Río Paraná
Viernes 16 de Noviembre de 2018

Un buque que se encuentra en Paraná provocó un conflicto entre Argentina y Paraguay

La embarcación no cumple con la legislación nacional, por lo que Prefectura le obliga a contar con una persona especializada para seguir navegando. En Paraguay hablan de una detención ilegal.

La Argentina amplió las exigencias y controles a los buques que naveguen los ríos internos, y por ello es que hay un conflicto con un barco que se encuentra sin autorización de avanzar a la altura de Paraná. Prefectura le obliga a contar con un "práctico" para que siga navegando, exigencia que no están dispuestos a cumplimentar desde la empresa guaraní.

El jefe de Prefectura Paraná, Cristián González informó a UNO que desde el domingo se encuentra en el canal central de río el buque Doña Annette de Paraguay, quién fue notificado "que debe cumplir si o si con la exigencia argentina de navegar con un práctico (baqueano especializado en el traslado de buques de gran porte). Si esto no se cumple deberá volver a su país de origen porque así lo establece la legislación nacional".

González enterado de algunos comentarios dados por medios de prensa de Paraguay, alertó: "El buque no se encuentra retenido o detenido, simplemente se le exige lo que marca la norma nacional, y la empresa naviera lo sabe".

"La ley establece que cualquier embarcación superior a los 120 metros de largo deben contar con un práctico para poder navegar, y es lo que estamos reclamando", enfatizó el titular de Prefectura en la capital entrerriana.

Sobre el barco, mencionó: "Tenía como destino el puerto de Campana, donde iba a cargar combustible. Le hicimos saber que el problema es sencillo, deben contratar a un práctico para poder continuar".

El jefe de Prefectura confirmó lo señalado hace poco tiempo atrás por UNO, donde una funcionaria del ministerio de Seguridad adelantaba que se iban a ampliar los controles en las embarcaciones que navegaran por la hidrovía del Paraná. "Es así desde agosto se profundizaron los operativos en las embarcaciones".

Leer más: Florencia Arietto: "En el puerto de La Paz hay micro tráfico de drogas"

"Acá no hay ningún conflicto, el tema es administrativo y lo que se le pide, se lo hace desde hace años. Lo saben desde el capitán, hasta los empresarios paraguayos", aclaró González.

Parada ilegal

El diario ABC color de Paraguay cuenta con una información dada por la empresa naviera, bastante diferente. Incluso marcaron que en Paraná, el buque sufre una detención ilegal.

El medio guaraní, uno de los más importantes del vecino país, dio la versión de los hechos.


">Leer más: Buque paraguayo lleva 72 horas detenido



El buque Doña Annette, de bandera Paraguaya, cumplió su tercer día parado en la prefectura de Paraná, por orden de la Prefectura Naval Argentina (PNA) que exige el embarque de dos prácticos de este país, para autorizar su navegación.


Según comentó a ABC Color el capitán Liborio Aquino, responsable de la embarcación, ayer en la mañana solicitaron, a través de una comunicación por radio (VHF), a la prefectura del vecino país autorización para continuar su viaje hacia Buenos Aires, desde donde deben transportar diésel hacia Paraguay, pero la respuesta de las autoridades argentinas volvió a ser negativa. "Capitán, usted aguarde que ya se le hará saber cuál es la disposición" fue la replica que recibieron, según manifestó el Aquino.


Ya en el transcurso de la tarde, la Prefectura Naval Argentina les extendió una nota donde exigen el embarque de dos prácticos de este país, condicionando a esto la autorización para seguir el viaje.


Tanto el capitán del buque como la tripulación esperan una pronta intervención de la Cancillería Nacional para dar solución a este problema.


Roberto Bosch, dueño del buque "Doña Annette" había denunciado a nuestro diario que el pasado domingo, alrededor de las 11:00, la embarcación fue detenida en el puerto de Paraná. Bosch expresó en la ocasión, que este hecho viola el Tratado de 1967, de libre Navegación entre Paraguay y Argentina y es una medida arbitraria, según manifestó el afectado.


Una medida arbitraria y violatoria del Tratado de 1967, de Navegación entre Paraguay y Argentina, está sufriendo el buque de bandera paraguaya "Doña Annette", con matrícula 3671BT, que fue obligado a fondear el pasado domingo, alrededor de las 11:00, en Paraná, Entre Ríos, por orden de la Prefectura del vecino país, denunció a ABC Color el dueño de la embarcación, Roberto Bosch.


Según las explicaciones, las autoridades argentinas exigieron que dos prácticos de ese país debían estar dentro de la embarcación para poder seguir camino hacia Buenos Aires, desde donde deben transportar 3.200.000 litros de diésel hacia Paraguay. Bosch dijo que ese tipo de arbitrariedades viene ocurriendo con frecuencia, pero que en esta oportunidad ya decidió denunciarlo a las autoridades de nuestro país, vía Cancillería. Explicó que la contratación de dos prácticos más para la embarcación le cuesta entre US$ 40.000 y US$ 50.000.


Por otra parte, el presidente del Centro de Armadores Fluviales y Marítimos (Cafym), Juan Carlos Muñoz, informó a nuestro diario que el problema se arrastra desde 2014 y que es una "cuestión política". Aseveró que ninguna autoridad, sea de bandera argentina o paraguaya, puede exigir la presencia de prácticos o capitanes de acuerdo a sus nacionalidades, sino, según su capacidad y credenciales.


Comentó que justo ayer por la tarde se realizaba una reunión oficial entre cancilleres de Paraguay y Argentina, en Buenos Aires, del que podría surgir respuesta.


Comentarios