El policía que ascendió y fue incorporado dentro de la Infantería de la Policía de Entre Ríos en Concordia fue esposado y precintado por varias horas para "celebrar" en una escalera.


Diario Río Uruguay señaló el agente "bautizado" está bien de salud.