Secciones
Homicidio

Segundo detenido e indicios del móvil del crimen en el Humito

Un hombre de 43 años quedó preso. También está detenida una mujer por el homicidio de la víctima discapacitada

Martes 17 de Septiembre de 2019

Por el homicidio de Darío Romero ocurrido en la tarde del lunes, se produjo la segunda detención de un sospechoso.

Personal de la División Homicidios realizó varias medidas judiciales que llevaron a disponer la detención de un hombre de 43 años.

Tal como informó UNO, en la madrugada del martes fue detenida una mujer, quién está severamente sospechada de haber degollado a la víctima, en el barrio Humito.

Leer más: Detuvieron a una mujer por el crimen de barrio Humito

De esta manera, con los aportes recolectados, el fiscal de la causa Ignacio Aramberry solicitó al juez de Garantías Ricardo Bonazzola la detención de la segunda persona que habría participado del grave hecho.

Según se indicó a UNO, la primer detenida es Elisa Segovia, más conocida como 'Machaca' de 32 años, quien -según los datos recolectados- era una asidua visitante de la víctima, un hombre que tenía un retraso madurativo que contaba con un carnet de discapacidad.

Con el avance de la investigación el personal a cargo del Fabio Jurajuría obtuvo testimonios del ingreso a la vivienda de Romero, de un hombre que tendía una relación afectiva con Segovia.

De esa manera, se dispuso la búsqueda y detención de Roberto Carlos Pérez, de 43 años.

Como se recordará, Romero fue ultimado a puñaladas, pero además -aparentemente- con un machete lo degollaron.

Pérez, quien vive en el barrio San Martín, fue trasladado en la tarde de este martes a la Alcaidía de Tribunales donde quedó alojado por el homicidio de Romero.

Se detalló que esta persona, cuando contaba con 16 años fue vinculado con un homicidio acontecido en la capital entrerriana.

¿Robo de dinero?

Un punto que comenzó a tomar fortaleza con el correr de las horas, es que -según algunos testigos- la mujer junto a otra amiga iban a visitar a Romero. Se confirmó que existirían denuncias cruzadas por maltrato y violencia de género, y de allí que se podría alimentar la idea de una relación sentimental.

Siempre partiendo de los datos aportados a UNO desde la investigación, se pudo establecer que a la víctima le revolvieron gran parte del interior de la casa para robarle algunos elementos de valor, tal es el caso de una garrafa, y posiblemente una suma de dinero.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario