Secciones
Investigación

Un hombre fue detenido por venta ilegal de armas y balas

El hombre de 54 años, empleado de un club de Paraná, fue detenido tras una investigación de Robos y Hurtos. Vendía armas y municiones por WhatsApp.

Martes 24 de Agosto de 2021

Un hombre fue detenido este martes luego de una investigación y un allanamiento en su vivienda de Paraná, por la venta ilegal de armas y municiones. El sujeto de 54 años será imputado y se investiga si ofrecía solo el armamento que era de su padre o si tenía un circuito aceitado de adquisición y reventa en el mercado ilícito.

El personal de la División Robos y Hurtos de la Policía había obtenido el dato acerca del hombre que trabaja en el Club Atlético Talleres de Paraná. Concretamente, sobre la oferta de armas a distintas personas en la ciudad, algunas de ellas del ambiente delictivo que las utilizan para balaceras o robos.

venta armas y balas detenido.jpg

Así se inició la investigación y un oficial encubierto se contactó por Whatsapp con el sospechoso para consultarle por algún arma. En seguida el hombre contestó y le dijo que tenía una carabina calibre 22 para ofrecerle. Acordaron la compra de la misma por un valor de 65.000 pesos, que incluía, como en una especie de promoción, cartuchería de regalo.

Paralelamente se logró establecer el vehículo en el que se movilizaba y su lugar de trabajo. Una vez que obtuvieron la identidad del sujeto, consultaron en la División Repar (Registro Provincial de Armas) de la Policía de Entre Ríos sobre su estado como legítimo usuario de armas, del que surgió que no posee autorización alguna para portar, tener, ni mucho menos vender armas de fuego o cartuchos.

Todo esto fue volcado en un informe que fue elevado a la Unidad Fiscal de Atención Primaria, por lo cual se requirió al Juzgado de Garantías la autorización para el allanamiento en la casa del hombre, en calle Cura Álvarez. El mismo fue otorgado y concretado en las últimas horas.

Al revisar las distintas partes de la vivienda, los policías encontraron una carabina calibre 22 largo, dos cargadores del mismo calibre con 10 balas cada uno. Además, el hombre entregó en forma voluntaria 1.000 cartuchos calibre 22 largo, un arma tipo neumática a gas comprimido, así como su teléfono celular. Todos estos elementos fueron secuestrados y también se procedió a la requisa del auto VW Bora, donde no se halló nada de interés para la causa.

Desde la Unidad Fiscal de Investigación y Litigación a cargo de Juan Manuel Pereyra el traslado del acusado a la Alcaidía de Tribunales. Lo imputarán por la infracción a la Ley Nacional de Armas y Explosivos N° 20.429.

Una versión indica que el hombre ofrecía a la venta el armamento que era de su padre (lo cual también es ilegal), pero no se descarta que haya adquirido en un circuito ilícito las armas y municiones que luego ofrecía a bajo costo.

Se constató que previamente ya había vendido otras armas, como una pistola de grueso calibre, a personas que la requerían para uso personal, y también vendió balas a sujetos del ambiente delictivo.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario