Robo
Jueves 04 de Octubre de 2018

Una persecución por gran parte de la ciudad que terminó con dos detenidos

Los acusados de robar un celular en la zona de calle Garrigó de Paraná, fueron perseguidos por móviles policiales hasta que fueron interceptados en Soler y Don Bosco. Hubo momentos de tensión.

Varios vecinos se comunicaron con UNO para informar de una infernal persecución policial por gran parte de la ciudad de Paraná. Tras denunciarse el robo de un celular a una víctima, varios móviles intentaron un par de veces interceptarlos, hasta que finalmente lograron el objetivo.

Desde el 911 se informó a UNO que en calle Garrigó se produjo la sustracción de un celular a una joven. La muchacha fue agredida y golpeada, lo que le permitió a uno de los delincuentes apoderarse del equipo de comunicación.

Se hizo la salvedad que en la zona se había desplegado un operativo porque en los últimos días los ocupantes de una moto enduro de color blanca, habían sido denunciados por hechos similares.

Al irradiarse la localización de la moto con dos muchachos, se produjo la localización y persecución. Frente a la voz de alto de parte de los policías, los ocupantes de la enduro, decidieron escapar en reiteradas oportunidades.

Al llegar a la zona de Soler y Don Bosco, había un par de motos del Comando Patrulla del 911, los que realizaron un par de maniobras de riesgo. Finalmente los sospechosos fueron interceptados.

Uno fue detenido en Soler y el restante trató de escapar de a pie, hasta que finalmente fue esposado por los policías.

Se informó que los aprehendidos son dos hermanos que viven en calle Tacuarí de 22 y 17 años, ambos con antecedentes en robos.

Desde la fiscalía se ordenó el traslado del mayor a la Alcaidía y del adolescente a la División Minoridad.

En tanto, una vecina informó que uno de los ladrones al verse rodeado arrojó el celular hacia el techo de una casa.

Tras la búsqueda el equipo de comunicación fue localizado para que sea reconocido por la víctima.

Comentarios