Secciones
Amenazas

Una pelea de chicos caldeó la violencia en una esquina con historia de homicidios

Tras un conflicto menor se sumaron amenazas y piedrazos, que culminaron en el hecho de sangre del lunes por la tarde.

Martes 24 de Marzo de 2020

La zona de calles Ituzaingó y Colombia, en Paraná, viene siendo un punto caliente en la ciudad desde hace un par de años. Varias personas que viven allí han sido detenidas y condenadas en causas por balaceras, amenazas y narcomenudeo. Esta vez, el hecho que desencadenó las balaceras que terminaron con un niño de 12 años herido de bala el lunes, había sido una pelea entre dos chicos hace tres semanas. Tras ese problema menor, con el correr de los días, se fueron sumando al conflicto otros familiares, con amenazas, piedrazos y tiros.

Embed

Efectivos policiales de la comisaría quinta detuvieron el mismo lunes a quienes testigos del hecho de sangre señalaron como el autor del balazo que hirió de gravedad a la víctima. Se trata de uno de los hermanos de un joven condenado por liderar una banda de narcomenudeo, Marquitos Cornejo. Este acordó en un juicio abreviado cinco años de prisión por venta de drogas que, junto a al menos otros tres cómplices, desarrollaba en distintos domicilios de la mencionada esquina. Aquella condena incluyó varios hechos violentos como amenazas y tiroteos.

Antes, en Ituzaingó y Colombia también se produjo un asesinato: el del joven Brian Farías, a ocurrido a mediados de 2018. Fue una madrugada en que Oscar Siboldi (imputado por el triple homicidio de Bajada Grande) le pegó un tiro en el pecho. Algunos de los testigos de ese crimen estaban relacionados a la banda de Cornejo.

Embed

Al parecer, con la detención de Marquitos y otras personas por diferentes delitos, los problemas no finalizaron en la zona, ni tampoco la venta de drogas. En agosto del año pasado, en una casa de la misma esquina un adolescente de 16 años fue detenido por guardar más de medio kilo de cocaína y unos 150 gramos de marihuana.

Actualmente hay varias personas que en esos domicilios están cumpliendo prisión domiciliaria, controlados por la comisaría quinta.

Ahora se suma el violento suceso del lunes, que tiene implicado a un hermano de Cornejo, quien será imputado por la Fiscalía por Homicidio en grado de tentativa. El joven quedó comprometido en la causa, ya que tras la inmediata intervención de la comisaría quinta y el 911 en el lugar del hecho, pudieron detenerlo. En cuanto a la medida cautelar a cumplir, se estaba en tratativas para una prisión preventiva domiciliaria, en una vivienda de otro barrio.

Según se informó a UNO, el conflicto entre dos grupos de la zona comenzó hace unas tres semanas, cuando dos chicos de 13 años se pelearon en la calle. Este hecho que ni siquiera fue denunciado, podría haber sido un altercado más, pero fue creciendo en rencor, ya que a la pelea se sumaron los hermanos de ambos, que son un poco más grandes, y luego también comenzaron a participar de las peleas los padres, tíos y vecinos. Así, la violencia pasó de gritos, insultos y amenazas, a piedrazos y balazos.

El menor baleado fue estabilizado, lo intervinieron en el quirófano del hospital San Roque por la herida de bala que recibió en un costado del tórax, y se encuentra fuera de peligro.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario