pero siempre en un estadio, en una cancha; ir a tocar a un teatro es otra cosa, nos permite conocer unos teatros hermosos. Justamente ahora estamos terminando la parte uruguaya de la gira y redescubrimos teatros preciosos, nos pasó lo mismo en Buenos Aires. Y ahora que vamos a arrancar la gira por ciudades de las provincias argentinas, seguro nos va a pasar lo mismo.



—¿Cómo los ha recibido el público acá?
—Desde que estoy en la banda, hemos ido más de una vez a Paraná. El público argentino nos trata muy bien, realmente nos toma como si fuésemos una banda de rock nacional argentino. De hecho, si vas a una disquería nos encontrás en las bateas de rock nacional. Creo que se debe a que la banda va a tocar allá desde 2002, primero en algún bolichito de Buenos Aires, después en La Plata y luego fuimos abriendo la ruta. Hemos hecho el laburo que hace cualquier banda argentina, desde abajo, y eso hace que el público la tome como propia. Y en Paraná el público siempre nos recibe muy bien, nos hemos divertido mucho, los shows están buenísimos y siempre da para pasear un ratito también.

—Es que Entre Ríos siempre se ha sentido más cercana a Uruguay que a Buenos Aires. ¿Ustedes lo viven igual?
—Sí, por supuesto. Para nosotros lo que es el Litoral es más cercano. Nuestros compatriotas que viven allá se sienten como si no fueran dos países. Estamos más cerca que con Buenos Aires.


—Vos te incorporaste a la banda tras el fallecimiento de Marcel Curuchet en un accidente. ¿Qué recordás de tu llegada a NTVG?
—La noticia del accidente fue muy triste; acá en Uruguay tuvo mucha repercusión, en particular en el ambiente musical, porque somos unos cuantos pero nos conocemos todos. Unos meses después me llama Emi (Brancciari), yo ya había compartido algunos proyectos con él y con otros músicos de la banda; pero me tomó por sorpresa. No me esperaba que me fueran a llamar para ocupar ese puesto. A la vez, nunca sentí presión ni nada por el estilo, fui bien recibido por los fans y mis compañeros tampoco me metieron presión. De hecho nunca sentí que fuera a reemplazar a Marcelo, él era un pianista increíble y era otro tipo de músico, muy abocado a su instrumento, y yo tengo otras características. Las primeras impresiones fueron muy shockeantes en el buen sentido. Si bien yo conocía de primera mano lo que estaba haciendo NTVG en el exterior y el Uruguay, mi primer show con ellos fue un recital gratis en Las Grutas, Río Negro, y había 30.000 personas. Fue casi sin ensayo que fui, ellos me insistieron ‘venite, venite, después vemos’ y al final terminé tocando y me quedé. Fue una alegría muy grande y se convirtió en un desafío muy grande para mí poder dar la talla. Y bueno, seis años después, aquí estoy


—¿Cómo describirías la actualidad de NTVG?

—Estamos en un momento muy lindo, el hecho de que siga junta 25 años después de su primer show en aquel liceo, es increíble. Nos llevamos muy bien, todos empujamos hacia el mismo lado. Otras Canciones, si bien es un repaso por la historia de la banda, es toda una mirada nueva hacia nuestra música. Cantamos canciones que estaban un poco olvidadas y a otras les dimos un giro muy divertido para nosotros. La banda llegó a cierta madurez artística, pero a su vez siempre está dando vueltas el bichito que te hace seguir investigando, seguir innovando, y eso es algo que me encanta de NTVG. Desde que entré me di cuenta de que lo artístico siempre está adelante y de que hay una búsqueda continua. Eso hace que la banda siga vigente.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario