Policiales
Jueves 23 de Noviembre de 2017

Una mujer dio a luz en la ruta y los policías oficiaron de parteros

En el puesto caminero de Paso Cerrito, los uniformados debieron asistir a una joven de 20 años que era trasladada en auto desde Mocoretá hasta Chajarí. "Se descompuso en la ruta y debimos afrontar la situación y por ello nació una bella beba", informó el jefe de destacamento.

Lo que sucedió hoy a las 14 en el puesto caminero de Paso Cerrito, marcará para siempre a los policías que asistieron como parteros a una joven correntina que no pudo llegar hasta Chajarí. Frente a la inminente llegada de la criatura prepararon el asiento trasero del auto y así en medio del calor y la falta de recursos médicos, dio a luz.
Un remis paró abruptamente frente al puesto de la Dirección de Prevención y Seguridad Vial y a los gritos el hombre que conducía les dijo: "No aguanta más, no aguanta más, va a parir aquí. Hagan algo".
El instinto de los oficiales y suboficiales fue uno: arremangarse, buscar un par de guantes, unas botellas con agua y ayudar a la mujer que iba en el asiento trasero a preparar el parto.
Así en medio de la ruta se hizo el trabajo con poca experiencia. El jefe del destacamento Marcelo Gómez confió a UNO: "Mire la verdad es que presencié en su momento el nacimiento de uno de mis hijos, pero esto es distintos porque el parto se produjo en una situación extrema, en un lugar no adecuado y con la desesperación de la joven".
"Nos pusimos los guantes y sacamos de tripa corazón. Ella se veía muy dolorida y cansada y por ello es que le sugeríamos que puje firme pero despacio. La alegría de todos nosotros fue grande cuando vimos a la criaturita, que respiró y que parecía que todo estaba bien", enfatizó Gómez.
Mientras se aguardaba la llegada de una ambulancia, se hizo lo necesario para que el parto tuviera un final feliz. "Mucha experiencia no tenemos en esto, y la verdad que dos compañeros míos los vi medios pálidos, nervioso, pero igual tuvieron un gran comportamiento, ya que entre todos nos ayudamos", contó para indicar: "El parto fue normal y al llegar el médico en la ambulancia terminó el proceso con los recaudos sanitarios adecuados".
La joven parturienta fue llevada hasta el hospital de Chajarí y antes de despedirse y agradecerle a los policías les anunció que la chiquita se iba a llamar Leila.
Todo ocurrió sobre el kilómetro 341 de la Autovía Artigas, instante en el que detuvo la marcha un automóvil marca Peugeot, dominio RDQ 423, que venía desde Mocoretá.

Este rodado era conducido por Raúl Pelichero, quien comunicó a los servidores públicos que trasladaba a dos personas rumbo a Chajarí, una era una joven de nombre Candela de 20 años de edad, quien se encontraba embarazada y con contracciones pronta a dar a luz.

La guardia que participó del parto, está integrada por: Cristián Batalla; Cristián Vallejos, Federico Navarro, Matías León y Marcelo Gómez.

Comentarios