Secciones
Carnaval

El feriado Carnaval movilizó mucha gente en todo el país

El terrateniente Luis Miguel Etchevehere y Esteban Vitor, diputado de Cambiemos se encuentran en el ojo de la tormenta, dado algunos movimientos internos de la UCR provincial que dieron que hablar en muchos encuentros el fin de semana XL.

Lunes 24 de Febrero de 2020

Por suerte para quienes pudieron viajar, el tiempo fue espléndido. Pero para otros, viene un poco más complicado: el cambio climático que se avizora en el mundo trae tormentas, rayos y piedras, amenazando con destruir mucho a su paso. Y el cambio de época en la política entrerriana puede traer también cataclismos, pero en forma de investigaciones, denuncias judiciales y otros menesteres. Este puede ser el horizonte de dos socios que durante muchos años trabajaron codo a codo en el campo y la política.

El terrateniente Luis Miguel Etchevehere y Esteban Vitor, diputado de Cambiemos, apoderado, abogado de confianza y síndico de las empresas familiares del exministro de Agricultura de Macri cuando se cometieron delitos que están siendo investigados por la Justicia, se encuentran en el ojo de la tormenta, dado algunos movimientos internos de la UCR provincial que dieron que hablar en muchos encuentros el fin de semana XL.

Es que hubo en los últimos días dos hechos importantes, y de los cuales -se comenta- tuvieron mucho que ver Etchevehere y Vitor. Las declaraciones del titular de la UCR entrerriana, dando por concluida la sociedad política con PRO— sumado al desplante que le hicieron intendentes y diputados radicales a Rogelio Frigerio, otrora poderosísimo ministro, no fueron hechos aislados ni fortuitos.

No alcanzó con una foto de legisladores de Cambiemos pidiendo la unidad del espacio. La contundente frase de Leandro Arribalzaga disparó un sinfín de comentarios, reuniones y posicionamientos de acuerdo a la nueva realidad política y el horizonte electoral.

Resultó llamativo que uno de los legisladores de Cambiemos más mediáticos, acostumbrado a hacer declaraciones que generan títulos en los portales digitales, no haya estado presente en esa foto con pedido de unidad (y continuidad). Y, en este caso, tampoco se ocupó de dejar sentada su posición. Es que Esteban Vitor es, desde hace un tiempo, uno de los políticos más ocupados por la posibilidad de una ruptura de Cambiemos. Si bien fue uno de los niños mimados del exministro Frigerio, hoy algunos sostienen que esa sociedad está con algunos ruidos en la línea. Esto abona otro dato que surge de operadores radicales: las ganas históricas de Luis Miguel Etchevehere de ser candidato a gobernador de la provincia. Su cercanía con los sectores más poderosos de la economía provincial parecieran darle un espaldarazo. Pero, también dentro del radicalismo (y del peronismo, que sobrevuela toda la política) saben de la espada que cuelga sobre Etchevehere y su socio Vitor: sus múltiples denuncias judiciales, con algunos procesos abiertos aún —y otros milagrosamente cerrados—, pueden ser su máxima debilidad. Y su propia tormenta perfecta, plagada de rayos y piedras que amenazan destruir mucho a su paso.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario