Narcotráfico
Domingo 30 de Diciembre de 2018

Se va un 2018 con casos aberrantes y causas de gravedad institucional

Desde la condena al pedófilo Ilarraz, hasta las causas "Narcomunicipio" y "contratos truchos", pasando por un séxtuple homicidio en la UP 7

En el ámbito criminal y judicial, este año que culmina comenzó, en realidad, con el último homicidio en la provincia ocurrido en 2017: el asesinato de Fernando Pastorizzo en Gualeguaychú, a manos de su novia Nahir Galarza. Horas y horas en las pantallas, solo por el hecho de que la imputada no se correspondía en su apariencia con el estereotipo social de los casos policiales: el caso estuvo clarísimo y resuelto en la misma noche de aquel 29 de diciembre.

Hechos violentos, crudos testimonios, historias angustiantes y las andanzas del narcotráfico, fueron llenando estas páginas a lo largo de 2018, así como los juicios en los Tribunales con sentencias que dejaron distintas sensaciones a víctimas y acusados.


En particular, y a diferencia de años anteriores, hubo varias causas con gran impacto institucional: desde la llamada "Narcomunicipio", hasta la denominada "contratos truchos" de la Legislatura provincial, pasando por los juicios a exfuncionarios de Vialidad por mal uso de fondos públicos y al extitular de Sidecreer, Juan José Canosa, por corrupción.


info 1.jpg



Pero sin dudas que el juicio del año fue el que tuvo, al fin, en el banquillo al sacerdote Justo José Ilarraz, por violaciones a menores en el Seminario de Paraná.


Una publicación periodística en Análisis en 2012, derivó en una investigación extensa, un trámite con dilaciones inexplicables y, finalmente, la condena ejemplar a 25 años de prisión efectiva: "La histórica condena a Justo José Ilarraz, la segunda a un sacerdote de la diócesis de Paraná por abusos contra menores, le asesta un duro golpe a la jerarquía eclesiástica, tanto a las actuales como las anteriores autoridades, ya que según se reveló en el juicio oral estaban al tanto de los gravísimos hechos ocurridos en el Seminario de Paraná.


Y lo más significativo es que después de tres décadas llegó la esperada reparación terrenal a todo el daño que padecieron y las secuelas que todavía cargan las siete víctimas denunciantes", escribió el periodista Marcelo Comas en la crónica del día después del veredicto.


En cuanto a los hechos de sangre, el crimen de mayor magnitud sucedió en la Unidad Penal de Victoria: una masacre perpetrada por tres internos del pabellón 2, que prendieron fuego un colchón y lo metieron dentro de una celda donde dormían siete presos, cerraron la puerta y en dos minutos terminaron con la vida de seis de ellos. No hay registro previo de un séxtuple homicidio ocurrido en la provincia. Sin embargo, por ser las víctimas seis presos, algunos con condenas leves por hurtos, por ejemplo, el hecho no causó la conmoción de otros casos en la sociedad.


Los femicidios y otros casos de violencia de género encendieron debates y expusieron situaciones de emergencia, que lejos están de haberse cerrado en este 2018.


info 2.jpg


Se viene un 2019 con hechos trascendentes que llegarán los estrados judiciales

El intendente Sergio Varisco, el secretario municipal Walter Rolandelli y el presidente de la Mutual Modelo, Walter Rolandelli, por negociaciones incompatibles con la función pública y fraude, por la tramitación de un adelanto financiero a la entidad, que finalmente no se concretó.


También llegará el juicio contra el exgobernador, Sergio Urribarri, el exministro de Comunicación y Cultura, Pedro Báez (ambos diputados actualmente), al cuñado del primero, Juan Pablo Aguilera, y siete personas más (otro ya firmó un abreviado). Será entre fines de julio y durante casi todo agosto, donde se intentará establecer el presunto direccionamiento de la contratación de campañas publicitarias a favor de las empresas TEP SRL y Next SRL que se le atribuyen a Aguilera. Es por el delito de Negociaciones incompatibles con la función pública.



En el Tribunal Oral Federal de Paraná acaba determinar el juicio más largo, con más imputados y con la condena por narcotráfico más alta hasta ahora. Pero en 2019 habrá otros tres debates igual de complejos, que podrían superar al de la estructura de tráfico de cocaína dirigida por Gonzalo Caudana.



Por un lado, será el turno del juicio de la causa que desbarató el clan Celis que durante muchos años comandó el negocio de la marihuana en Paraná y alrededores. Los hermanos Daniel (Tavi) y Miguel (Titi), están procesados junto a una veintena de personas más, y a cada uno se les endilga un rol en la organización narco, desde los organizadores y financiadores, hasta los colaboradores y vendedores la menudeo. En el debate se ventilará lo que en el procesamiento el juez federal Leandro Ríos llamó "acuerdo político" de Celis con el intendente Sergio Varisco, durante la campaña electoral de 2015. Y quedará de manifiesto el uso de la estructura de personal y vehículos de la Unidad Municipal N° 2 para el transporte de la droga.



Por otro lado, se sentarán en el banquillo los integrantes de otra de las bandas caídas en 2017. Se trata 11 imputados de integrar la organización que habría estado encabezada por Horacio Cachete Viggiano, quien se proveía de la droga en el norte del país o en Paraguay, y Hugo Ceola, quien se la compraba para la distribución y venta en Paraná. En el juicio, al igual que sucedió en la causa, sobrevolará la sombra de Gustavo Barrientos, ya que sindican a Ceola como su mano derecha y sucesor, tanto en la Barra Fuerte de Patronato como en el negocio de la droga, desde que Petaco quedó preso por un doble homicidio.


Asimismo, llegará el turno del juicio contra la banda que se dedicaba a la venta callejera de cocaína en el barrio Paraná XVI, liderada por Fabián González, más conocido como Cabeza de Fierro. La causa tiene a 15 procesados de por narcomenudeo organizado, en un sector disputado con otra banda que cayó en ese tiempo, comandada por Lisandro Pokemon Giménez.

Comentarios