Homicidio
Lunes 26 de Marzo de 2018

Se entregó por el homicidio de Villagra y desvinculó a los otros dos detenidos

Es hermano del exnovio de la hermana del asesinado el viernes a la noche. Ahora se analiza la situación de los tres implicados en el hecho

La investigación por el homicidio de Jonathan Aníbal Villagra tenía a dos detenidos como los principales sospechosos, en base a las pruebas y testimonios reunidos en la investigación. Pero en la noche del sábado se presentó en la Fiscalía un sujeto que dijo ser el autor del disparo que terminó con la vida del joven de 29 años. Se trata de un familiar de uno de los dos arrestados, quien había tenido una relación familiar con la víctima. Ahora, se analiza si uno, dos o los tres detenidos estuvieron implicados en el crimen ocurrido el viernes a la noche en Paraná, y se apuntala un conflicto personal como posible móvil del asesinato.
Villagra había sido ultimado de un balazo en el pecho. Un vecino lo encontró tirado en la esquina de Don Bosco y González Pecotche. El médico forense que practicó la autopsia extrajo el proyectil que había quedado alojado en el cuerpo, y se constató que se trató de un arma calibre 32.
Los dos jóvenes de 18 y 19 años habían sido arrestados en la tarde del sábado por los efectivos de la División Homicidios de la Policía entrerriana. Uno en el pasillo ubicado en calle Rondeau al 1.500, lindante a un arroyo, y el otro cerca, en su vivienda de calle Dobler. El más chico está imputado por el asesinato de Lucas Emeri, ocurrido en el mismo barrio en 2016, cuando era menor, y en abril debe rendir cuentas en el juicio.
Testimonios reunidos por los investigadores apuntaban a dos personas que fueron vistas al momento de salir corriendo del lugar del hecho, luego de escucharse la detonación del arma. Otras evidencias llevaron a que la Justicia ordenara los allanamientos y detenciones que se produjeron el sábado en horas de la tarde.
Los dos jóvenes fueron trasladados a la Alcaidía de Tribunales, donde aún están alojados. Pero unas horas más tarde, alrededor de las 23, entró un muchacho y se presentó en Mesa de Entradas como el responsable del asesinato de Villagra.
Se trata de un joven que fue cuñado de la hermana de la víctima. Su hermano era pareja de la hermana del fallecido. Dijo que fue él quien disparó el arma y afirmó que los dos detenidos no tienen nada que ver con el hecho. Es que uno de estos es su primo. Quien confesó el asesinato fue trasladado a Alcaidía para acompañar a los otros dos acusados. Las sospechas todavía recaen sobre los tres, y ahora todo apunta a establecer si el responsable fue solo quien confesó, o si este actuó junto a dos cómplices y su autoincriminación busca salvar a su primo, quien ya debe responder por el crimen de Emeri.
El fiscal Ignacio Aramberry resolverá hoy posiblemente la o las imputaciones, y luego se evaluará las medidas cautelares de prisión preventiva, arresto domiciliario o libertad con restricciones de cada uno. Mientras, los mismos serán sometidos a la prueba de dermotest, y se esperan otras medidas como ruedas de reconocimiento de persona y los efectos secuestrados en los procedimientos.
La zona de Rondeau al 1.500 no encuentra paz. Cada tanto vuelve a ser noticia por un asesinato o feroces balaceras por enfrentamientos entre grupos de la zona. En 2014 Jesús Villalba murió a los 21 años de un balazo por la espalda, en la emboscada que tenía como objetivo matar a otra persona. Por el asesinato fueron condenados a prisión tres jóvenes. En 2016, Lucas Emeri, de 26 años, recibió disparos en la cabeza en dicha calle a metros de Don Bosco, en el marco de un conflicto con personas cercanas a quienes ahora están en la mira por el crimen de Villagra.

Comentarios