Policiales
Sábado 24 de Febrero de 2018

Una pareja utilizaba a sus hijos menores para fraccionar y vender droga

El empleado municipal de Colón y la mujer quedaron detenidos tras los allanamientos de la Jefatura local y Toxicología

Dos adolescentes de 16 y 17 años eran explotados por sus padres para el narcotráfico. Los hacían fraccionar la droga, venderla a los clientes y vigilar la esquina por si acaso. Entre la noche del viernes y la mañana de ayer, la Policía de Colón llevó a cabo un procedimiento en el que desbarató el narcomenudeo en la vivienda del barrio Juan Domingo Perón y detuvo a los dos mayores. Los hijos, siete en total, quedaron a resguardo de su abuela.
El delito es grave en sí mismo, pero más aún por las circunstancias que se descubrieron en la investigación que la Delegación de Toxicología local llevó adelante a lo largo de cinco meses, bajo instrucciones del Juzgado Federal de Concepción del Uruguay.
Todo comenzó con las sospechas de que en la casa de calle Batalla de Cepeda al 800 vendían marihuana y cocaína, en una zona de la ciudad de Colón signada por las carencias.
Las tareas de vigilancia se vieron complicadas por la posibilidad de que los investigadores fueran vistos merodeando el barrio, y llegaron a camuflarse entre el follaje de árboles y del arroyo Artálaz, frente a la casa señalada, para poder lograr material fotográfico y fílmico que sirviera par fundamentar los pedidos de allanamiento y detenciones. También se efectuaron escuchas telefónicas que permitieron confirmar las sospechas.
La pesquisa pudo establecer cómo el grupo familiar distribuía las tareas para llevar adelante el negocio ilícito. La actividad era comandada por los padres, quienes se encargaban de proveerse de la droga, y ordenaban a sus hijos el fraccionamiento y la comercialización de las sustancias. Además, ubicaban a los chicos en la esquina, a modo de puesto de vigilancia para advertir cualquier movimiento sospechoso.
De este modo, el juez federal Pablo Seró autorizó el allanamiento a la vivienda. El viernes a las 21 efectivos de grupos especiales de la Jefatura Departamental y de la Dirección toxicología, irrumpieron en el domicilio, también con el apoyo de personal de la Comisaría de Minoridad debido a la sabida presencia de niños.
El procedimiento se realizó con total normalidad, y más allá de lo que se encontraría en la casa, ya estaba dispuesta la detención del hombre, dado la cantidad de pruebas previas que se habían juntado. De este modo quedaron arrestados tanto Omar Rafael, de 31 años, como su concubina Isabel, de 38 años. El sujeto es empleado municipal y se estaba desempeñando en el área conocida como la bloquera, donde funcionan los talleres para tareas de mantenimiento de la comuna. También fueron identificadas tres personas que eran ocasionales compradores de los estupefacientes que allí se comercializaban.
Entre los siete hijos de la pareja estaban los mencionados adolescentes y también niños de entre tres y ocho años. Por disposición del área de la Niñez local, quedaron junto a la abuela.
Se informó como resultado del procedimiento, el secuestro de cuatro vehículos (un auto Renault 9, un Renault Laguna, una Motomel CX 150 cross y otra Corven Energy de 110 cc.), 11.508 pesos, una balanza de precisión, 17 cebollines de cocaína, una piedra de la misma sustancia de 20 gramos, 38 envoltorios de marihuana que pesaron 60 gramos, un trozo del mismo vegetal de 12 gramos, elementos de fraccionamiento y estiramiento (nailon, cinta adhesiva, y creatina), un CPU, siete celulares y una pistola calibre 22 marca bersa, que el hombre dijo que la había adquirido tres días atrás "por seguridad".

Viajeros sorprendidos
En dos localidades, la Policía advirtió la presencia de sujetos que llegaban desde Paraná con droga para vender durante el fin de semana.
En la ciudad de Victoria, los uniformados que realizaban una recorrida prevencional por calles Alem y 25 de Mayo, trataron de identificar a un joven que merodeaba por la zona, recién llegado desde la capital provincial en un colectivo de Codta. Al ver el patrullero, el sujeto se descartó de un envoltorio y se dio la fuga.
Se trataba de una media y al revisarla constataron la presencia de más de 200 bochitas de cocaína. Trabajó Toxicología y se secuestró la droga, mientras se trata de identificar al muchacho que escapó rápidamente.
Por otro lado, en Hernandarias se identificó a un joven en la zona de la terminal de ómnibus que había arribado desde Paraná. Los policías constataron al requisarlo que llevaba unos trozos de marihuana. Por ser una escasa cantidad, el mismo quedó en libertad, pero vinculado a la causa que se inició en el Juzgado Federal de Paraná.
Por último, fuentes policiales informaron sobre otro procedimiento llevado a cabo en Concepción del Uruguay. Fue en el marco de una investigación por narcomenudeo, a partir de la cual el Juzgado Federal de dicha localidad autorizó el allanamiento en calle Reibel y 13 del Norte. El mismo fue llevado a cabo por la Policía local, con la intervención de Toxicología, ya que se encontró droga y los moradores de la vivienda quedaron supeditados a la causa.
Por último, se informó que en Concordia la Policía local allanó varias viviendas en busca de elementos robados en un galpón municipal, y en algunas de ellas encontraron droga. En las cortadas 62 y 19 había 40 envoltorios de cocaína; en cortada 19 y Carretera La Cruz, ocho plantas de marihuana; en cortadas 71 y 19, otras dos plantas de cannabis, semillas y picadura del mismo vegetal. Además, estaban los elementos robados y armas de fuego.

Comentarios