Politica
Domingo 21 de Enero de 2018

Fuerte capitalización del Instituto de Ayuda Financiera para pago de retiros a militares

El organismo que es encabezado por el parananense. Fabián Rogel sumó a su capital 6.000 millones de pesos durante 2017.

El Instituto de Ayuda Financiera para Pago de Retiros y Pensiones Militares (IAFPRPM) fue creado por el Decreto Ley N° 13.641 de mayo de 1946 y diciembre de ese año la Ley N° 12.913 formalizó su creación con la misión de "...abonar los retiros y pensiones que se acuerden con arreglo a las leyes orgánicas del Ejército, la Armada y la Aeronáutica...".

Durante varias décadas se supo poco del organismo fuera de los ámbitos de las Fuerzas Armadas. En 2007 el Decreto 1628 modificó su Carta Orgánica estableciendo una nueva conformación del Directorio: un miembro por el Ministerio de Defensa, que ejerce la presidencia; tres miembros cada una de las Fuerzas Armadas, y dos más propuestos por los ministerios de Economía y de Trabajo.

Actualmente la presidencia está a cargo del dirigente radical paranaense Fabián Rogel, durante cuya gestión se percibe una ampliación de las funciones del organismo y mayor visibilidad de su tarea. Si bien Rogel fue designado durante la gestión ministerial del tucumano Julio Martínez, fue ratificado con la llegada del cordobés Oscar Aguad.

"El objetivo siempre fue poner al IAF al servicio de los beneficiarios. En dos años llegamos a otorgar 3.600 créditos hipotecarios, 3.000 en el último año. Cuando asumía había seis delegaciones del organismo en el país, que se crearon en 70 años, y ahora hay 18", indicó el exdiputado provincial.

El organismo hace frente anualmente al pago de juicios originados casi exclusivamente por los montos en negro que percibieron los beneficiarios del instituto cuando estaban en actividad. "La normalización de los juicios es otra motivo de alegría. Antes se lograban cobrar con suerte en dos años, pero hoy una vez que el juez dicta la sentencia lo pagamos a los 30 días. Son juicios de retirados que se generan a partir de conceptos no bonificables que pagó el Estado. Durante años se generó una industria con eso y es lo que ahora este Gobierno Nacional busca corregir con el blanqueo, es decir que se paguen adicionales que sean remunerativos. Es un proceso que demanda mucho dinero pero se avanzará en eso", indicó el funcionario.

Durante 2017 el organismo pagó juicios por 1.250 millones de pesos, y de acuerdo al presupuesto aprobado por el Congreso Nacional en diciembre, este año podrá pagar por 2.000 millones de pesos.

De acuerdo a la Ley Nº 22.919 el organismo tiene la responsabilidad de invertir los aportes del personal militar activo y retirado (un 11% del salario) para garantizar la capitalización del Instituto y el pago de retiros y pensiones. Por esa razón se dio un fuerte impulso a los créditos hipotecarios ajustables, que le resolvió el problema de la vivienda a 3.600 familias, pero que a la vez tienen un rendimiento superior a los títulos, que es otras alternativa de inversión prevista por la ley. "Hemos dedicado casi 3.000 millones de pesos a créditos personales y de viviendas, se podría decir que hemos vuelto a poner al IAF al servicio de los beneficiarios", remarcó el dirigente radical. Lo cierto es que al margen de eso, la capitalización del IAF a diciembre de 2016 era de 20.844 millones de pesos, y a diciembre de 2017 se había incrementando en casi seis mil millones de pesos, llegando a 26.814.

"Recorrimos todo el país explicando en qué consiste este organismo y cómo se maneja. Nunca en estos setenta años el instituto había estado en contacto con la gente, tal vez por esta concepción militar en la que no hay tantas explicaciones que dar y se cumplen las funciones asignadas. Este organismo era casi un destino militar", describió Rogel.

Financiamiento
El organismo maneja dos presupuestos. El primero, que es autorizado por el Congreso, para pagar los juicios. Y el segundo es el que se conforma con el 11% de aporte de activos y pasivos que se destina a financiar el 46% de los retiros y pensiones que se pagan mensualmente, ya que al otro 54% lo pone el gobierno nacional.

El dinero acumulado (surgido del denominado aporte de capitalización) se reinvierte en tres grandes rubros. Actualmente el 76% está capitalizado en títulos públicos con bancos oficiales, como señala la ley; y el resto en créditos hipotecarios y personales. Los segundos significaron en 2017 una suma de 1.710 millones de pesos para unos 12.000 beneficiarios.

"Tenemos una política para mejorar la calidad de vida de la gente, desde mejorar el sistema informático, que esa absolutamente obsoleto, hasta mejorar la orgánica de funcionamiento del instituto e incluso con procesos de capacitación y educación. El año pasado se recibieron 24 personas que trabajan en la parte logística del Instituto", señaló Rogel. "Este año vamos a trabajar por mejorar los servicios, dentro de lo que permite la ley, como es el turismo o alguna tarjeta especial que estamos trabajando con el banco Nación", anticipó.

Comentarios