Secciones
Policiales

Quiebra de Waigel: si pagan 800.000 pesos, quedan libres

Los ocho acusados de la megaestafa en la firma de Crespo se abstuvieron de declarar. Se les dictó la excarcelación a cambio de una caución real. La Policía está alertada de posibles escraches violentos.

Jueves 01 de Noviembre de 2012

Javier Aragón / Redacción de UNO

jaragon@unoentrerios.com.ar

Tal cual se preveía y frente al tenor de la acusación como del amplio expediente existente, los ocho imputados de la quiebra fraudulenta de la empresa Waigel de Crespo decidieron abstenerse de declarar ante el juez de Instrucción Elvio Garzón. De esta manera, al reclamarse la excarcelación, la misma fue otorgada, pero deberán pagar en las próximas horas 100.000 pesos por persona para poder recuperar la libertad, trámite que ayer no pudieron cumplir.
 

De esta manera siguen alojados en la Alcaidía de Tribunales y en la División de la Mujer y Minoridad: Miguel Waigel, Maricel Waigel, Nancy Waigel, Juan Pablo Waigel y Andrea Waigel.
 

En tanto que a Artemio Waigel, su esposa María del Carmen Schoereder, su cuñada Rosa Butazoni (viuda de Fermín Waigel), por ser mayores de 60 años se les dio la posibilidad de contar transitoriamente hasta que junten el dinero y lo entreguen en Tribunales, la prisión domiciliaria.
 

Ayer en el Juzgado de Garzón hubo un amplio movimiento con el traslado de los detenidos, como de la llegada de los abogados defensores Miguel Cullen, Guillermo Vartorelli y Jorge Sueldo. Tras notificarle la abstención en la indagatoria, el magistrado decidió realizar en horas del mediodía una audiencia con todas las partes para definir el planteo de excarcelación reclamado por los letrados que asisten a los denunciados.
 

En esa instancia los fiscales Ignacio Aramberry y Juan Montrull rechazaron la libertad de los imputados por entender que se ponía en riesgo la investigación, y tras fundar la excarcelación los defensores, el magistrado decidió otorgarla, pero bajo el pago de una fuerte caución real de 100.000 pesos por persona.
 

Garzón explicó a UNO que en la jornada del miércoles el pago del dinero no fue ejecutado por ninguno de los detenidos, por lo que seguirán en esa situación hasta tanto cumplimenten la caución.
 

En tanto, aclaró que tres personas por ser mayores de 60 años, y hasta tanto no abonen los 100.000 pesos se dispuso su detención domiciliaria en Crespo. “El resto de los imputados seguirán alojados en la Alcaidía”, resaltó.
 

Otra de las resoluciones que tomó Garzón fue ampliar por el término de 24 horas el secreto de sumario, lo que lleva a los abogados defensores a tener la posibilidad de contactarse con el expediente recién una vez que finalice la medida judicial. “De esta manera los defensores van a poder tener acceso al expediente, a los fines de poder ejercer la defensa de sus asistidos y solicitar las medidas que estimen pertinentes”, resaltó Garzón.
 

El juez que investiga la causa recordó que todo se inició por la presentación formulada por los síndicos de la firma Waigel que actuaron en el concurso donde detectaron posibles irregularidades penales”.
 

Advirtió que en el proceso, “en su momento el fiscal había requerido el archivo, dado que no estaba declarada la quiebra, pero una vez declarada la misma habría un presupuesto que era necesario a los fines de que continúen con la acción investigativa y sus posibles responsabilidades en las personas denunciadas”.

 

Caricias y tensión
En tanto, ayer mientras se realizaban las audiencias en el juzgado, se acercó uno de los esposos de los detenidos. El hombre, de dos metros de altura y rostro adusto, esperó más de una hora para poder ver a la mujer, que salió esposada. Allí pudo dialogar brevemente para darle aliento en la acción de los abogados defensores y luego despedirse con un beso y una caricia.
 

La detenida dejó correr algunas lágrimas y marchó a la par de las dos funcionarias policiales que la custodiaron hasta la Alcaidía.
 

En tanto, la Policía de Crespo está alerta por posibles escraches o situaciones violentas que puedan sufrir los imputados a los que se les otorgó la prisión domiciliaria.
 

Se hizo saber a UNO que algunos de los 2.000 afectados que perdieron todos sus ahorros por casi 50 millones de pesos, estarían dispuestos a todo, incluso de ir hasta las viviendas de los Waigel para exigir explicaciones sobre la gran estafa.

Más restricciones y salidas prohibidas

Si los ocho imputados pagan los 800.000 pesos, mientras continúe la causa judicial tendrán que cumplir varias restricciones dictadas por el juez de instrucción Nº 7.
 

Los mismos tienen prohibido salir del país bajo cualquier causa. En esa línea también tendrán que pedir permiso a la Justicia para poder salir de la provincia de Entre Ríos. En esa situación deberán informar el motivo del viaje y cuánto tiempo durará.
 

Los tres imputados mayores de 60 años tendrán que presentarse todos los viernes entre las 7 y las 8 en la comisaría de Crespo para notificarse de las resoluciones judiciales.
 

De la misma manera las cinco restantes personas, una vez que obtengan la libertad, tendrán que viajar todos los viernes al Juzgado de Garzón para tomar conocimiento de las medidas en trámite.
 

Finalmente, se les hizo saber que se deben abstener de mantener cualquier tipo de contacto con los testigos, denunciantes o afectados de la causa.
 

Por otra parte, se supo que ayer se realizaron tres procedimientos en registros automotores de Paraná y Santa Fe donde se habrían realizado trámites de ventas de vehículos de la empresa. En esa línea, se conoció que se dispuso citar a declaración a 70 testigos de Crespo y la región.

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario