Secciones
Hernandarias

Vecinos de Hernandarias no quieren cerca a dos acusados de matar a Ramón Grandoli

Quienes viven en el ejido de la localidad juntan firmas para que los hermanastros Roldán cumplan la medida cautelar en otro lugar.

Domingo 03 de Mayo de 2020

Pasaron más de dos meses del asesinato de Ramón Grandoli ocurrido en la zona rural de Hernandarias, y las medidas de prueba en la investigación se ralentizaron con la llegada de la cuarentena. Mientras, los tres sospechosos quedaron con prisión domiciliaria: dos hermanos están en la casa donde presuntamente sucedió el crimen, y el primo en una institución de Paraná.

Este último es Walter Roldán, quien había sido echado de la localidad de Paraná Campaña por una pueblada de vecinos cuando le dieron el beneficio de cumplir la prisión preventiva en su casa. Ahora sucede lo mismo con respecto a los otros dos, Luis y Hugo Roldán: familias que viven en las cercanías a su casa redactaron una nota y están juntando firmas pidiendo que las autoridades evalúen “alternativas” de su alojamiento en otro lugar.

Embed

Así se informó a UNO por parte de vecinos de la zona que enviaron una copia de la nota, que ya tiene varias firmas. La misma, fechada el 26 de abril, está dirigida a los fiscales que actualmente están a cargo de la causa, Juan Malvasio y Santiago Brugo.

“Los abajo firmantes, vecinos del ejido de Hernandarias y cercanos a la vivienda rural donde habitan los imputados Luis y Hugo Roldán (ambos investigados por la muerte del menor Ramón Ernesto Grandoli) se dirigen a ustedes a fin de requerir, ante la obligación de sus competencias, arbitren las medidas necesarias a fin de garntizar por la paz social, de la comunidad y la seguridad de los vecinos otorgar, mediante los organismos pertinentes, una alternatva de alojamiento para ambos”.

La situación que se vivió en la localidad a mediados de marzo fue distinta, ya que aún no estaba el decreto del aislamiento obligatorio. Un numeroso grupo de vecinos enojados casi linchan a Walter Roldán la misma noche que había sido trasladado a su vivienda para cumplir la prisión preventiva domiciliaria. Ahora es juntando firmas en una nota, por parte de quienes temen vivir cerca de los sospechados de matar a un chico y calcinar su cuerpo.

Embed

Tal como ha informado UNO, los dos hermanastros habían sido detenidos e imputados inicialmente por la tenencia de un arma de fuego que fue hallada en el allanamiento a su vivienda de la zona rural. Luego se sumó el arresto del primo, y los tres quedaron en la mira de la Fiscalía por la muerte violenta del adolescente.

Embed

La hipótesis principal es que uno de los hermanastros (presumiblemente Luis) condujo en moto hacia el monte lindero a la vivienda de la familia, ubicada cerca del cementerio de la localidad, donde por causas que se tratan de establecer mató a Ramón. Luego ambos ocultaron el cuerpo a unos 200 metros de su casa y para borrar todo tipo de rastros, calcinaron el cadáver. Por esto es que se hallaron restos óseos que pertenecerían a la víctima, y para poder establecer científicamente que se trata de Ramón, se aguarda por un análisis de ADN que fue pedido pero cuyos resultados demorarán un tiempo más.

Embed

El caso conmocionó no solo a Hernandarias sino a toda la provincia y no será fácil de esclarecer. El hecho ocurrió el 28 de febrero, o al menos ese es el día que los Roldán dicen que Ramón se fue de su casa luego de estar dos semanas allí haciendo escobas. La ausencia de testigos presenciales (más allá de los familiares directos de los acusados que no pueden declarar en su contra) y otros indicios que permitan reconstruir el hecho, le dan una mayor complejidad.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario