Secciones
Justicia

"Vuela alto mi niña", la carta y el pedido de justicia por Nahiara

La nena de 2 años llegó agonizando al hospital y luego murió. Tenía signos de haber sido torturada por varios meses.

Sábado 09 de Febrero de 2019


La muerte de Nahiara conmueve a la sociedad entera y en particular a la comunidad gitana, a la que pertenecía la beba que, este jueves, que murió tras ser internada de urgencia en hospital materno infantil San Roque de Paraná con signos de haber sido torturada por meses. "Paraná te llora, pequeño angelito", indica una carta firmada por una usuaria de facebook Glenda Gange y replicada por varios integrantes de la comunidad gitana y allegados a la familia desde sus redes sociales despiden a la niña y piden justicia.

Embed
Embed

La carta
"Nahiara solo tenía dos años y medio. Su vida debería haber sido como la de cualquier pequeña de esa edad: mirar dibujos animados, tomar su leche por las tardes y jugar, quizá de vez en cuando hacer alguna travesura o simplemente tener un berrinche por algún caprichito.

Pero su triste y oscura realidad fue otra, hace un tiempo perdió su madre con quien tenía un lazo hermoso. Según dicen falleció por una enfermedad, lo cual hoy hasta se pone en duda por la crueldad con lo que esta historia terminó.

Desde aquel día y sin merecerlo su vida cambió para siempre: la indefensa y solitaria niña quedó al cuidado de su " Padre".... título que a mi entender le queda muy grande.

Nahiara dejó de sonreír, ya no jugó más ni supo lo que era una caricia o ser cobijada por las noches antes de dormir, todo se convirtió en tormentos, maltratos, golpes y desprecio.

Tan pequeña e inocente sufrió cada día en silencio, hasta que su cuerpecito no pudo tolerar más.

Necesito entender por qué si existe un Dios permitió tanto dolor, agonía y sufrimiento. ¡¿Como se explica?!

Su padre volvió a formar pareja con una joven que tiene tres hijitos, y ella actualmente cursando un embarazo de 8 meses fruto de esta relación.

Lo que se suponía debería haber sido su "nueva familia", un "nuevo hogar" solo fue un CAMPO DE TORTURA para la inocente Nahiara, fue allí donde fue dejada de lado, apartada de su familia materna y destinada a viajar lentamente por un oscuro camino hacia su muerte.

Llevada al hospital sin remordimiento alguno, los médicos no podían creer lo que estaban viendo, no hay profesión que te enseñe a soportar tanto dolor, tanta indignación.

Ver una niña de esa edad, con su boquita deformada por los golpes, su naricita quebrada y necrosada, su tierna manito engangrenada, sus muñecas y tobillos marcados por haberla tenido atada a una cama, quemaduras de cigarrillos por todas partes del cuerpo totalmente desnutrida y deshidratada.

Signos de la peor de las torturas, actos inhumanos que solo un mal parido sin corazón pudo realizar.

Anoche Nahiara dejó de sufrir, su cuerpito y su corazoncito no resistieron tanto dolor, hoy volvió a estar con "mamá"...

Paraná te llora, pequeño angelito, y estamos a tu lado hasta que se haga JUSTICIA... PORQUE NO MERECÍAS ESA VIDA, PORQUE NO MERECÍAS MORIR ASÍ Y SIMPLEMENTE PORQUE NUNCA HICISTE DAÑO, SOLO ERAS UNA PEQUEÑA CON GANAS DE VIVIR... "VUELA ALTO MI NIÑA".

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario