Estafas

Se hacían pasar por abogados y se quedaban con haberes de jubilados

La Policía allanó a dos personas que se presentaban como abogados y retenían parte de las jubilaciones a sus clientes. Los investigan por estafas.

Viernes 08 de Julio de 2022

Este jueves por la tarde, las fuerzas de seguridad identificaron a dos personas que se hacían pasar por abogados en Paraná y ahora quedaron involucrados en una causa por estafas a con jubilaciones.

Se trata de personas que se dedicaban a realizar trámites previsionales para adultos mayores y por beneficios para personas discapacitadas, cobrándoles honorarios profesionales sin ser abogados. Pero además, retenían parte de los haberes o de las prestaciones durante varios meses, se informó a UNO.

Los supuestos abogados habían trabajado en el estudio contable de una exautoridad del PAMI Paraná, ya fallecido, donde habría tomado contacto con la actividad previsional.

estafa jublados 1.jpg

Por orden del Juzgado de Garantías N° 4 a cargo de Mauricio Mayer, y con la intervención del fiscal Eric Zenklusen, se realizaron allanamientos en un domicilio del barrio Empleados de Comercio y otro de calle Provincias Unidas, ambos en Paraná, además de la requisa de los autos de esas personas (un hombre y una mujer). Los procedimientos estuvieron a cargo de la División Delitos Económicos de la Policía provincial.

El operativo surgió a raíz de una denuncia realizada en la Comisaría 15°, a través de la cual un hombre relató que su esposa, quien padece una discapacidad motriz, había encargado el trámite previsional y el cobro de la jubilación a las dos personas allanadas, a quienes había conocido a través de una publicidad donde se promocionaba el servicio.

Al contactarse con esas personas, le dijeron que son abogados, lo cual resultó ser mentira. Además le solicitaron documentos tales como DNI y tarjeta de cobro. No solamente se quedaron con esa documentación, sino que además cobraron la jubilación y se apoderaban de una suma de dinero aludiendo que era en concepto de “honorarios”.

Durante cuatro meses realizaron esta actividad, hasta que finalmente el 26 de mayo uno de los supuestos abogados le entregó a la jubilada varios tickets de extracción y movimientos bancarios, pero la damnificada no recibió la mensualidad.

En los allanamientos secuestraron dos notebooks, dos teléfonos celulares, un chip de telefonía, un pendrive, una grabadora, libretas de anotaciones sobre trámites jubilación; y recibos por $50.000 y tickets bancarios con número de cuenta a nombre de la denunciante.

También secuestraron gran cantidad de documentos de trámites de jubilación de distintos departamentos, talonarios con recibos y un trámite realizado con el recibo y dinero por 4.800 pesos.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario