Secciones
Caso Elsa Suana Reina

Son dos los detenidos por el crimen de Elsa Reina

Un hombre mayor de edad se entregó asistido por un cura. Se encontraron las potenciales armas con las que fue apuñalada la anciana.

Miércoles 23 de Octubre de 2019

Martín Jáuregui, abogado querellante en la causa que investiga el asesinato de Elsa Susana Reina, quien fue ultimada a puñaladas en una habitación de su vivienda ubicada en calle San Luis de la ciudad de Concordia, dijo que con la detención de un menor ya son dos las personas aprehendidas: un mayor y un menor de edad.

El último mencionado fue asistido por el sacerdote Darío Petelín al momento de entregarse y, según dijo el letrado, el menor manifestó que participó del hecho y aportó datos coincidentes con los existentes dentro de la investigación.

Jáuregui valoró positivamente el rápido esclarecimiento del caso. “Por el poco tiempo desde el momento en que pasó hasta la fecha y tener todos los elementos incorporados al expediente, con dos prisiones preventivas, habla a las claras de los reflejos que hubo en el caso, tanto de la Policía como de la Fiscalía”, dijo.

Sin embargo, simultáneamente, resaltó que el caso revela una situación de inseguridad muy grave en el que falló la prevención. “Por la impunidad con la que entraron y se manejaron adentro, tomaron sidra, estuvieron un buen tiempo con tres personas: la víctima, la hija y la pareja se salvaron de casualidad. Si hubieran escuchado algo más, probablemente, tendríamos uno o dos muertos más”, manifestó.

Jáuregui aclaró que los dos detenidos se abstuvieron de declarar. No obstante, por fuera del expediente, el relato del menor, que fue corroborado con otras pruebas, permitió la reconstrucción del hecho. Y, al mismo tiempo, “tener por acreditado en un grado importantísimo de certeza cómo se dieron los hechos y la participación penal en la faz material y la autoría penal de los imputados”, manifestó. De acuerdo a lo que sabe la querella, el menor no participó directamente en el homicidio, sino que intervino en el robo. Y frente al hecho consumado, en referencia al asesinato, “se asustó y se fue del lugar”.

En cambio, el mayor participó del hecho y luego descartó las armas, pero luego estas fueron recuperadas. La tenencia de las mismas es fundamental para los investigadores, dado que puede haber algún rastro de ADN que sirva para acreditar la autoría. De hecho, fue secuestrada una tijera y en la casa faltaba ese elemento hogareño filoso.

Otro elemento de interés es la aparición de una huella dactiloscópica en una escalera ubicada en el interior de la vivienda que fue coincidente. Además, hay testigos presenciales, no del hecho en sí, sino de las manifestaciones ulteriores de uno de los imputados que habría reconocido su participación y que los vieron con elementos que faltan.

Los detenidos están con prisión preventiva.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario