Secciones
Policiales

Quiebra fraudulenta: aún no se logra la libertad de los Waigel

Los familiares, que se encuentran divididos, tienen dificultades para conseguir los 100.000 pesos por persona. Tratan de entregar autos o casas para pagar la fianza en medio de más allanamientos.

Viernes 02 de Noviembre de 2012

Los ocho integrantes de la familia Waigel imputados de la quiebra fraudulenta por más de 50 millones de pesos siguen presos o con arresto domiciliario, sencillamente porque no consiguieron los 100.000 pesos que debían pagar para obtener la caución real. Tratan por todos los medios de llevar al Juzgado autos, camiones o casas para que se los tome a cuenta de la fianza.
 

De esta manera siguen alojados en la Alcaidía de Tribunales y en la División de la Mujer y Minoridad: Miguel Waigel, Maricel Waigel, Nancy Waigel, Juan Pablo Waigel y Andrea Waigel.
 

En tanto que a Artemio Waigel, su esposa María del Carmen Schoereder, su cuñada Rosa Butazoni (viuda de Fermín Waigel) por ser mayores de 60 años se les dio la posibilidad de contar, transitoriamente hasta que junten el dinero y lo entreguen en Tribunales, con prisión domiciliaria.
 

Ayer los abogados de los detenidos entregaron en el Juzgado como parte del pago de la fianza un par de automóviles, un camión y una casa. El problema que les surgió a los defensores de los detenidos es que se les exigió que constituyan una hipoteca sobre la propiedad, y que a los vehículos se les acerque la documentación de libre deuda y acreditación de la titularidad. Tales trámites les llevará como mínimo 48 horas más, para lo cual llamó la atención la falta de efectivo demostrada por la familia.

¿Escraches?
En tanto la Policía, tal como adelantó UNO ayer, tomó una doble medida a fin de resguardar la causa judicial en las dos casas donde se encuentran las personas con prisión domiciliaria.
 

En este sentido, se informó que desde el Juzgado de Garzón se ordenó colocar una custodia policial permanente para evitar la fuga de los mismos y de esa manera garantizar el avance de la causa.
 

Sin embargo, se supo que algunos de los 2.000 ahorristas y acreedores afectados por la maniobra fraudulenta estarían dispuestos a ir a “visitarlos” para tratar de recuperar una parte del dinero perdido.
 

Por otra parte, ayer se levantó el secreto de sumario, por lo que los abogados defensores ya están en condiciones de poder interiorizarse sobre la acusación.
 

Finalmente, se dispusieron nuevos allanamientos en Crespo y Paraná para profundizar las denuncias.

Profesionales en la mira
El fiscal en la causa que investiga la megaestafa en Crespo, Ignacio Aramberry, informó a UNO que se están desarrollando más medidas con el fin de tratar de establecer responsabilidades de profesionales de la región que pudieron haber colaborado en las maniobras fraudulentas.
 

Por otra parte, hay ahorristas que están impulsando en la Justicia que se trate de averiguar qué pasó con la fortuna de los Waigel.
 

Los acreedores y afectados por la quiebra fraudulenta entienden que esta acción de “hacer ver que se encuentran más que pobres”, es solo parte de las mismas maniobras para ganar tiempo y evitar que se salden las deudas en los remates pautados.

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario