Secciones
Paraná

Un hombre está grave tras ser atropellado por el auto del vecino, al que había baleado

El conflicto se desató en Bajada Grande. El atropellado, de apellido Barreto, habría baleado al sujeto de apellido Martínez, que se vengó

Lunes 21 de Octubre de 2019

Un hombre ingresó al hospital San Martín de Paraná como consecuencia de un accidente de tránsito: “No sé lo que pasó, me pasó un auto por encima”, explicó el herido, sin intenciones de aportar más información para esclarecer el suceso. Unos minutos después entró a la Guardia otro hombre con una herida de arma de fuego: “Al que me disparó lo pasé por encima con el auto”, dijo, sin brindar nombres, y al rato se fue de alta. El atropellado, en cambio, quedó internado por un derrame cerebral.

Ambos hechos fueron enlazados por los investigadores de la Policía no sólo por la coincidencia de lo que le había ocurrido a uno y otro herido, sino que ambos hechos sucedieron en el mismo lugar: calle Procesión Náutica y Larramendi, en Bajada Grande.

El personal policial de la comisaría 11ª, con colaboración de la División Homicidios, bajo instrucciones del fiscal Gonzalo Badano, actuaron en el lugar de los hechos para esclarecer lo sucedido y establecer las responsabilidades.

Según se informó a UNO, en horas de la medianoche del sábado culminó una pelea que se había estado caldeando desde la tarde entre dos grupos familiares, los Martínez y los Barreto.

Aparentemente, según algunos testigos, alrededor de las 24 un hombre de apellido Martínez fue a la casa de sus vecinos para dialogar, arreglar las cosas o al menos tratar de apaciguar los ánimos. Sin embargo, cuando llegó a la puerta fue recibido a balazos. Recibió un disparo de arma de fuego en un brazo y también en la espalda, que le impactó en un omóplato. Martínez se subió a su vehículo, encaró a los Barreto con la trompa y aceleró. Atropelló a uno de ellos y lo dejó malherido.

El herido de bala sufrió lesiones leves, por lo que le dieron el alta médica enseguida, aunque posteriormente sería buscado para dar explicaciones del hecho.

Barreto, por su parte, quedó internado con politraumatismos varios, y alrededor de las 6 se informó que se había descompensado por un derrame cerebral. Anoche, al cierre de la edición de UNO, su estado era reservado.

Los investigadores se entrevistaron con varios testigos durante la mañana de ayer y se aguardaba por allanamientos para la localización de armas de fuego. Anoche había aún una tensa calma en el barrio de la zona noroeste de Paraná.

Disputa violenta

Otro episodio de violencia se registró en la zona oeste de la ciudad, donde se produjo un enfrentamiento entre dos familias por un conflicto que se viene arrastrando desde hace aproximadamente un año, sin solución aparente.

En horas de la noche del sábado, un joven de apellido Ojeda ingresó con una herida de arma de fuego al hospital San Martín. Había sido baleado en el barrio Santa Rita, donde minutos antes personal de la comisaría novena debió intervenir ante una gresca protagonizada entre los dos grupos rivales.

En las viviendas de los sindicados como protagonistas de esta historia violenta ya hubo allanamientos en varias oportunidades, donde se han secuestrado armas de fuego, pero al parecer los integrantes de los grupos familiares no han escarmentado.

La víctima del balazo fue dada de alta al poco tiempo de ingresar y recibir las curaciones, ya que sufrió una herida leve en el antebrazo izquierdo.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario