Gualeguaychú
Viernes 06 de Abril de 2018

El peronismo federal y el massismo lanzaron un espacio para enfrentar a Cambiemos en 2019

Con fuertes críticas al kirchnerismo y la autodefinición con expresiones como "peronistas racionales" , un grupo de legisladores nacionales, liderados por Pichetto realizó su primer encuentro orgánico. Guastavino y Kunaht, los anfitriones.

Un grupo de senadores y diputados nacionales de los interbloques Argentina Federal y el Frente Renovador lanzaron este viernes en Gualeguaychú un nuevo espacio peronista que tiene el aval de los gobernadores justicialistas, con el fin de enfrentar al kirchnerismo y a Cambiemos en los comicios de 2019.

Al finalizar la reunión, que no contó con la presencia de los gobernadores peronistas, este espacio opositor, que tiene como mayor referente al jefe del bloque Justicialista del Senado, Miguel Angel Pichetto, presentó un documento titulado "Encuentro para una mejor Argentina", en el que se diferencian del sector que lidera la ex presidenta Cristina Kirchner y también del gobierno de Mauricio Macri y el frente Cambiemos.

"No queremos una política económica autoritaria porque ya fracasó, pero tampoco un modelo que deje que el mercado defina todas las acciones del Gobierno. Creemos en la necesidad de construir un Estado presente que resuelva los problemas de los ciudadanos", sostiene el documento del peronismo dialoguista, que tiene como potenciales candidatos al gobernador salteño, Juan Manuel Urtubey, al líder del Frente Renovador, Sergio Massa, y al ex ministro Florencio Randazzo.

Y continúa: "Representamos a una fuerza constructiva y democrática, del centro nacional, que pueda convocar a otros sectores políticos con el objetivo de consolidar un capitalismo moderno que asegure el sostenido con equidad regional y social y que vuelva a despertar esperanza en los ciudadanos".

El documento, elaborado luego de horas de debates en la ciudad entrerriana, manifiesta que este sector "impulsa una propuesta política, económica y social racional, sostenible e inclusiva, que defienda la capacidad de compra de los trabajadores y que proteja el desarrollo de la clase media y los jubilados".

En un claro mensaje contra el kirchnerismo, este sector del peronismo afirmaron: "No nos convence el planteo de unidad como un simple amontonamiento de dirigentes sin un proyecto común. No vamos a justificar el pasado. Privilegiamos nuestra identidad y la construcción de una propuesta moderna y democrática".

Asimismo, desde el peronismo federal también coincidieron en remarcar la relevancia institucional del acuerdo, a partir del cual habrá un bloque mayoritario de peronismo y aliados en Diputados y en el Senado, con capacidad de ponerle límites al Gobierno.

Antes del inicio del encuentro, el titular del interbloque Argentina Federal en Diputados, Pablo Kosiner, dialogó con la prensa y planteó que otro de los desafíos de este espacio "es volver a dialogar con sectores que no coinciden con lo que hizo el gobierno anterior y se enojaron con el peronismo", tal como ocurrió con el campo luego del conflicto por la resolución 125, en 2008.

Junto a Pichetto y Urtubey estuvieron los senadores Pedro Guastavino y Kunath (Entre Ríos), Carlos Caserio (Córdoba), Camau Espínola (Corrientes), Julio César Catalán Magni y José Anatolio Ojeda (Tierra del Fuego), Luenzo (Chubut) y Guillermo Snopek (Jujuy). Los diputados de Argentina Federal que estuvieron presentes fueron Kosiner, Diego Bossio, Martín Llaryora, Juan José Bahillo, Mayda Cresto y los massistas Camaño, Marco Lavagna, José Ignacio De Mendiguren y Daniel Arroyo, mientras que por parte del randazzismo fue la dirigente Florencia Casamiquela.

Comentarios