Accidentes domésticos
Martes 26 de Septiembre de 2017

Se recupera el jefe policial que se quemó mientras prendía el fuego para un asadito

El titular de Operaciones de la Jefatura de Feliciano sufrió un importante accidente al confundir el envase: pensó que la botella tenía gasoil pero era la que contenía aguarrás.

El jefe de Operaciones de la Policía de Feliciano, se recupera en su domicilio luego de sufrir un grave accidente doméstico este domingo. Padeció importantes quemaduras en su rostro y brazos al intentar prender el fuego en un asado.
El comisario Luis Pereyra de 44 años se encontraba de franco en su vivienda ubicada en la localidad de Federación.

Según contó a UNO el jefe departamental de Feliciano, Juan Silvetti, el titular de Operaciones se encontraba en su casa descansando y al intentar hacer el fuego para el asado en familia, arrojó un líquido inflamable lo que provocó que las llamas se propaguen rápidamente hasta alcanzar su rostro y gran parte de su cabeza.


El accidente se produjo porque el policía tomó por equivocación una botella de aguarrás, en vez de gasoil por lo que las llamas lo envolvieron.

"Las lesiones parecían más graves, pero resultaron ser leves. Así y todo quedó afectada una parte de la cara, cabeza y brazos por lo que deberá estar un par de días en su casa hasta que vuelva a trabajar", resaltó Silvetti para indicar: "Solo fue un susto, y afortunadamente la sacó muy barata, por lo que habrá que tener en cuenta cómo ocurrió para evitar situaciones parecidas".


Comentarios