Fiestas Patrias
Viernes 25 de Mayo de 2018

El cardenal Mario Poli le dijo a Macri que en la "Argentina no sobra nadie"

En el Tedeum, la máxima autoridad de la Iglesia pidió al Gobierno que los pobres no sean excluidos. El Presidente comió locro en Olivos con el Gabinete

Por tercer año consecutivo el presidente, Mauricio Macri, encabezó los actos oficiales por el 25 de Mayo, pero como viene sucediendo en su gestión no hubo festejos populares con motivo de la fecha patria. La actividad comenzó con un chocolate dentro de la Casa de Gobierno con funcionarios y miembros de otros poderes del Estado. Luego, el jefe de Estado se trasladó desde allí a pie por la enrejada Plaza de Mayo hasta la Catedral para participar del Tedeum. La comitiva salió a la explanada y caminó desde allí hasta la Catedral. El Presidente y los demás funcionarios hicieron el recorrido rodeados por efectivos de las Fuerzas Armadas y de Seguridad, que rindieron los honores correspondientes a la fecha y a las investiduras con banderas, bandas y escoltas. En el marco del fuerte dispositivo de custodia previsto para la ocasión, no solo se dispuso el vallado de la Plaza de Mayo sino también un amplio corte de tránsito en la zona aledaña.
Al llegar al templo religioso, Macri dejó una corona de flores en el mausoleo, donde se encuentran los restos del general José de San Martín. La celebración religiosa del Tedeum en agradecimiento al surgimiento del Estado argentino comenzó a las 10.

El sermón de Poli
El presidente Macri vivió un tenso momento cuando el arzobispo de Buenos Aires y primado de la Argentina, cardenal Mario Poli pidió que el Estado "no excluya a los pobres". Además citó al papa Francisco. "El primer deber del Estado es cuidar la vida de sus habitantes, especialmente la vida de los débiles, los pequeños, los pobres y marginados, los enfermos y los ancianos abandonados", manifestó. "En esta Argentina bicentenaria no sobra nadie, todos somos importantes", señaló Poli ante la presencia del primer mandatario.
En otro tiro por elevación, el cardenal le pidió una definición sobre el proyecto de legalización de la interrupción voluntaria del embarazo, que el 13 de junio se tratará en la Cámara de Diputados: "La defensa del inocente que no ha nacido debe ser clara, firme y apasionada".
Como toda homilía, la de Poli estuvo llena de mensajes elípticos. En el primer tramo le habló a Macri de Zaqueo, el nombre de una autoridad de entre los recaudadores de impuestos que aparece en la Biblia. El de Zaqueo "era un oficio despreciable porque la mayor parte del dinero que recaudaban iba a parar a las arcas romanas, no sin retener una buena parte de los impuestos, de modo que se enriquecían notablemente", explicó el religioso a la tropa de funcionarios sentadas en los primeros bancos del templo.
Después de contarle la historia del recaudador Zaqueo, hizo una reflexión con alusiones a las críticas que la cúpula católica plantea desde hace tiempo a la gestión de Cambiemos. "Confiamos solo en nuestra capacidad, en las estrategias, en las ecuaciones sin que dominemos todas las variables y nos afirmamos en nuestra corta experiencia sin tener en cuenta la memoria histórica del país", disparó en un artículo publicado por Página 12.
En el último tramo del oficio religioso, el cardenal Poli invitó al presidente Macri a leer una plegaria a la Patria, oración a la que se unieron líderes de diferentes cultos que se profesan en el país y representantes de distintas instituciones religiosas que asistieron al Tedeum.

Entre el chocolate y el locro
Después de la celebración religiosa, Macri ofreció un almuerzo en la residencia de Olivos, en el que junto a su esposa sirvieron locro a sus invitados. Allí, el jefe de Estado expresó: "Hoy es un día para que nos reunamos y agradezcamos a Dios la Patria que tenemos".

"Todo pasa por ponernos de acuerdo, que sigamos construyendo esas bases sólidas que nos permitan crecer, no un año ni dos, sino 20 años seguidos y así derrotar definitivamente a la pobreza", puntualizó. Dijo que "hay oportunidad de progreso para todos" y luego concluyó: "Sentimos que trabajando juntos vamos a construir realmente lo que soñamos: un gran futuro para compartir. ¡Viva la Patria!".
Otra de las voces oficiales que se escucharon fue la del jefe de Gabinete, Marcos Peña, que atendió a los medios en una improvisada conferencia de prensa luego del Tedeum. "No está en agenda en este momento, no se está evaluando modificar el esquema retenciones", dijo el funcionario para despejar las dudas sobre las versiones de cambios en ese sentido.
Peña insistió además en la necesidad de "no mentir" al preguntársele sobre si las tarifas "seguirán aumentando".
Por otro lado, consultado por las declaraciones del Presidente respecto de los aumentos de tarifas, el jefe de Gabinete de Ministros sostuvo que "lo que el Gobierno, y el Presidente plantea con total honestidad, es saber que lo que pagamos tiene que ver con lo que cuesta la energía".
"Vemos que sube el petróleo", argumentó, y pidió "no creer que lo que no se paga en las facturas, no se paga: se paga por otras vías", añadió.
Al finalizar su breve encuentro con los medios que cubrieron la actividad, concluyó: "Lo importante acá es no mentir y trabajar en otros aspectos, como son la tarifa social. Debemos mejorar nuestros hábitos de consumo ya que si eso mejora, vamos a pagar menos".


Cristina volvió con críticas al acuerdo con el FMI

Después de mantenerse en silencio durante toda la corrida cambiaria, y sorprender sin emitir opinión siquiera cuando el Gobierno anunció su decisión de acudir al Fondo Monetario Internacional, la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner dejó de lado finalmente esa postura el jueves. Y no lo hizo esta vez a través de las redes sociales donde suele expresarse, sino a través de un extenso documento publicado en el sitio del periodista Horacio Verbitsky llamado "Cohete a la Luna", donde sin vueltas califica al acuerdo con el FMI como "una catástrofe, una tragedia y una traición a la Patria".
Para Cristina, "resulta muy claro ahora que Mauricio Macri y la Alianza Cambiemos pudieron mentirle a los argentinos gracias a un inédito blindaje mediático en la historia argentina. Sin embargo, no pudieron hacer lo mismo con la Securities and Exchange Commission (SEC) de los Estados Unidos al emitir títulos de deuda en ese país. Alguna dirigente de Cambiemos debería reconsiderar recientes expresiones, porque estaría poniendo al país, al Presidente y sus funcionarios en un lugar sin retorno".

Comentarios