Secciones
Robo

Robaron un auto a mano armada, los detuvieron pero quedaron en libertad

Dos jóvenes y dos mujeres obligaron a un hombre a bajar de su Peugeot 307 cuando circulaba por calle Procesión Náutica. Fiscalía los liberó

Martes 12 de Marzo de 2019

Un violento asalto vivió un hombre el domingo a la tarde en la zona de Bajada Grande de la ciudad de la ciudad de Paraná, donde cada fin de semana cientos de personas de distintos puntos de la capital provincial se acercan a disfrutar del río.
Más allá de lo traumático del episodio que vivió la víctima, llamó la atención que Fiscalía disponga la inmediata libertad de los cuatro detenidos, dos hombres y dos mujeres, que solo fueron identificados.
Vecinos de la zona se mostraron molestos por la actitud tomada por los fiscales. "Claro, como la víctima no es amiga de ningún integrante del Poder Judicial, los fiscales no hacen nada", dijo una mujer que escribió a UNO molesta por lo ocurrido.
Según pudo conocer UNO, el violento robo ocurrió cuando el hombre de 31 años transitaba en su Peugeot 307 por calle Procesión Náutica, y al llegar a la intersección con calle Valentín Dennis fue sorprendido por tres sujetos desconocidos, los cuales se colocaron delante del auto y bajo amenazas, lo hicieron bajar.
El episodio ocurrió alrededor de los 18, y tras las amenazas, el conductor se bajó del rodado y los tres malvivientes abordaron el automóvil, dándose a la fuga por calle Procesión Náutica hacia calle Larramendi.
De inmediato el damnificado dio avisó al 911, dirigiéndose a la comisaría 11ª a los fines de radicar la correspondiente denuncia. Posteriormente, los policías lograron dar con el rodado en calle Ameghino y República de Siria.
En el Peugeot 307 se trasladaban dos jóvenes de 24 y 26 años y dos mujeres de 21 y 53. El conductor era un joven de 26 años, quien manifestó la misma versión que había denunciado el damnificado por el robo.
El suceso fue puesto en conocimiento a la Fiscalía en turno, disponiendo que ambos jóvenes sean correctamente identificados, pero liberados tras la identificación. En tanto, el automóvil fue formalmente secuestrado, iniciándose el legajo judicial para establecer la real procedencia y propiedad, interviniendo personal de la Dirección Criminalística. Si bien desde la Policía no se han manifestado públicamente contra la actitud de la Fiscalía de liberar inmediatamente a los detenidos, los vecinos están cada vez más molestos y lo hacen saber en cada reunión barrial por la inseguridad que sufren. "Los vecinos se enojan con nosotros, pero nosotros más que detenerlos y llevarlos ante el fiscal no podemos hacer. Ellos son los que tienen que decir qué hacen con esa persona que cometió un delito", dijo a UNO un funcionario que trabaja en una de las zonas más calientes de Paraná y obviamente que para evitar una sanción pidió resguardo de su identidad.

Ladrona escrachada
Una mujer sufrió ayer a la mañana un robo en un local de indumentaria infantil, ubicado en la peatonal San Martín de la capital entrerriana. Con un certero ardid, una oportunista se llevó el monedero de una mujer que estaba abonando lo que había comprado.
Al notar el robo, la mujer concurrió al local y sus propietarios colaboraron, aportando las imágenes de la cámara de seguridad del comercio. En el video se puede ver a otra clienta, que estaba junto a su pequeña hija, frente al mostrador. En un movimiento, la joven cubre el monedero de la damnificada, con intenciones de robarlo, y luego, lo guarda en su mochila.
Sin embargo, el robo que ocurrió en la ciudad de Paraná, tuvo un final inesperado, según contaron las damnificadas.
La víctima del robo dialogó con Elonce y dijo que no se trata de un extravío, "ella tenía todas las intenciones de robarla, porque cubrió la billetera cuando yo estaba pagando con la tarjeta", afirmó a este medio, y agregó: "Después de pagar, se me fue de la mente la billetera y cuando tuve que pagar otra cuenta, me acordé", explicó.
"La gente del local nos ayudó con el video y la empezamos a escrachar en Facebook", dijo la hermana de la víctima a Elonce, y agregó: "Nosotros somos siete hermanos, más nuestros amigos, se viralizó en poco tiempo", afirmó Nadia.
En el monedero había documentación personal, tarjetas y otros documentos para realizar trámites de suma importancia. Según contó Nadia, a la tarde la joven acusada del robo le estaba escribiendo por WhatsApp para devolver lo robado. "Fue tanto el escrache que nos buscó por Facebook para devolverla. Ella nos dice que encontró el monedero, pero es ella la que lo robó", dijo.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});